El juego combina plataformas, exploración y combates cuerpo a cuerpo en pantallas de desplazamiento lateral en 2D muy old school por las que Hiryu se desplaza con habilidad, dinamismo y velocidad, todo un Metroidvania. Nuestro personaje salta, ejecuta auténticas acrobacias en el aire, trepa con ayuda de su climb sickle, y acaba con todos los enemigos con sus dos sai bien afilados. Conforme avancemos desbloquearemos diferentes técnicas especiales para atravesar suelos o sabotear puertas.

Strider

Su mecánica difiere del Strider clásico, y esta versión en HD presenta una jugabilidad menos lineal y un mundo masivo con grandes posibilidades para la exploración. Además, a diferencia del arcade de los 80, en el nuevo Strider de 2014 Hiryu tiene que ir ganando sus poderes uno a uno.

Entre las técnicas especiales que añadimos a nuestro repertorio poco a poco destacan los diferentes Option. Con el “Option C” lanzamos una ráfaga de energía en forma de águila que abate a los enemigos, con el “Option B” invocamos  a un compañero robot y con el “Option A” disparamos drones.

Strider

Para desplazarnos por los niveles utilizaremos un minimapa en la parte derecha de la pantalla. Es nuestro gran aliado para explorar cada rincón en horizontal y vertical y hacernos con todas las mejoras de vida, de energía y los extras de arte conceptual. Para acceder a algunas partes del mapa en las primeras pantalla, nos harán falta poderes que adquirimos más adelante, por lo que para conseguir el cien por cien de los objetos deberemos regresar más adelante.

Los soldados del régimen y los mercenarios a sueldo van subiendo de nivel a medida que nos acercamos al Gran Maestro Meio y todas las mejoras serán pocas para hacerles frente. Por suerte, la vida no es un bien escaso en Strider y podemos avanzar con cierta vehemencia, lo que hace que el ritmo del juego solo tenga pausa para repasar en el minimapa los laberintos escondidos, si estamos interesados.

Ahora que hemos podido probar la versión completa, podemos decir que al modo historia le guardan las espaldas dos modos desafío, uno contrarreloj y otro survival (Beacon Run y Survival), con los que podremos medirnos al resto de jugadores del título de Capcom. Un incentivo que sin añadir nada nuevo, puede expandir la vida de Strider para muchos jugadores. Y a esto se añade la posibilidad de crear nuestro propio ninja strider para competir en estas modalidades.

Beacon Run
Survival
Personalizar tu Strider

Controlar al personaje es sencillo, aunque debemos memorizar algunas combinaciones de botones para movimientos especiales, sin embargo, una lacra para ese dinamismo que impera en el juego se presenta a veces en forma de escalada, que no es todo lo fluida que nos gustaría, pero es cuestión de cogerle el punto.

El ninja definitivo se pasa al HD

En el apartado gráfico, este Strider HD sigue fiel a los diseños de los juegos originales aunque adaptándose a las posibilidades que ofrecen las consolas de séptima y octava generación. Además, se ha añadido un ligero efecto cellshading (que sobre todo podemos ver en el humo) que da un aire manga al juego y que favorece en su conjunto. El apartado técnico consigue ir al ritmo que marca el desenfrenado avance y las luces que desprende nuestro personaje al atacar así como las múltiples partículas que se desatan al derrotar a un enemigo están bien conseguidas.

El diseño de los escenarios, aunque muy detallado y variado, artísticamente sigue una línea tan similar que es difícil diferenciar las diferentes áreas del juego.

Las versión para Xbox 360 se ve a 720p y 30fps, y como comprobamos en nuestras impresiones días atrás con una versión preview para esta consola, el resultado parecía inmejorable. Sin embargo, en PC, PS4 y Xbox One llega a los 1080p y los 60 fps y el juego gana un punto en velocidad y en calidad gráfica.

Su banda sonora, una vez más, apuesta por tirar de la nostalgia y se compone de temas modificados del Strider original y que son perfect0s para un arcade liviano en historia pero abundante en diversión.

ANÁLISIS DE STRIDER – ÍNDICE

Rocío González en 18 | 02 | 2014