Quizá el catálogo de lanzamientos de PS4 se quede un poco corto y haya mantenido a muchos usuarios de PS3 a la espera de una oferta mejor para aprovechar y dar el salto a la next-gen. Sin embargo, entre la gran cantidad de ports y el puñado de exclusivos, encontramos un gran shoot’em up que estrena el PS Plus en PlayStation 4: Resogun.

Resogun es un shoot’em up espacial descargable desarrollado por Housemarque, el estudio finlandés responsable de dos juegos que faltarán en muy pocas PS3: Dead Nation, una de las opciones para resarcir a los jugadores tras el PSNgate, y el excepcional Super Stardust HD, ese arcade “de los planetas” que muchos recordarán por haber estado de oferta a dos euros varios años atrás. El juego acompañó al nuevo hardware de Sony en su lanzamiento y puede encontrarse en la Store a un precio de 14,99 euros. No es un precio barato, pero por suerte los usuarios de PS Plus (necesario para jugar online) lo encontrarán gratis, junto a Contrast, durante este mes de diciembre.

UNA HISTORIA MUY SIMPLE

¿Quién ha dicho historia? Cuenta con una historia tan simple que no necesita narración. Con la frase que se entona al principio de cada uno de los mundos es suficiente para saber que la humanidad está en peligro y que tenemos que salvar a los pocos humanos que quedan (“Salva a los últimos humanos”, se puede escuchar a través del altavoz de nuestro mando al principio de cada mundo). Tan simple, que prácticamente es inexistente, pero no se echa de menos. Sobrevivir a las embestidas constantes de enemigos es el único objetivo real de este caótico título.

Resogun

En cada mundo, tenemos que rescatar a diez humanos atrapados en colonias extraterrestres. Más allá del aspecto moral de ayudar a la raza humana a evitar la extinción, nos resultará muy útil ejercer de salvadores, pues cada humano que pongamos a buen recaudo nos hará ganar cosas tan interesantes como bombas, vidas extras, mejoras o puntos. Y creednos, cada vida extra cuenta en un juego como este, sin embargo, quedarnos sin estos bonus es el único perjuicio real por no cumplir con esta misión “secundaria”.

HEREDERO DEL MEJOR SHMUP DE PS3

Resogun es heredero directo de Super Stardust HD (Star Strike HD), desde los controles y movimientos de nuestra nave espacial, hasta el objetivo y la forma de conseguir los puntos.

No se llama SSHD 2, pero a bien seguro que no nos habría extrañado de hacerlo, sin embargo, llegar de lanzamiento con PS4 y estrenar el Plus (se ha metido en prácticamente todas las consolas Day One de Sony), era una oportunidad perfecta para Housemarque de estrenar nueva franquicia. Super Stardust HD fue uno de los primeros títulos descargables para PS3 y su adictiva jugabilidad tiró del carro en los momentos más bajos de software en la consola de séptima generación de Sony que apareció tarde (un año después de Xbox) y cara (600 pavos), y tuvo que sumar una sequía de triples A interesantes en sus primeros momentos. Resogun llega a PS4 para hacer lo propio hasta que Naughty Dog, Media Molecule o SuckerPunch Productions se pongan las pilas.

Resogun

En Resogun nos encontramos con un shoot’em up espacial con dos tipos de vista: retro y estándar, y solo dos modos de juego: Arcade (avanzar entre planetas desde el primero o elegir uno de ellos por el que comenzar) y Multijugador online cooperativo. Puede que, como en el caso de Super Stardust HD, próximamente aparezcan nuevos modos de juego. Quizá uno en el que tengamos que sobrevivir sin disparar nuestro láser, uno en el que solo podamos utilizar bombas o alguno en el que los humanos tomen mayor protagonismo (¿Bombardero? ¿Contrarreloj? ¿Multijugador competitivo?), Por el momento tenemos que conformarnos con acribillar marcianos en solitario o hacerlo acompañados por otro jugador vía online.

JUGABILIDAD

Resogun cuenta con cinco mundos diferentes y cada uno de ellos con tres fases, determinadas por oleadas de enemigos que van apareciendo en pantalla. Al final de las fases nos enfrentaremos a un jefe final. La dificultad de estos final bosses en nivel novato es irrisoria, y en experimentado, muy asequible, la cosa se complica para los niveles más avanzados (veterano y maestro). Las diferencias entre unos y otros estriban en la forma de defenderse de las estructuras enemigas, así como en el número de disparos que se necesitan para destrozar cada uno de sus puntos débiles.

Cada nivel de dificultad aspira a un multiplicador de puntos diferente: 5x, 10x, 15x y 20x, lo que es una motivación extra para ir ascendiendo por los diferentes niveles.
Resogun

Al comenzar el juego solo el primer mundo está disponible y conforme vayamos derrotando jefes finales, conseguiremos abrir el resto. En muy poco tiempo tendremos disponibles los cinco mundos en dificultad novato, el desafío es conseguirlo también en el resto de retos.

Al principio de la partida tendremos que elegir entre tres naves distintas. La gran diferencia entre ellas se halla en sus habilidades: agilidad, aceleración y sobrecarga, siendo Ferox la más nivelada, Phobos la más potente y Nemesis la que cuenta con la agilidad óptima para los grandes retos de los niveles más difíciles.

Los planetas no se presentan como esferas al modo de Super Stardust HD, sino como cilindros por los que podemos desplazarnos arriba y abajo dentro de los márgenes, y a derecha o izquierda, dando vueltas completas por el cilindro.

La pantalla se transforma en una locura caótica de luces de neón y colores que pocas veces da tregua, aun así siempre son fácilmente reconocibles tanto los disparos y las naves enemigas, como nuestros disparos y nuestra nave. La agilidad que demostremos para esquivar a los adversarios será fundamental para sobrevivir, y en gran medida depende de nuestra habilidad para detectar y controlar todos los elementos de la pantalla.

Resogun se maneja como la mayoría de shooters de este estilo: L3 para moverse por la pantalla, R3 para disparar. Además como en Super Stardust HD podremos ejecutar turbos (saltos cortitos y saltos más largos) y sobrecargas, también ilimitadas. Además, contaremos con bombas limitadas.

El manejo es sencillo y muy pronto nos haremos con él, algo muy útil teniendo en cuenta el caos que se sucede en pantalla y que no podemos permitirnos parar un segundo a pensar con qué botón se lanzaban las bombas o con cuál nos deslizábamos a través de los enemigos.

ANÁLISIS DE RESOGUN – ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Rocío González en 22 | 12 | 2013