CONCLUSIONES

Imagen del análisis de Sonic Generations.
Bien Sega, muy bien, tu mascota ha superado por fin su crisis de identidad y ha vuelto a ser lo que nunca debió dejar de ser, no podía haber sido de otra forma la capacidad de concentrar, en un solo juego, lo mejor de sus veinte años de historia. Puede que la inimitable jugabilidad de los Sonic clásicos no se haya conseguido al cien por cien, pero nunca hubo otro tan parecido ni por supuesto tan divertido. Tampoco se quedan atrás los niveles modernos, fieles a las bases asentadas por los Adventure e igual de buenas que antaño, si bien en opinión del redactor que firma este análisis, no llegan al nivel de los clásicos.

Quizás el mayor inconveniente que puedan encontrar los fans más acérrimos sea la dicotomía existente entre ambos Sonics, por lo que es probable dentro del amplio espectro de fans que tiene esta histórica saga, existan aquellos a los que no les satisfaga por completo. Por suerte, los numerosos desafíos incluyen diferentes mecánicas capaces de convertirse en puente generacional (alguno hay con el cocodrilo Vector que no está al nivel, aunque no deja de resultar anecdótico), pero la capacidad del Sonic Team por hacer que ambos estilos vayan de la mano está ahí, saliendo el erizo azul airoso y con la cabeza bien alta.

Pequeños fallos, cierto, pero para nada determinantes como ya ocurriese más allá de Dreamcast, en un Sonic gigantesco en contenido, sobresaliente en diseño y con una banda sonora de ensueño. Docenas de extras desbloqueables y rejugabilidad arcade garantizada, pues descubrir todos sus secretos nos llevará una veintena de horas siendo más bien habilidosos, y súmese todas las que echaremos compartiendo cronos con el resto de jugadores en línea. Por supuesto, cualquier otro Sonic venidero deberá contar, como poco, con la misma calidad que este Generations. El Sonic de la década.

LO MEJOR

– Sonic ha vuelto, la mejor noticia posible en su vigésimo aniversario.
– Perfecta integración entre dos generaciones de Sonic.
– Diseño sobresaliente, sobretodo las fases referentes al erizo clásico.
– Ciento veintidós niveles entre actos, jefes y desafíos, para rejugar una y otra vez.
– Banda sonora exquisita, y cargada de nostalgia como el resto de la aventura.

LO PEOR

– Los tiempos de carga, cortan el frenético ritmo del juego.
– El argumento, no era necesario hacer algo tan prescindible.
– Sesenta imágenes por segundo se hubiesen agradecido, ya que son perfectamente posibles.
– La ocurrencia de pensar que ha de pasar otra década para volver a disfrutar de Sonic en un juegazo.

SONIC GENERATIONS -ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción y repaso a la saga.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y Apartado Técnico.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

José Luis Fernández 31 | 10 | 2011