SONIDO, ANIMACIÓN Y GRÁFICOS

graficos the old republic

Al terminar de editar comienza el juego en sí, con la fanfarria mítica de Star Wars y el texto deslizándose hacia el fondo estrellado. Aquí debemos hacer un pequeño inciso… tanto si disponéis de altavoces como si usáis auriculares, subid el volumen. La banda sonora es absolutamente magnífica, la música introduce las escenas, acompaña en las batallas y ameniza el deambular por los planetas, con decenas de matices y pistas diferentes para cada uno de ellos. Los sonidos nos transportan directamente al Universo Star Wars, los blaster suenan idénticos a las películas, los animales rugen con diferentes sonidos, los robots emplean lenguajes metálicos, las ametralladoras son atronadoras y los sables láser vibran a cada impulso. No puede ponerse ni un solo pero… salvo a que los diálogos sean todos en inglés.

Tras el texto deslizándose comienza la historia de nuestro personaje introducida por una elaboradísima cinemática. Una diferencia con otros MMO es el modo de introducir las misiones. En otros juegos se despliegan menús o ventanas donde aparecen textos, o simplemente las misiones aparecen como por arte de magia en nuestro diario tras aceptarlas, pero en The Old Republic todas, absolutamente todas las misiones van precedidas de una introducción cinemática con opciones de diálogo equiparables a los juegos en solitario, con una calidad que hace pensar que estamos jugando el siguiente capítulo de Caballeros de la Antigua República. Los diálogos siempre tendrán 3 opciones, una más empática con quien estemos hablando, una sarcástica y otra más agresiva o despectiva. Según cómo queramos que sea nuestro personaje iremos eligiendo una u otra opción, teniendo en cuenta que, además, en algunos momentos nos darán puntos hacia el lado Luminoso o hacia el lado Oscuro de la Fuerza (lo que viene marcado por dos símbolos claramente identificables y visibles, una estrella blanca sobre fondo azul y un triángulo invertido sobre fondo rojo). La acumulación de puntos y nuestra adhesión a uno u otro extremo nos dará acceso, mucho más adelante, a ítems y poderes exclusivos, así como nos creará amigos y enemigos según avance la trama.

El interface es relativamente intrusivo debido a la cantidad de elementos de guía o acceso que suele llevar todos los MMO, con opciones de personalización características y propias igualmente de este tipo de juegos. El mapa hace imposible perderse marcando la dirección de las misiones y enemigos cercanos incluso cuando las transiciones de área no son apreciables en el juego y pasamos a una nueva zona, lo que se agradece en un mundo persistente (o quizás sería más exacto decir muchos mundos y planetas completos repletos de planos diferentes) con una cantidad ingente de terreno por explorar y centenares de cuevas y rincones para curiosear, lo que es más que recomendable porque de vez en cuando aparecen pequeñas recompensas que dan alguna que otra ventaja de juego.

Pese al interface (BioWare está trabajando en hacer una UI bastante más amable y personalizable) podemos disfrutar de unos gráficos excelentes, con texturas bien resueltas, movimientos fluidos animaciones bien realizadas y buen funcionamiento incluso en ordenadores con relativa poca potencia. Cabe destacar que las animaciones (sobre todo durante la batalla) son realmente excelentes, superando con mucho a lo que estamos acostumbrados los jugadores de MMO. A modo de ejemplo, la primera vez que saltas sobre un Jedi pensando que no te ha detectado y, en mitad de tu salto, enciende su sable y para tu golpe (como si hubiese sentido tu presencia)… digamos que no puedes evitar agarrarte al ratón y echarte hacia delante hasta casi tocar la pantalla con la nariz concentrándote para evitar su contraataque y lanzando al mismo tiempo maldiciones al aire. Si el ordenador tiene una buena tarjeta y podemos activar todos los filtros y sombras nos encontraremos con un juego de estética muy similar al Caballeros de la Antigua República pero con mejores movimientos y geometrías más elaboradas, lo cual y pensando que estamos hablando de un Multijugador Masivo en línea es mucho decir. Con todo, y a pesar de que el aspecto general es bueno, los gráficos y texturas podrían ser mejorables y ante el resultado final uno duda si desde BioWare han intentado darle un cierto tono retro para recordar el Caballeros de la Antigua República o si se han quedado en un punto demasiado ambiguo entre lo edulcorado y lo realista.

MISIONES Y BATALLAS

sith en the old republic star wars

La dinámica básica será la misma que en todos los masivos: misiones para cumplir por encargo, en su mayoría basadas en ir eliminando todo enemigo que se cruce en nuestro camino, en hablar con uno u otro NPC o llevar un objeto a alguien. Además aparecerán las típicas misiones extra de “Elimina X animales de la zona para acabar con la plaga” de modo automático que supondrán un plus en puntos extra y quizás algún objeto. Existen misiones específicas para nuestra clase, marcadas por “portales verdes” que permiten el acceso a determinadas zonas. Estas misiones son importantes por dos motivos: el primero es que forman parte fundamental de la historia de nuestro personaje, por lo que dan una profundidad al juego como no recuerdo en otros MMO, y lo segundo es que las realizaremos completa, total y absolutamente solos, es decir, ningún otro jugador nos acompañará (salvo nuestro compañero o si es una zona donde se permita invitar a alguien para que te apoye en alguna misión) y tendremos la sensación de ser los únicos protagonistas del juego, algo que resulta muy difícil de conseguir en un masivo.

Conviene hacerlas todas y cada una de ellas, tanto las de encargo, como las extra, como las misiones específicas de nuestro personaje y mientras las vas completando ir entreteniéndose en las zonas por las que pases para acumular experiencia ya que, si no lo haces, es probable que al llegar a tu destino tengas el nivel requerido para activar la misión pero no el suficiente como para acabar con los enemigos a los que vas a enfrentarte, así que es más que aconsejable el ir 2 o 3 niveles por encima del que se supone que debes llevar.

Los enemigos son fáciles de derrotar en los primeros niveles, pero a partir del nivel 10 la cosa comienza a complicarse y puede ocurrir que lo que antes era fácil, enfrentarse a 4 NPC podía resultar casi un paseo (y más en el momento en que tenemos un compañero), ahora resulta casi imposible a no ser que planees bien tu ataque y no pierdas medio segundo de concentración. Incluso, en muchas ocasiones, un par os lo pondrán difícil. Si alguna zona es especialmente difícil pasad a la anterior, levear y más tarde tendréis la ocasión para volver y repartir a diestro y siniestro, pero no os empeñéis en avanzar porque a cada grupo de enemigos que os enfrentéis moriréis seguro.

Con respecto a los ataques, poderes y luchas debemos decir que están bien realizados, con animaciones mucho más que correctas y por encima de la media. En los ataques y defensas básicas tardan 1’5 segundos en regenerarse, lo justo para completar una animación, y los ataques más complejos necesitan tiempo para poder ser lanzados, así que hay que saber dosificarlos especialmente contra los enemigos más poderosos. En las muchas horas de juego no hemos podido apreciar lag y hay que comentar que, pese a jugar en un servidor masificado y denso no hay centenares de usuarios correteando a tu alrededor como ocurre con otros juegos. No significa que no te los cruces o que no los haya, sino que la sensación es de estar en una zona poblada pero no masificada.

STAR WARS: THE OLD REPUBLIC – ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción, primeros pasos y clases.

PÁGINA 2 – Apartado técnico, misiones y batallas.

PÁGINA 3 – Crafting, historia y mejoras.

PÁGINA 4 – Conclusiones.

Rodrigo Perez 15 | 02 | 2012