AFERRÉMONOS


Tactics Ogre: Let Us Cling Together presenta mecánicas tan frescas que los jóvenes fans del género pensarán que se encuentran ante una continuación indirecta de Final Fantasy Tactics en lugar de hallarse ante su antecesor espiritual. El título de Matsuno sale vencedor en cualquier comparación con juegos contemporáneos; la amoralidad de sus personajes o la -en ocasiones- futilidad de sus esfuerzos supera la trama de FFT, mientras que su flexibilidad multidisciplinar -temporal, profesional…- deja en cueros a Disgaea, el rey de la obsesión estadística por excelencia.

Su capacidad de camuflarse entre la sangre joven se debe en parte a la notable labor de Square Enix en la adaptación a PlayStation Portable. La desarrolladora podría haber creado un lavado de cara irreconocible o un burdo copiar/pegar de píxeles, pero se ha conseguido un equilibrio perfecto. El mundo de Valeria es perfectamente reconocible, mas no se puede decir lo mismo de su convulso menú original, que ha sido remodelado para agilizar la gestión de las unidades. Al contrario que ocurrió con el remake de Final Fantasy Tactics, el ritmo de las batallas no sufrirán injustificadas ralentizaciones o tiempos de carga más longevos que las propias preparaciones para las batallas.

Precisamente una de las pocas cosas que se le puede recriminar a Let Us Cling Together es que le pide mucho tiempo y paciencia al usuario. Una simple escamaruza durará una hora… o más, si un descuido provoca una serie de catastróficas consecuencias. El diseño del menú se ha simplificado, pero dominar y entender todos y cada uno de sus recovecos sigue siendo un objetivo que se cumplirá a largo plazo. Finalmente, la libertad para construir el mini-ejército a gusto de consumidor implica interludios bélicos de cuarto de hora para perfilar los 50 componentes.

Pero una amante exigente suele conllevar arrumacos más pasionales que los de un affaire con menos carácter, y Tactics Ogre no iba a ser una excepción. Si el neófito logra superar la pesadumbre que le acechará al contemplar la práctica infinitud de las posibilidades a su alcance, descubrirá un título que se desarrolla a partir de las decisiones que tome el usuario -tanto a nivel narrativo como jugable- hasta el punto que éste sentirá que el abuso étnico que sufren los protagonistas también es suyo. Demostrando que la referencia a Queen no era un antojo trivial, la obra de Yasumi Matsuno se aferrará en la memoria de aquellos que la descubran para no soltarse jamás.

LO MEJOR

– Excelente readaptación del clásico de Matsuno.
– La flexibilidad de las mecánicas permite al jugador tejer una estrategia a medida.
– Trama compleja repleta de ramificaciones.
– Contenido post-créditos a rabiar.

LO PEOR

– En inglés.
– Exige mucha dedicación y paciencia.

TACTICS OGRE: LET US CLING TOGETHER-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Daniel Cáceres 18 | 03 | 2011