Los Caballeros del Zodíaco se han reivindicado en nuestro país como una de esas series que marcan la juventud de muchos videojugadores. Obviamente, tardaron bastante en llegar las versiones interactivas de la serie aunque su concepto, de alguna u otra forma, compatibilizó de forma perfecta con aquellos a los que nos gustaban los videojuegos desde que tuvimos el primer contacto con una máquina recreativa.

Esto también ocurría, en general, con todas aquellas producciones que tenían que ver con universos manga de la altura de Dragon Ball o Ranma ½, pero nosotros pensamos que Los Caballeros del Zodíaco desprendía algo especial. Así debió pensar la industria del ocio interactivo cuando, desde el primer proyecto lanzado para NES en 1985, perpetró lo que se convertiría en una serie de videojuegos de gran éxito que, por desgracia, no llegaron a España hasta el año 2005. Saint Seiya Sanctuary Jūnikyūhen obtuvo un éxito digno de mención durante su lanzamiento en PlayStation 2.

El género elegido, como no podía ser de otra manera, casi siempre ha sido el de lucha. Tal y como sucede en sagas como Naruto o Dragon Ball, el salto a las tres dimensiones propició la consecución de proyectos caracterizados por su espectacularidad pirotécnica y su endiablada jugabilidad. Desafortunadamente, en cuanto a calidad general la saga Saint Seiya suele ser la peor parada de las tres mencionadas.

EL SANTUARIO NOS ESPERA

caballeros del zodiaco ps3

Pero en esta ocasión, los programadores han optado por ofrecer al fan de la saga una aventura de acción apuntalada en otras bases. Si bien es cierto que la lucha sigue teniendo gran presencia en el título que nos ocupa, ahora tendremos un modo historia en formato beat’em’up apoyado en la trama de la serie original.

Para definir el contexto dramático brevemente, Saint Seiya: Batalla por el Santuario nos traslada a la saga de la Batalla de las 12 casas, donde los Caballeros de Bronce deberán superar un sin fin de pruebas teniendo como principales adversarios a dos implacables enemigos. El primero de ellos es el tiempo, porque tan sólo contarán con 12 horas para dar con su segundo mayor problema: el sumo sacerdote. Tan sólo venciendo a todos los adversarios que se crucen en nuestro camino y derrotando a los Caballeros de Oro, conseguiremos tener una mínima posibilidad de salvarle la vida a la diosa Atenea.

JUGABILIDAD DIRECTA

Bajo este contexto dramático se articula este juego de peleas y acción beat’em’up, donde nos enfrentaremos a hordas y hordas de enemigos mediante combos, ataques especiales y movimientos de diversa índole, muy en la línea de la conocida saga Sengoku Basara. Como colofón a cada una de esas fases, deberemos vencer a cada uno de os Caballeros de Oro que dominan las 12 casas mediante diferentes estrategias ofensivas.

Mientras que la primera parte puede llegar a resultar monótona, el hecho de querer llegar al ansiado jefe final de fase resulte todo un aliciente, pues son precisamente esos enfrentamientos los que guardan más similitud con la serie animada. La sucesión de ataques especiales a los que nos tienen acostumbrados los carismáticos Fénix, Dragón, Pegaso, Cisne y Andrómeda toman aquí la mayor parte del protagonismo gracias a su espectacularidad. Al principio puede resultarnos difícil dar con la tecla, pues cada Caballero de Oro posee sus puntos débiles, pero cuando consigamos la estrategia correcta nos será mucho más sencillo acabar con nuestros adversarios.

En estos momentos tendremos que utilizar con inteligencia las habilidades que nos permiten ralentizar el tiempo y aumentar sustancialmente la fuerza de nuestros protagonistas. Dependiendo de la fase y la situación en la que nos encontremos, manejaremos a los distintos Caballeros de Bronce mientras avanzan a través de resultones (aunque bastante simplistas) escenarios acabando con enemigos que repiten su esquema tanto estético como mecánico.

saint seiya ps3

MANGA TRIDIMENSIONAL

Gráficamene hablando, Saint Seiya: Batalla por el Santuario es un título notable. Lo que más destaca es el diseño de los personajes principales que, al contario del utilizado para las hordas de enemigos, nos recuerdan con mucha fuerza a los de la serie. Destacan sobre todo las brillantes armaduras y las secuencias de ataques especiales aunque, y eso es tan sólo nuestra opinión, las técnicas cel-shaded que se utilizan en títulos como los de la saga Naruto se corresponden de manera más directa con lo que hemos podido disfrutar en la televisión.

Las animaciones son correctas, la variedad de movimientos y situaciones enriquecen el conjunto y los efectos gráficos ayudan a aportar espectacularidad a los momentos álgidos de la aventura. En cuanto al plano sonoro, los fans estarán agradecidos de contar con subtítulos en español sobre las voces originales en japonés. Por otra parte, la música tan sólo se encarga de ambientar la escena sin resultar destacable en ningún aspecto concreto.

SAINT SEIYA: BATALLA POR EL SANTUARIO-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Sergio Melero 04 | 04 | 2012