JUGABILIDAD DE ALTURA…


… mejorada gracias a la pantalla táctil. A nivel de control, el juego que nos ocupa es sobresaliente en todos los aspectos. Manejar a Link con el mando analógico y los botones de acción resulta sencillo, comprobar cómo el sistema que fija a los enemigos funciona realmente bien es un alivio, y la posibilidad de centrar la cámara en cualquier momento nos permitirá mantener siempre la perspectiva idónea. Una novedad en este sentido reside en la opción de mover la cámara en primera persona mediante el giroscopio de Nintendo 3DS. De esta forma, si movemos nuestra consola el punto de vista variará, algo que funciona mejor sin el 3D activado o combinándolo con el stick analógico para no tener que girar sobre nosotros mismos si queremos ver lo que hay detrás del personaje.

Por otra parte, contar con la pantalla inferior para manejar el menú, seleccionar ítems, consultar el mapa o equiparnos con diferentes armas y vestimentas es una mejora radical respecto al sistema utilizado en Nintendo 64. La pantalla táctil permite una mejor gestión de nuestro inventario y una consulta del mapa mucho más funcional. En términos generales, disfrutar de Ocarina of Time en nuestra Nintendo 3DS es más gratificante que hacerlo en GameCube o en Nintendo 64.

HYRULE, MAGIA EN 3D

A medida que se acercaba el lanzamiento de The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D, muchos nos preguntábamos hasta qué punto mejoraría el título con respecto al original. Básicamente, temíamos que simplemente se tratara de un remake puro y duro con mejoras gráficas leves y un apartado visual adaptado a las particularidades estereoscópicas de la última consola portátil de Nintendo. Nada más lejos de la realidad: el título que nos ocupa es un remake tratado con sumo mimo, capaz de sorprendernos una vez más gracias a un cuidado apartado técnico y un embriagador acompañamiento sonoro.

Una de las mejoras que más llama la atención es el modelado de Link: el Héroe del Tiempo ha ganado en expresividad, elementos como la ropa o el pelo están más detallados y suavizados, mientras que las animaciones se han pulido a conciencia. Esto último también ocurre con los personajes: para que no nos de la sensación de estar ante un videojuego de los años 90, han sido revisados los movimientos más importantes de todos ellos para que queden perfectos.

Pero, si hay algo que nos ha sorprendido de manera abrumadora, es el rediseño al que han sido sometidos los interiores de las casas, las tiendas y, en especial, los callejones y lugares de la Ciudadela del Reino. Los que hayáis jugado al original, podréis recordar perfectamente cómo todos estos elementos no pudieron recrearse con el motor del juego por problemas técnicos de la época. Para salir de este escollo, Nintendo utilizó gráficos prerenderizados dinámicos que, aunque gozaban de mayor detalle, no desprendían el realismo y la frescura de los entornos tridimensionales. En Zelda: Ocarina of Time 3D podemos disfrutar de cálidos interiores tridimensionales, plagados de detalles y elementos que enriquecen el conjunto, y una ciudadela totalmente modernizada a nivel técnico mediante un modelado, texturizado e iluminación dignos de mención.

Ya que tocamos este tema, el paso del día a la noche en Zelda: Ocarina of Time 3D es un espectáculo para los ojos. Observar como los tonos se vuelven más cálidos a medida que atardece, o cómo un cielo plagado de brillantes estrellas nos envuelve mientras anochece, resulta realmente espectacular, más aún teniendo en cuenta que la adaptación a las particularidades 3D estereoscópicas del videojuego que nos ocupa es la mejor hasta la fecha en términos globales. Los entornos ganan en profundidad, los cuidados modelados de los personajes ofrecen un volumen inusitado y los diferentes planos que se suceden en la lejanía logran mejorar la ambientación del original de manera considerable.

Para terminar, hemos de reconocer que, pese a no contar con demasiadas novedades en este aspecto, la BSO original de Ocarina of Time compuesta por Koji Kondo se escucha bastante mejor en Nintendo 3DS, gracias a una revisión de la partitura original añadiéndole una mejora en la calidad del sonido muy notable. Los efectos también han sido mejorados, sirviendo como acompañamiento perfecto a una ambientación potenciada por el ruido de los grillos al caer la noche, o el canto del Gallo cuando amanece en Hyrule.

THE LEGEND OF ZELDA: OCARINA OF TIME 3D-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y Apartado técnico.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Sergio Melero 22 | 06 | 2011