SENCILLEZ ARCADE


Shaun White se viste de corto para traernos un juego de skate distinto y único. Su apuesta por el estilo arcade, colorido y risueño y la ausencia total de seriedad lo alejan de otras propuestas donde prima más la simulación. Elementos originales como las ondas de modelaje acaban, no obstante, por no elevar la calidad de un producto que tiene claro cuales son sus puntos fuertes, pero que se limita a seguir la estela de Skate por culpa de un desarrollo tedioso en ciertos momentos.

El modo Historia resulta esperanzador. Aunque no resulte indispensable, por primera vez se intenta crear una atmósfera narrativa loable en un juego de skate, pero falla a la hora de identificarnos con el personaje y sus acciones. Este intento de cohesionar la narrativa en un juego de monopatín no debería solapar el gusto por los trucos, que al fin y al cabo son la esencia del género, pero sí podría ser aprovechado de cara a futuras entregas, no ya de Shaun White, sino también de otras marcas.

Su excesiva sencillez aleja su propuesta jugable de cualquier adicción por conseguir superar retos, lo que a la larga acaba haciendo mella en un juego que por lo menos puede servir de introducción a nuevos usuarios al terreno del skateboarding.

LO MEJOR

– Las ondas y la reacción en cadena que produce en las calles de Vert.
– El modo Historia, puede sentar precedente.

LO PEOR

– Su sencillez elimina cualquier atisbo de frustración.
– Aunque no resulte primordial, debería haberse cuidado más su estilo gráfico.
– Seguimos esperando el SSX del skate.

SHAUN WHITE SKATEBOARDING-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y Apartado Técnico.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Adrián Hernán 02 | 11 | 2010