analisis soul calibur bd
La historia de los videojuegos de lucha contemporáneos no sería la misma sin Soul Edge. Durante el año 1995, una de las compañías con más presencia (junto a Sega) en los salones recreativos de medio mundo, ofreció una alternativa sólida a su franquicia de lucha más importante (Tekken rivalizaba con Virtua Fighter de Sega para alzarse con la victoria). De esta forma, nació una nueva propuesta interactiva tridimensional, llamada a convertirse en uno de los nuevos referentes del género. Mientras que la mayoría de juegos de lucha se basaban en las peleas cuerpo a cuerpo 1 vs. 1, Namco introdujo en Soul Edge una base jugable novedosa e increíblemente dinámica, fundamentada en el uso de variadas armas durante los combates.

Lejos de ser una inclusión anecdótica, el hecho de que los personajes de Soul Edge estuvieran especializados en el manejo de diferentes armas (desde espadas hasta nunchakus, pasando por lanzas y mortíferos sables), otorgaba una profundidad inusitada a un género que estaba en pleno desarrollo. Observando el factor visual del título, destacaba la espectacularidad de los movimientos de los personajes. No obstante, cuando dedicabas cierto tiempo a baremar las habilidades de cada luchador en base a los instrumentos que utiliza, te dabas cuenta de las posibilidades estratégicas que se escondían tras Soul Edge.
soul calibur broken destiny coversophitia
Según el tipo de arma, su alcance, el peso que tiene que soportar el guerrero al manejarla y la relación agilidad-fuerza que otorga cada una, los distintos protagonistas ofrecían un perfil adecuado para todo tipo de jugadores. El éxito fue rotundo, pero la perfección se vislumbraba lejana en la adaptación al mundo de las consolas —Soul Blade para Playstation fue un título enorme, no obstante—, hasta la llegada de SoulCalibur, programado para la consola DreamCast de Sega. Paradójicamente, su principal competidora en los salones recreativos, recibiría uno de los mejores videojuegos de la historia a través de Namco.

LA LEYENDA SE VUELVE PORTÁTIL

La base instaurada en dicho videojuego, fundamenta la filosofía de las numerosas versiones posteriores. Tras una trayectoria que pasa por el mundo de los Arcade y las consolas de distintas generaciones, Namco Bandai ha decidido dar un paso más: la adaptación de la franquicia al terreno de las consolas portátiles, se vale del poderío técnico demostrado por PSP, para brindar al jugador la posibilidad de disfrutar de una de las sagas de lucha más queridas en cualquier parte.
soul calibur broken destiny
Uno de los alicientes destacables de esta entrega para la portátil de Sony, reside en la posibilidad de elegir entre 30 personajes diferentes. Dicho elenco, heredado directamente de SoulCalibur IV, cuenta con la presencia de un nuevo contendiente. Dampierre es un imprevisible luchador francés, experto en el manejo de las mortíferas dagas que esconde en su atuendo. Pese a que en SoulCalibur: Broken Destiny no disfrutaremos con la presencia de los personajes de Star Wars que aparecieron en el cuarto capítulo de la saga, en su lugar contamos con la inestimable aparición de Kratos, el carismático protagonista de la saga God of War. Las habilidades que ha demostrado con las armas en los famosos videojuegos hack’n’slash, reivindican su idoneidad para convertirse en una de las mejores opciones de este nuevo videojuego de lucha.

SoulCalibur: Broken Destiny fundamenta sus bases en una conversión directa de la última versión de la franquicia, adaptada a las particularidades de la portátil de Sony. De esta forma, tanto los personajes como los escenarios donde se ambientan los combates serán bien conocidos por los fanáticos de la franquicia. Asimismo, su sistema de control es, prácticamente, un calco al de las versiones de sobremesa. Los que esperaban una producción totalmente exclusiva para su sistema portátil, pueden sentirse algo decepcionados. No obstante, contar con las virtudes de SoulCalibur IV en cualquier parte, resulta tremendamente fascinante: es evidente que existe la tendencia de crear ediciones “adaptadas” para PSP a partir de franquicias muy famosas, pero la dificultad implícita en producir una conversión portátil de un videojuego Next-Gen —sin que sus virtudes se vean tremendamente mermadas—, no es un trabajo sencillo.

ELEGANCIA Y CONTUNDENCIA VISUAL

La primera vez que vimos el motor de SoulCalibur: Broken Destiny en movimiento, quedamos tremendamente sorprendidos. No obstante, hasta que no pudimos analizar este apartado con el juego en nuestras manos, hemos evitado verter juicios precipitados sobre sus virtudes.
Ahora, tras muchas horas de juego y un concienzudo análisis de su faceta técnica, podemos afirmar que el videojuego programado por Namco Bandai cuenta con el mejor apartado gráfico que se ha visto nunca en un título de lucha portátil.

El diseño de los personajes es variado y muy efectista, lo que quedó reflejado de forma espectacular en SoulCalibur IV. El que piense que las posibilidades gráficas de la portátil de Sony no están preparadas para mostrar un nivel de excelencia técnica similar, va a llevarse una sorpresa. Resulta realmente increíble como los escenarios y personajes de SoulCalibur: Broken Destiny muestran ese acabado visual, fundamentado en la recreación de superficies con todo lujo de detalles. El texturizado y modelado de elementos, así como la paleta de color elegida y el sistema de iluminación implementado, hacen uso intensivo del poderío gráfico de la portátil para mostrarnos todo un espectáculo visual: aunque parezca increíble, el motor mantiene la estabilidad en todo momento.
soul calibur broken destiny gameplay
Por otra parte, cada personaje cuenta con un elenco de animaciones muy destacable, apoyadas en una combinación de sistemas de captura de movimientos y animación por Keyframes. La elegancia en los ataques de personajes como Xianghua se complementa con la contundencia en el manejo de la espada de Cervantes: el acabado general es digno de elogio. Asimismo, uno de los retos más difíciles de superar en este tipo de producciones es conseguir aunar el manejo de los personajes con unas animaciones realistas y bien combinadas entre sí: como es tradición en la saga, SoulCalibur: Broken Destiny supera la prueba con nota.

En el apartado sonoro, el videojuego de Namco Bandai también ofrece unos valores muy meritorios. La BSO está compuesta por temas épicos, fundamentados en la representación instrumental de variadas composiciones, que cuentan con una considerable longitud. Por otra parte, tanto las voces digitalizadas que potencian los ataques de cada personaje como los efectos utilizados para realzar la contundencia de los golpes, equivalen en calidad y cantidad a los que pudimos disfrutar en las versiones Next-Gen.

ANÁLISIS DE SOULCALIBUR: BROKEN DESTINY – ÍNDICE

PÁGINA 1 – Apartado técnico y jugable.
PÁGINA 2 – Modos de juego y conclusión.

Sergio Melero 17 | 09 | 2009