rotador-runes
A estas alturas, aún teniendo en cuenta que Internet no ha llegado a su pubertad y que los juegos masivos on-line apenas han comenzado a caminar, nadie duda del gran poder de atracción que tiene la posibilidad de jugar con personas de cualquier parte del mundo. Bien sea para pelear con ellos en singular batalla hasta saber quién es el mejor y el más hábil, o bien para colaborar y socializar, comerciar, viajar y vivir aventuras en compañía de personas afines contra enemigos descomunales a través de mundos imaginarios y exóticos salidos de nuestros más inspirados sueños de infante, la experiencia resulta igualmente atractiva.

Los MMORPG son la evolución clara de los juegos de Rol, que pasaron de las mesas a las consolas con sorprendente facilidad, y de estas a la red. Aunque bien es cierto que en cada paso de un medio a otro algunas cosas tuvieron que sacrificarse y otras mejoraron sustancialmente.

En la actualidad podemos encontrar un catálogo de centenares de MMORPG disponibles las 24 horas del día, aunque la mayoría son clónicos en cuanto a jugabilidad, guión básico u opciones de evolución de nuestro personaje.

De entre todos, destacan apenas una veintena, y de entre ellos puede que no lleguen a 10 los que realmente han aportado novedades significativas y no meros rediseños, convirtiéndose con el paso del tiempo en los títulos más jugados on-line por méritos propios.

Pues bien, Runes of Magic podría convertirse en un futuro no muy lejano en uno de esos diez.

pic-38pic-58
El título Runes of Magic es un videojuego Free-to-play, y se puede disfrutar desde el momento de la descarga en casi su totalidad, sin necesidad de pagar. Como todos los juegos de este estilo, dispone de una tienda en la que poder comprar objetos exclusivos, bien por potencia, estética, cualidades, es decir, objetos que favorecerán nuestra rápida evolución en el juego, mediante un sistema RMT (Real Money Transactions). Pero la realidad es que, salvo en los niveles más altos destinados a los jugadores hardcore, el juego puede disfrutarse sin necesidad de desembolso ninguno.

Desarrollado por Runewaker y publicado por Forgster Interactive (Bounty Bay Online, StoneAge2, Las Crónicas de Spellborn y, por supuesto, Runes of Magic), abrió su primera Beta el 15 de diciembre de 2008, y ese mismo día más de 20.000 jugadores crearon 100.000 personajes para jugar con ellos: el comienzo no podía ser mejor. En febrero de 2009 ya había 450.000 usuarios, y el 14 de mayo Frogster anunció que habían alcanzado el millón de jugadores registrados en Norte América y Europa, y desde el 28 de julio está disponible la Beta abierta en español. En apenas 5 meses Runes of Magic había logrado lo que otros juegos tardaron más de un año en conseguir, y lo que muchos más nunca alcanzaron.

Pero, ¿Cuáles son las razones de esta evolución tan rotunda?

CONEXIÓN

Para comenzar a jugar deberemos darnos de alta como usuarios en la web oficial de Runes of magic, tras lo que podremos descargar el juego. Se nos ofrece la posibilidad de descarga completa del archivo o partido, lo que es una ventaja si nuestra conexión no es de las más potentes o nuestro contrato con la operadora no permite grandes descargas.

Una vez descargado, la instalación es fácil y rápida, las actualizaciones se realizan de modo automático y efectivo, y el interfaz es claro y sencillo. Entrar en el juego es fácil, y una vez actualizado podemos elegir la opción en español para los diálogos y subtítulos, algo muy de agradecer.

pic-53
Cuando estemos en el mundo de Taborea el programa analiza nuestro ordenador y prepara una configuración recomendada para que no sintamos molestos tirones de imagen o congelaciones inoportunas. No obstante, podremos subir un poco la configuración recomendada y forzarla sin que notemos una diferencia significativa, al menos en el deambular por el mundo, porque en las ciudades grandes puede ser evidente (como sucede en algunos puntos de Varanas). Incluso con la configuración por defecto es probable que en algún momento notemos las deficiencias de conexión típicas de los juegos de rol, fundamentalmente por la gran cantidad de usuarios reunidos en una sola zona. Salvo en estos puntos, el juego se conecta y funciona sin problemas.

APARTADO GRÁFICO

Una vez instalado el juego y actualizado, llega el momento de crear nuestro personaje. En cuanto a las clases a elegir dispondremos de Guerrero, Caballero, Pionero, Aventurero, Sacerdote o Mago, y a partir de septiembre dos clases nuevas que llevarán por nombre Alcaide y Druida. Igualmente en septiembre estarán disponibles todas las razas, ya que de momento sólo podremos elegir ser un Humano. Para personalizarlo dispondremos de 24 peinados diferentes con estilos que van desde el clásico de guerrero nórdico, pasando por el estilo “Príncipe Valiente” hasta las puntas tipo manga. El color de pelo lo elegiremos mezclando colores directamente del círculo cromático, 40 caras distintas que oscilan desde estilos occidentales hasta el manga más acérrimo están disponibles, así como varios colores de piel, y podremos proporcionar de forma independiente pies, pantorrillas, muslos, manos, antebrazos, brazos, caderas, pecho y cabeza acercándolo a nuestros gustos, creando un cuerpo realista o uno caricaturizado según queramos. Las posibilidades son casi infinitas, lo que imprime una riqueza tremenda al mundo de Taborea, porque es realmente difícil encontrar dos personajes exactamente iguales.

pic-3
El estilo de ropajes y armaduras para los personajes es un híbrido entre el manga y los mundos de fantasía occidentales, creando una estética europea orientalizada vistosa —en ocasiones espectacular—, muy diferenciada para cada nivel y rica en matices. Las casas se diferencian de una ciudad a otra, los edificios y estilos parecen propios de cada zona con sus peculiaridades, igualmente pasando de estilos orientales a europeos bastante coherentes y bien documentados. Los parajes cambian sustancialmente, transmitiendo sensaciones muy diferentes en cada una de las mazmorras o cuevas en las que entremos, bosques por los que pasemos o montañas a las que subamos. En todos y cada uno de estos aspectos las texturas están muy cuidadas y se ajustan bien a los objetos, superando con creces la nota media de muchos MMO.

El diseño de enemigos igualmente es muy variado y, en ocasiones, original, basándose en animales reales sobredimensionados o en personajes mitológicos. Tanto los animales como las armaduras de fantasía son vistosas y repletas de imaginación, aunque están basadas en modelos reales funcionales, lo que les imprime veracidad.

Los movimientos de animales y personas están correctamente realizados, y dada la gran variedad de habilidades que podremos desarrollar con cada uno de nuestros personajes, y que cada una de ellas está asociada a una animación, las peleas no resultan repetitivas ni aburridas.

El apartado gráfico es mucho más que correcto: es realmente bueno, equilibrado y rico en matices, y gracias al motor gráfico no se nota ningún tipo de transición de un mapa a otro y el juego permanece siempre en modo continuo.

SONIDO

La banda sonora es muy correcta en cuanto a música y melodías, diferenciando perfectamente entre las ciudades, el campo abierto y la batalla, y reforzando los aspectos visuales con estilos de música personalizados para realzar la personalidad de cada zona.

Los sonidos de batalla son efectivos y creíbles —o al menos todo lo creíble que puede ser el estruendo de un hechizo lanzado desde el cielo o el grito de una salamandra venenosa gigante—, favoreciendo la inmersión en la lucha.

Cabe destacar los sonidos ambientales, tanto en campo abierto como en el interior de las ciudades, que crean una sensación muy real de separación de ambientes notable en las ciudades más grandes.

El sonido es cuidado e igualmente rico en matices, acompañando constantemente a nuestro personaje y reforzando las sensaciones del juego, pero sin resultar nunca molesto.

JUGABILIDAD

Durante la creación del personaje deberemos elegir la clase entre Guerrero, Caballero, Pionero, Aventurero, Sacerdote o Mago, pudiendo añadir a partir de septiembre Alcaide y Druida, como hemos comentado con anterioridad. Como en todos los juegos MMORPG cada uno de ellos tiene habilidades propias completamente diferenciadas del resto de clases, pudiendo elegir lo que más nos interese o se acople a nuestro modo de juego: bien podremos volvernos invisibles y machacar con múltiples heridas certeras y rápidas a nuestro oponente, lanzarle desde lejos un hechizo y acabar con él antes de que llegue a nuestro lado para contraatacar, o acercarnos hasta él de frente y destrozarlo de un solo golpe devastador.
pic-43 pic-33
Pero una de las cualidades de Runes of Magic es la posibilidad de elegir una segunda clase a partir del nivel 10, que sumará algunos de sus poderes a la anteriormente elegida. El sistema para cambiar entre clase primaria y secundaria es fácil y las opciones múltiples, pudiendo elegir desde los tradicionales equivalentes a Tanque, Paladín o Nuker, por ejemplo, o híbridos igualmente efectivos. La complejidad de opciones es sorprendente a la par de divertida, y nos encontraremos en la tesitura de tener varios personajes sólo por el hecho de disfrutar de las opciones que nos resulten más atractivas. El personaje que creemos será como dos juntos, pudiendo subir de nivel independientemente cada uno de ellos (Mago 25-Guerrero 40, por ejemplo) hasta alcanzar un máximo nivel de 50 en ambos. En agosto está prevista una expansión de niveles hasta el 52; más adelante es posible que siga pudiendo subir.

Para las misiones en solitario cada uno descubrirá el mejor modo de sobrevivir según sus habilidades, pero determinados enemigos será completamente imposible superarlos si no es con un grupo de combatientes equilibrados entre sí y bien coordinados: enfrentarse a determinados seres en solitario es sinónimo de muerte segura, incluso en el primer golpe. Es a partir de ese momento cuando los Gremios y Clanes toman un papel principal. La socialización se hace imprescindible si queremos sacar el 100% del rendimiento al juego, lo que no significa que se pueda realizar la mayor parte de él en solitario. Las misiones en las que hay que eliminar a jefes deben hacerse, de forma general, en grupo y si es posible con amigos con los que ya se haya jugado con anterioridad. Aunque esto no sea imprescindible y es posible superarlas con desconocidos con buena voluntad y algo de experiencia en una tradicional party de los MMORPG, siempre es más divertido hacerlo con colegas. Además, la existencia de un servidor en español nos asegura tener con quien hablar y entendernos.

Runes of Magic dispone de más de 1.600 misiones para realizar, en un mundo con 7 regiones amplias y llenas de posibilidades. Además, puedes entrar en las mazmorras para disfrutar de otras tres de las modalidades del juego: las mazmorras “cortas” para grupos de 6 jugadores (una party), las mazmorras “largas” para grupos de hasta 36 jugadores (6 partys coordinadas entre sí para poder superar la prueba, imposible de pasar si no es así), y las mazmorras de la Arena de PvP (lucha de jugador a jugador). Igualmente, podremos encontrarlas tanto en instancias como en modo continuo.

La posibilidad de subir nuestras habilidades de todos los oficios que queramos aprender sin ningún tipo de penalización, dando igual si decidimos subir primero sastrería y luego minería, por ejemplo, y no influyendo peyorativamente ninguna de ellas sobre las otras, hacen que resulte mucho más atractivo el dedicar horas y horas hasta alcanzar los máximos niveles en todos y cada uno de los oficios, a la vez que se hace muy útil para comerciar objetos caros que creemos o aprovecharlos para nosotros mismos. Nuestro personaje comenzará a deambular por el imaginario mundo de Taborea con un equipo básico, que le permitirá superar sus primeras pruebas con facilidad; como todos los comienzos resultará muy fácil subir los primeros niveles y tomar nuestras primeras decisiones. Pero conforme avancemos empezaremos a comprender y disfrutar la complejidad y gran profundidad de Runes of Magic. Nuestro equipo no sólo será cada vez más variado sino que comenzaremos a aprender oficios tales como Alquimia, Armero, Herrero, Carpintero, Cocinero, Herborista, Ebanista o Sastre, que nos permitirán resolver algunas misiones y, sobre todo, mejorar notablemente los objetos que usemos o crear nuevos, más potentes y personalizados.

Junto con nuestras habilidades y profesiones dispondremos de un sistema de aparatos y runas —una de las partes más entretenidas y complejas del juego y que necesitaría por sí sólo un segundo artículo (de modo que no vamos a extendernos demasiado aquí)—, que nos permitirán modificar los niveles de nuestro equipo, incluso los colores de cada una de las partes de la armadura o ropajes que portemos, lo que permitirá que nuestro héroe sea prácticamente único en cuanto a posibilidades y apariencia.

pic-8 pic-13

pic-18 pic-28

Para los jugadores hardcore hay infinidad de objetos, monturas, mascotas, armas y combinaciones de armaduras e ítems con los que podrán conseguir convertirse en verdaderas máquinas de guerra, truhanes indetectables, arqueros imbatibles o magos desproporcionadamente poderosos, todo ello para los niveles más altos del juego.

Por último, dispondremos de una casa propia y segura, independiente de nuestro gremio, donde podremos almacenar en los baúles objetos e ítems que ya no necesitemos pero no queramos desprendernos de ellos para aprovecharlos en futuros personajes que creemos. Tendremos maniquíes para cambiarnos rápidamente de ropa (una de las opciones más interesantes, ya que podemos probar combinaciones en el maniquí sin necesidad de vestirnos nosotros hasta conseguir lo que buscamos y dejarlo preparado para según el tipo de misión: luego con un solo botón nos cambiaremos la ropa), podremos decorarla a nuestro gusto y disfrutar de un remanso de paz donde curarnos, practicar o simplemente descansar.

CONCLUSIÓN

Runes of Magic es un MMORPG Free-to-play con sistema RMT para objetos exclusivos que no justifica su éxito sólo en la gratuidad. La calidad del apartado técnico es excelente, y la jugabilidad aporta opciones interactivas y de personalización nada comunes en los MMO.

pic-23
La profundidad del juego, sus opciones de desarrollo para los personajes en todos los niveles —desde las habilidades de nuestra clase hasta los oficios (crafting) y sin ningún tipo de penalización para con el resto—, los modos PvP emocionantes y potentes con sistema de reputación, la posibilidad de tener casa propia completamente personalizada, la opción de personalizar el interfaz, los monstruos y dragones para niveles superiores casi imposibles de vencer, y la necesidad de socializar y aliarse con otros jugadores para poder superar determinadas misiones lo convierten en una opción de diversión on-line de primer orden, que cubrirá las expectativas de todos los jugadores. Desde los que disfruten con el crafting y la compra-venta de objetos mágicos o sobrenivelados en las casas de subasta, hasta los que busquen un gremio donde compartir aventuras o los jugadores hardcore con ganas de retos realmente difíciles, encontrarán en Runes of Magic una interesante propuesta.

Algunos MMORPG ya establecidos deberán tomar nota.

Lo mejor y lo peor

Lo mejor:
• Un MMORPG Free-to-play con una calidad, extensión y profundidad excelentes y cuidadas en todos sus niveles.
• En nuestro idioma con uno de los servidores en español.
• Enorme amplitud de pertrechos, misiones y enemigos.
• La necesidad de socializar para acabar con determinados jefes y las mazmorras donde debes coordinarte con varios equipos.

Lo peor:
• Tener que esperar a septiembre para disfrutar de todas las posibilidades cuando termine la Beta abierta.

Rodrigo Perez 07 | 08 | 2009