El agente de las OSS Karl Fairburne viaja a África para hacer frente a los avances de las fuerzas del Eje en Sniper Elite 3, la tercera parte de esta ambiciosa franquicia de táctica y sigilo, y su astucia y la puntería de su fusil, serán claves para detener los planes nazis. Demostraremos que un solo hombre puede marcar la diferencia en la guerra.

Sniper Elite 3

El juego es capaz de meternos en la piel de Fairburne, sentiremos la frustración de ser descubiertos una y otra vez, y si jugamos bajo las reglas del más estricto sigilo, el título se convierte en una danza de posiciones, de tiros certeros y de movimientos programados, que engancha.

El estudio Rebellion presenta una versión de su franquicia que mejora a las dos entregas anteriores en gráficos, tamaño y jugabilidad. Sniper Elite debutó en 2005 (PC, PS2, Xbox y Wii) y ya sentó las bases de la franquicia: un juego en tercera persona, con elementos de sigilo y de FPS. Movemos al protagonista en tercera persona, pero los disparos con el fusil de francotirador (o mirar con los prismáticos), lo haremos en primera persona. Destacaba ya entonces por la ‘balística real’, es decir un alto nivel de realismo en la física de las balas, y es que en cada disparo con el fusil influye la fuerza del viento, nuestra respiración, la distancia…  Y además, la posibilidad de ver en cámara lenta y a todo detalle, los mejores disparos cuando estos se producían.

La segunda entrega llegó en 2012, Sniper Elite V2, y en ella nos presentaban una secuela-remake del título, en el que volvíamos al lugar y en la misma fecha, aunque para nuevos hechos, y en la que destacó el nivel de detalle de la Kill-Cam, de vuelta en Sniper Elite 3.

En esta tercera entrega, la saga cambia de año y ubicación, aunque no de protagonista. Conoceremos a un Karl Fairburne tres años más joven, arrimando el hombro en un escenario completamente diferente a las calles de Berlín. En Sniper Elite 3 seguimos luchando en la Segunda Guerra Mundial, pero esta vez en las batallas que tuvieron lugar en tierras africanas, concretamente entre Libia y Egipto. Las tropas nazis coquetearon con la idea de expandir su régimen terrorífico hacia el continente africano y los aliados se desplegaron también allí para impedir su avance.

Así, en el shooter en tercera persona de Rebellion, Fairburne acompañará a las tropas británicas Long Range a plantar cara a las fuerzas del Eje, eso sí, durante el juego, no esperes ayuda suya. Desde Tobruk en Libia, avanzaremos por diversos terrenos como oasis, cañones y desiertos para evitar que los nazis desarrollen un arma tan poderosa que hubiera cambiado el curso de la historia. Y esto, más que la historia a desarrollar del juego, es el contexto, pues la narrativa no es uno de sus puntos fuertes.

 

ANÁLISIS DE SNIPER ELITE 3 – ÍNDICE

Rocío González en 30 | 06 | 2014