La saga Spec Ops, cuya trayectoria la convierten en una de las más longevas del género bélico a nivel global (pese a que no resulta tan conocida como CoD, Battlefield y compañía), pretende con The Line ofrecer al usuario un planteamiento totalmente renovado. No en vano la saga ha permanecido en el limbo durante casi 10 años.

Es por ello que muchos usuarios de consolas de nueva generación piensen que Spec Ops: The Line es en realidad una nueva IP de 2K Games. Nada más lejos de la realidad; el primer título de la franquicia se lanzó en PC durante el año 1998 bajo el subtítulo Rangers Lead The Waym y los creadores (Zombie Studios) lanzaron dos producciones más en un corto lapso de tiempo. A partir de ahí, Take Two tanteó la distribución de algunos títulos de la franquicia.

La idea primegenia era la de crear un shooter en tercera persona con un importante componente estratégico, idea que ha tenido desigual importancia a lo largo de la saga. En el videojuego que nos ocupa, Yager se ha tomado algunas libertades creativas en lo respectivo al desarrollo dramático para que The Line, además de ofrecer acción y estrategia táctica, ofrezca un arco interactivo tan imprevisible y complejo como el de la película Apocalypse Now de Coppola. ¿Qué tal ha salido la jugada?

DUBAI, SANGRE Y ARENA

Martin Walker, jefe del escuadrón Delta (nos acompañarán Adams y Lugo), tiene ante si una misión que, en principio, no debería suponer ningún problema dada su dilatada trayectoria: establecer un plan de reconocimiento de la ciudad de Dubai, una urbe venida a menos a causa de un desastre natural de proporciones épicas, para intentar encontrar supervivientes del escuadrón 33. El caos se ha apoderado de la ciudad, los gobiernos internacionales no quieren hacerse cargo de la situación y, además, el escuadrón 33 liderado por John Konrad, que en teoría había sucumbido, ha intentado retomar el contacto con la central por medio de una débil señal.

Cuando llegamos al campo de batalla, pronto nos veremos involucrados en una rocambolesca trama donde se pondrán a prueba tanto nuestros reflejos en medio de la batalla como nuestra cordura. Decisiones morales que tienen repercusión directa en el desarrollo de la aventura, un infierno de arena que resulta perfecto para sacar a pasear nuestra AK-47 y un buen número de situaciones dramáticas son algunos de los atractivos del modo campaña de Spec Ops: The Line.

El título no intenta convertirse en uno de los videojuegos más recordados de la historia; es más, consciente de la dificultad que supone irrumpir en un terreno tan concurrido como el de los shooters de acción en tercera persona, opta por ofrecer al usuario una divertida, dinámica y adictiva experiencia, con la incursión del factor moral en el conjunto. A medida que avance la historia nos veremos obligados a hacer cosas que nos pondrán en conflicto incluso con la gente que más confiaba en nosotros.

ACCIÓN TÁCTICA A PLENO SOL

El sistema de control no tiene ningún secreto: bajo un esquema de acción en tercera persona mediante coberturas, avanzaremos a través de los distintos escenarios junto con nuestros dos compañeros en aras de superar todos los desafíos que nos obstaculicen nuestro camino. Mediante un sencillo sistema podremos dar órdenes al pelotón como, por ejemplo, que intensifiquen el fuego sobre un objetivo concreto, que prioricen a los enemigos asentados en las torretas para mermar la ofensiva del enemigo o que aturdan a un conjunto demasiado concurrido de soldados con una granada, para que podamos abatirlos con garantías de éxito.

Asimismo, si durante la partida nos encontramos con difíciles situaciones donde ni siquiera nos de tiempo a organizar tácticamente nuestro equipo, ellos actuarán de manera autónoma. Eso sí, tendremos que vigilar su salud pues, a veces, se expondrán al fuego enemigo de manera temeraria y tendremos que acercarnos para inyectarles una cura; si alguno de nuestros compañeros sucumbe ante una oleada de enemigos fallaremos la misión y, por consiguiente, seremos transportados al último punto de control.

spec ops the line para pc

En cuanto al sistema de coberturas funciona bastante bien (fallando en escasas ocasiones cuando nos acercamos a determinados elementos). Si iniciamos una carrera para cambiar de cobertura, nos lanzaremos hacia la siguiente cuando la tengamos a unos metros de distancia, lo que aporta dinamismo y velocidad al título. Además, cambiar entre coberturas, saltar por encima de ellas e incluso disparar sin asomar la cabeza, son también aspectos cuya inclusión dentro del juego añade un plus de diversión al conjunto. Los ataques cuerpo a cuerpo se utilizan para desestabilizar al oponente cuando se acerca demasiado y, además, nos permite rematar a nuestros adversarios cuando se encuentran indefensos.

Y queremos subrayar este aspecto -el de la diversión- porque Spec Ops: The Line no pretende ofrecer un sistema de juego realista y difícil de dominar (como sucede en títulos como Max Payne 3, de planteamiento mucho más accidentado y duro en lo jugable), si no que opta por la diversión directa y la acción más espectacular. Además, existe otro elemento definitorio del carisma jugable de Spec Ops: The Line; la arena y su repercusión en la jugabilidad.

Como hemos comentado anteriormente, el título que nos ocupa se desarrolla en una Dubai sepultada bajo una sucesión sin precedentes de tormentas de arena. Gracias a ello, si estamos dentro de una enorme edificación con cristaleras, podremos reventarlas para que la tormenta actúe sobre nuestros enemigos. Pero ojo, pues esta interacción (que aunque está predeterminada siempre es de agradecer) puede jugarnos una mala pasada ya que supondrá una pérdida considerable de visibilidad. Además, una tormenta de arena en medio de la acción repercutirá directamente en la jugabilidad, lo que supone otro punto de variedad dentro del título.

En lo referente a las distintas armas que tendremos a nuestra disposición, hemos de decir que su efecto está orientado hacia la espectacularidad más que al realismo. La cadencia de tiro y el efecto de las armas automáticas varía considerablemente comparándola con las escopetas, lanzagranadas y pistolas, aunque en términos específicos no nos encontraremos con situaciones que nos obliguen a organizar una estrategia armamentística específica más allá de la propuesta por las diversas situaciones predeterminadas.

SPEC OPS: THE LINE-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y Apartado Técnico.

PÁGINA 3 – Multijugador.

PÁGINA 4 – Conclusiones.

Sergio Melero 26 | 06 | 2012