Después de una intensa sesión multijugador privada, hemos podido aprovechar todas las características que Spec Ops: The Line pone sobre la mesa. En aras de competir con los grandes del mercado, el título de Yager se fundamenta en un planteamiento jugable directo, versátil y anclado en los cánones establecidos por el género, pero con algunos jugosos añadidos que completan una sólida propuesta multijugador.

Es cierto, no nos encontramos con una revolución del género ni con un cúmulo infinito de opciones competitivas y cooperativas (este modo estará disponible bajo descarga gratuita, con varias misiones alternativas a la historia principal). Pero lo importante está conseguido: el modo multijugador de Spec Ops: The Line engancha y asegura horas y horas de competitivas batallas todos contra todos o por equipos.

DIVERSOS MODOS DE JUEGO

Dentro del sencillo interfaz que compone el modo multijugador de Spec Ops: The Line, tendremos múltiples opciones de personalización, tanto de las opciones de partida como de nuestro soldado. De esta forma, las partidas tienen asegurado el componente estratégico debido a que, según el tipo de soldado que elijamos ser, la batalla variará en consecuencia.

El modo Todos contra Todos (llamado en esta ocasión Caos) nunca falla: disfrutar de partidas contra tus amigos o contra cualquier rival del globo resultará tan adictivo como emocionante. Además, conforme vayamos aumentando nuestra experiencia subiremos de nivel, con lo que se pondrán a nuestra disposición diversas clases nuevas y extras bastante jugosos.

multiplayer spec ops the line

Por otra parte, Punto de Encuentro es el que más nos ha gustado a nivel general. A lo largo y ancho de los variados mapas irá apareciendo un punto destacado, que tendremos que conquistar. Pero ojo, mientras uno de nuestros compañeros de equipo está cuidando del punto de encuentro para acumular puntos, deberemos defenderlo a capa y espada pues estará expuesto al fuego enemigo. Lo atractivo de este modo es que, cada cierto tiempo, el punto de encuentro cambia con lo que la estrategia por parte de los dos equipos deberá actualizarse en consecuencia.

En el modo Enterrado cada equipo contará con varios puntos vitales que debe defender, a la vez que intenta destruir los del enemigo. Dichos puntos son más fáciles de destruir con armas de gran calibre, como el lanzacohetes. Pero ojo, si destruyen todos nuestros puntos quedará expuesto el Blanco de Gran Valor (BGV), por lo que nuestro equipo deberá coordinarse para conseguir reparar los que estén a punto de ser eliminados y, a la vez, intentar exponer el BGV del enemigo para conseguir la mayor puntuación final.

En Enlace tenemos una variante de Enterrado, pero con la diferencia de que en esta ocasión cada equipo tendrá un punto de encuentro propio que deberá defender para que no sea desactivado. Mientras tanto, el equipo trabajará por desactivar el punto del enemigo y así acumular puntos.

Por último, Motín y Desgaste son dos modos frenéticos de gran diversión. En el primero deberemos enfrentarnos en una batalla a muerte por equipos, mientras que en el segundo tendremos que enfrentarnos a nuestros rivales sabiendo que cada efectivo eliminado no volverá a aparecer, por lo que el equipo con algún hombre en pie al final de cada ronda se llevará el punto.

UNA DIVERTIDA PROPUESTA

spec ops the line online

El modo multijugador de Spec Ops: The Line nos ha parecido muy divertido. Su gran potencial gana enteros por la diversidad de mapas que podemos elegir, y por las opciones de personalización. Es posible que no estemos ante una revolución interactiva. A pesar de ello, nosotros hemos podido disfrutar de horas y horas de diversión en la partida privada que nos ha ofrecido 2K y hemos de decir que el juego se desarrolló sin ningún tipo de problemas por la ausencia casi absoluta de lag. Sin ninguna duda, Spec Ops: The Line es un videojuego, en términos generales, muy completo.

SPEC OPS: THE LINE-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y Apartado Técnico.

PÁGINA 3 – Multijugador.

PÁGINA 4 – Conclusiones.

Sergio Melero 29 | 06 | 2012