Mientras que algunos videojuegos de PlayStation Move buscan sacarle partido al periférico por medio de propuestas basadas en la sucesión de minijuegos familiares o en la recreación de escenarios interactivos sin demasiada profundidad jugable, llega Sorcery al catálogo de Playstation 3.

Es cierto que no resulta un videojuego perfecto, y tampoco pasará a la historia del medio por su ambición escénica. Pero lo que ha conseguido The Workshop con su videojuego estrella es algo que llevaban demandando lo usuarios de PS Move desde el lanzamiento del periférico: una aventura que aprovechara las capacidades del mando para ofrecer una experiencia rica en matices y trabajada a nivel conceptual.

HARRY POTTER VIRTUAL

El videojuego que nos ocupa, reservado tan sólo para los poseedores de una PS3 con el periférico Move, se articula bajo un telón de fondo sencillo. No encontraremos grandes opciones de elección, misiones secundarias a mansalva ni un elaborado guión en Sorcery. No obstante, recibiremos con los brazos abiertos una aventura realmente divertida y desenfadada, que nos regala momentos realmente gratificantes cuando nos permite desatar nuestro poder mágico.

sorcery ps3

El argumento no tiene ningún secreto. Encarnaremos al joven aprendiz de mago Flinn que, mientras aprende a marchas forzadas los secretos arcanos de la magia, debe enfrentarse a la renacida Reina Pesadilla, quien amenaza con sumir tan próspera tierra en la más absoluta oscuridad. A partir de aquí nos adentraremos en los oscuros reinos Faerie, varita en mano gracias a PS Move, en busca de la clave que nos permita salvar al mundo del caos global.

GRÁFICOS

A nivel visual, Sorcery resulta un título notable. No contaremos con texturas hiperrealistas ni con entornos infinitos plagados de detalle, pero la dirección artística destaca por su atractivo concepto visual. Con un diseño de personajes y escenarios que nos recuerdan a la película de DreamWorks Cómo entrenar a tu Dragón de Chris Sanders, y una estética general inspirada en la Mitología Irlandesa, The Workshop ha realizado bien sus deberes.

La animaciones son correctas, el modelado tanto de escenarios como de personajes resulta muy orgánico y atractivo, mientras que los efectos gráficos de los hechizos y conjuros se llevan la palma. A nivel sonoro cuenta con un correcto planteamiento musical, y los efectos completan el trabajo de forma efectiva. El doblaje se reivindica como el punto más discutible del apartado, sobre todo por la voz del protagonista, que carece de la intensidad y el carisma suficiente para que empaticemos con ella.

APRENDIZAJE ARCANO

Los que estén pensando en Sorcery como un complejo videojuego de aventuras, donde realizar conjuros y lograr los hechizos más destructivos requiere interpretar espectaculares sucesiones de movimientos con nuestra varita, mientras dibujamos símbolos arcanos en el aire, es muy posible que acaben decepcionados.

Sorcery es un título donde prima la acción sobre la aventura, la diversión directa sobre la evolución del personaje. Con esto no queremos decir que simplemente sea un avanzar acabando con nuestro enemigos. El título que nos ocupa, a pesar de ser lineal, nos ofrece la opción de divertirnos gracias a la dificultad creciente, la elaboración de hechizos diferentes y, lo que es más importante, la combinación de conjuros para realizar movimientos aún más destructivos mientras los enemigos (bastante variados) intentan esquivar nuestras acometidas.

sorcery ps move

Lejos de otros videojuegos que utilizan un sistema de puntero para terminar con nuestros enemigos, Sorcery intenta ofrecer una experiencia más inmersiva mediante un sistema semiautomático de apuntado, que definirá el lugar de impacto de nuestros hechizos elementales (ya sabéis, fuego, hielo y sucedáneos) mientras nosotros realizamos golpes secos con la varita y nos movemos con la palanca analógica desde un punto de vista en tercera persona. Por ello, el juego también requiere de la utilización de controlador de move o, si no contamos con él, del mando de PS3.

Este aspecto funciona muy bien en pro de hacer la experiencia más sencilla, pero en algunas ocasiones carece de la profundidad necesaria como para que podamos sacarle el máximo partido al sistema de detección de movimientos creado por Sony. De todas formas, resulta bastante gratificante mover a nuestro personaje mientras atacamos a adversarios situados a distintas alturas o realizamos lanzamiento de conjuros con efecto, aunque el problema viene cuando los enemigos se organizan en el mismo plano, pues el auto-apuntado no nos permitirá elegir con precisión nuestro objetivo.

Nos encantaría contar con la posibilidad de elegir las zonas del enemigo a las que atacar, poder desequilibrarlo realizando movimientos cuerpo a cuerpo variados (tan sólo tendremos un ataque escudo mágico en mano) para después neutralizarlo con un destructivo hechizo, embarcarnos en duelos mágicos donde el enemigo pueda devolvernos el conjuro y nosotros debamos crear una barrera protectora cuya estabilidad dependa de nuestra habilidad con el mando… Lamentablemente todo esto solo cabe en nuestra imaginación pues, en algunos momentos, nos limitaremos a agitar rápidamente la varita para salir airosos de una situación que englobe a múltiples enemigos.

Lo que si podremos hacer durante la aventura es interpretar determinados movimientos de forma bastante natural. Por ejemplo, la forma de abrir cerraduras o la de ingerir pociones está bastante bien implementada, dando resultados bastante satisfactorios. Además, contaremos con la opción de crear nuestras propias pociones por medio de la combinación de varios ingrediente. Y como guinda del pastel, la bola de nuestro Move cambiará de color según el hechizo activo o las acciones que podamos realizar, lo que puede parecer una tontería sobre el papel pero llega a resultar bastante gratificante.

SORCERY-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Sergio Melero 31 | 05 | 2012