La mítica saga de lucha de Capcom aterriza en Nintendo 3DS como uno de sus títulos de lanzamiento y se convierte instantáneamente en uno de los juegos obligados para cualquiera que se haga con la nueva portátil durante sus primeros días de vida en Europa. Ryu, Ken, Bison, Chun-Li y compañía se adaptan perfectamente a la situación y nos ofrecen una obra divertida, visualmente atractiva, que nada tiene que envidiar a la versión del título que está disponible desde hace tiempo para PS3 o Xbox 360.

Con el 3D activado podremos experimentar la saga Street Fighter como no lo habíamos hecho hasta el momento. Tanto si jugamos en solitario como si optamos por las partidas en línea, Super Street Fighter IV 3D Edition nos mantendrá pegados a la pantalla de nuestra 3DS e, incluso, nos permitirá conseguir extras y premios con la consola en modo de espera, gracias al sistema Street Pass. Os invitamos a descubrir las claves del éxito de esta versión del ya mítico juego en el análisis que os ofrecemos a continuación.

TOLLINAS Y SOPAPOS EN 3D

Super Street Fighter IV 3D Edition demuestra de lo que es capaz la nueva Nintendo 3DS. El apartado gráfico del título no se resiente en ningún momento y solo notaremos que estamos jugando a una versión portátil del juego porque la pantalla es más pequeña. Por eso y por la inactividad de los fondos y escenarios, un pequeño truco que permite que los personajes tengan un número de detalles en sus movimientos y combos digno de mención. Todos los luchadores estarán presentes desde el principio y cada uno mantendrá sus virtudes y defectos en el plano jugable.

Por supuesto, lo más llamativo e interesante del título es su compatibilidad con el efecto 3D de la consola, todo un lujo que nos ha dejado maravillados. Aunque aún no hemos probado todos los títulos de lanzamiento de la portátil, dudamos que alguno consiga sacar mejor tajada del efecto 3D. Y, para colmo, SSFIV 3D Edition hace gala de varios efectos tridimensionales. El primero de ellos es el habitual, donde se ofrece una sensación de profundidad perfecta, los personajes aparecen en primer plano y el escenario queda en otro diferente. El segundo podría ser descrito como 3D isométrico y nos presenta el combate desde un punto de vista diferente, nunca antes visto en la saga.

Con esta modalidad de juego (seleccionable en los menús), la cámara se posicionará, más o menos, en los hombros de nuestro personaje, algo que podréis comprobar mucho mejor en las imágenes que acompañan a este análisis. Sea como fuere, esta modalidad 3D puede resultar algo incómoda al principio, ya que no tendremos puntos de referencia sobre los que basarnos para realizar nuestros ataques. Al final, sabremos controlar a nuestro personaje predilecto con igual destreza, sin fijarnos en el 3D y en demás aspectos que el motor MT Framework Mobile mueve con tremenda fluidez.

En lo que respecta al apartado sonoro, la obra de Capcom cumple con nota y consigue trasladar los efectos de una televisión son un sonido decente a unos pequeños altavoces situados a ambos lados de la pantalla superior de N3DS. El uso de auriculares también resulta cómodo, por lo que podréis optar por cualquiera de estas dos opciones sin preocuparos por quedaros sordos. Las melodías de siempre estarán armonizando la velada y las voces en inglés (con subtítulos en la pantalla táctil inferior) servirán para hacer más entretenido cada combate.

¡HADOUKEN!

Además de en materia visual, si por algo ha conseguido enamorarnos este SSFIV 3D Edition es por su jugabilidad, casi perfecta. Podremos mover a nuestro personaje con el “stick” analógico de la consola u optar por la cruceta tradicional. Cualquiera de los dos métodos ofrecerá resultados positivos y dependerá únicamente del jugador escoger cuál se adapta mejor a su gusto. Los combos y demás movimientos especiales se realizarán de la misma forma en la que se viene haciendo desde tiempos ancestrales, cuando la “media luna + puñetazo” del Hadouken nos provocaba orgasmos variados.

Y no acaba ahí la cosa. Capcom sabe que Nintendo 3DS es una consola con un público mayor que PS3 y Xbox 360, especialmente en el plano casual. Y, ¿acaso los usuarios casuales no tienen derecho a poder realizar sus combos y movimientos especiales? Para ello, la desarrolladora ha implementado un sencillo sistema de combos en la pantalla táctil inferior. Tendremos cuatro movimientos especiales disponibles que se ejecutarán sin necesidad de más complicaciones que pulsar la pantalla con el “stylus” o con nuestros dedos.

Y que no se preocupen los jugadores tradicionales. Los modos online hacen la distinción necesaria para que estos usuarios menos puestos en la materia jueguen entre si. Pros por un lado y novatos por otro, una forma de discriminación positiva que nos parece de lo más acertada. Acertada y lógica, porque sería un verdadero caos combatir con un jugador Pro que domina a la perfección todas las técnicas o con un jugador novato que tiene los dedos más rápidos del mundo Street Fighter. El resto de movimientos se mantienen, con tres botones de puñetazo y tres de patada, siendo los más fuertes los gatillos traseros de la consola.

MODOS DE REPARTIR GUANTAZOS

En Modos de juego, este Super Street Fighter IV 3D Edition viene bien cargadito. Nos encontramos con el siempre necesario modo Arcade, donde podremos conocer la historia de todos los personajes, con sus vídeos iniciales y finales y demás interesantes añadidos. También tendremos el modo Versus, con el que podremos combatir con otras personas que tengan una 3DS en su poder de forma local y, atención, sin necesidad de poseer el cartucho del juego (uno de los dos debe tenerlo, claro está), aunque esto signifique que sólo puede escoger a Ryu. El modo Versus 3D es exactamente igual que el anterior, salvo que con la vista isométrica como única opción.

También encontraremos el modo Entrenamiento, con el que podremos enfrentarnos a cualquier rival sin miedo a que nuestros golpes reciban réplica, ideal para practicar los combos y ataques más espectaculares. Junto con este tipo de juego, tendremos el modo Desafío, que nos ofrecerá 24 pruebas individuales para cada uno de los 35 personajes, así como las fases de bonus de romper barriles y destrozar un vehículo a porrazo limpio. Y no podemos olvidarnos de los logros que conseguiremos mediante Stree Pass, con una colección de figuras ideal para coleccionistas virtuales y combates digitales que nos reportarán premios en el juego.

Entrando en materia multijugador, destacar el excelente servicio que ofrece SSFIV 3D. Podremos jugar en partidas personalizadas, donde seremos nosotros los que elegiremos todos los aspectos seleccionables, y partidas rápidas, donde encontraremos a un rival con ganas de bronca en menos que canta un gallo. Es impresionante lo bien que funciona el modo online, sin caídas que afecten a las partidas, aunque para conseguir alguna victoria será necesario algo más que una conexión decente a Internet. La habilidad de cada cual dictará sentencia en este sentido. Y es que Super Street Fighter IV para Nintendo 3DS consigue el sobresaliente en todos sus apartados, nos ofrece todos los contenidos en un pequeño cartucho y nos permite pelear contra personas de todo el mundo. Su compra debería ser recomendada por los amantes del mejor ocio virtual. En JuegosDB le ponemos el sello de calidad que merece.

SUPER STREET FIGHTER IV 3D EDITION-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Antonio López 25 | 03 | 2011