Roccat, la conocida empresa alemana de fabricación de periféricos para PC, nos brinda de nuevo la oportunidad de probar uno de sus dispositivos más punteros, el ratón Roccat KONE+, un periférico pensado por y para jugadores extremos que cada día pasan unas cuantas horas jugando y poniendo al límite de sus posibilidades sus PC’s.

Al igual que en el resto de productos de la marca, el mero hecho de desembalar nuestro flamante KONE+ de su caja se convierte en una experiencia totalmente satisfactoria, gracias entre otras cosas al fabuloso aspecto y contenido del paquete en cuestión, donde encontramos un CD con Drivers, una tarjeta ID Roccat certificando que nuestro producto es completamente oficial y licenciado y, cómo no, el imponente KONE+, el cual nos dejó sin palabras debido a su agresivo diseño, gran tamaño y sorprendente comodidad.

DISEÑO AGRESIVO, ESTILO DE JUEGO EFICAZ

Una vez desembalado el periférico lo primero que nos llamará la atención será su diseño, el cual dejará boquiabierto a cualquiera que lo observe detenidamente por primera vez. El Roccat KONE+ destaca en primera instancia por su gran tamaño, el cual pese a parecer todo lo contrario a primera vista, le otorga un grado extra de comodidad y un fácil agarre que facilita mucho su manejo sobre cualquier superficie. Una vez recuperamos el aliento tras el primer contacto visual nos fijaremos en lo imponente que resalta el logotipo de gran tamaño de la compañía serigrafiado en el lomo del ratón y en las dos franjas de LED’s que recorren el mismo por toda su superficie, transmitiendo a simple vista la sensación de encontrarnos ante uno de los ratones más modernos y potentes del mercado.

CARACTERÍSTICAS

Si hay algo que quiere dejar claro desde el primer momento este periférico es que no nos encontramos ante un simple ratón normal y corriente, ya que el KONE+, además de su impactante diseño posee unas prestaciones que se encuentran muy por encima de la gran mayoría de ratones gamer del mercado.

Entre otras características, las que más pueden condicionar a los jugadores más exigentes para la adquisición de este dispositivo son la ingente sensibilidad de 6000DPI (ajustables) que posee, la cual le otorga el sensor láser Pro Aim R2 que lleva integrado, y la unidad TDCU (Tracking & Distance Control Unit), la cual mejora exponencialmente las prestaciones del dispositivo gracias al escaneado la superficie sobre la que es utilizado, lo que facilita en gran medida su manejo y evita el temido “pick up flight” (momento en el que levantamos levemente el ratón de la superficie) que tanto incordia en las partidas más intensas.

Pero no todo se queda ahí, el KONE+ incluye 10 botones integrados completamente en el diseño del mismo, a los cuales les podremos asignar un total de hasta 22 funciones diferentes gracias a un botón duplicador, el llamado EASYSHIFT+,el cual se encuentra en la zona de nuestro dedo pulgar, con el que podremos asignar varias funciones a un mismo botón sin ningún tipo de complicación.

EN EL CAMPO DE BATALLA

Tras configurar minuciosamente nuestro KONE+ no hemos podido resistir la tentación de hacerle un exhaustivo banco de pruebas con los juegos más exigentes y utilizados del mercado actualmente, como Duke Nukem Forever, Counter-Strike: Source, Half-Life 2, Portal, Crysis, Crysis Warhead, Bulletstorm, Team Fortress 2 y Call of Duty: Modren Warfare 2, dándonos una gran sensación de robustez y una respuesta rápida además de perfecta a todas nuestras órdenes.

Cabe destacar el rápido deslizamiento del ratón sobre cualquier superficie sin ningún tirón, lo que añadido a su bien implementado sistema de peso, con el que pudimos ajustar la masa del ratón con unas pequeñas pesas de 5G que lleva incluidas el mismo en su estuche de serie, consiguieron convertir una simple partida en toda una experiencia jugable.

CONCLUSIÓN

Tras un periodo de tiempo haciendo un exhaustivo uso del ratón hemos de decir que los resultados no podían ser más satisfactorios, nos encontramos ante un ratón de calidad que se adapta a cualquier situación gracias a la amplia gama de ajustes y/o reglajes que le podremos hacer con muchísima comodidad y facilidad, acomodándose así a las manos de cualquier tipo de usuario sean cuales sean sus preferencias

En definitiva, tanto si eres un jugador habitual en PC, como si no, la solución de Roccat tiene motivos suficientes como para hacerse un hueco en tu escritorio gracias a la gran calidad de los materiales y acabado del producto, como al gran soporte y software que trae de serie este magnífico ratón, con el que podremos ajustarlo para poder ser el más rápido dando disparos a la cabeza o simplemente para aumentar nuestra productividad en programas como la suite ofimática Office gracias a las macros programables.

Juanjo_Dante 27 | 07 | 2011