La franquicia Resident Evil aterriza en Nintendo 3DS con un título cargado de acción y personajes mítico de la saga, asegurándose el interés de buena parte de los aficionados a esta popular historia de Capcom. Teniendo clara su vertiente de “título para hacer más llevadera la espera hasta el lanzamiento de Resident Evil: Revelations”, descubrimos una propuesta divertida, que no aburre, puede que algo escasa de contenidos, pero ideal para una consola portátil.

Capcom ha sabido sacar provecho a las opciones estereoscópicas de Nintendo 3DS, gracias sobre todo al buen hacer que ya demostró en este apartado con SSFIV y se convierte en una de las desarrolladoras que mejores propuestas ha ofrecido para la portátil. The Mercenaries 3D explota la vertiente de acción sin concesiones de la saga hasta niveles estratosféricos, lo que seguramente moleste a los más puritanos de la franquicia, pero resulta una operación que gusta y divierte, a pesar de pequeños inconvenientes.

MODO EXTRA HECHO JUEGO

Como ya sabréis la gran mayoría, Los Mercenarios comenzó siendo un modo extra de Resident Evil 3 donde debíamos llevar a tres soldados (vistos en la trama) del punto A al punto B en un determinado límite de tiempo. Este modo mutó cual Virus T en Resident Evil 4 para convertirse en una especie de Modo Horda donde debíamos conseguir los máximos puntos posibles eliminando enemigos en un periodo de tiempo concreto. La experiencia repitió en Resident Evil 5 y así surgió la idea de este Mercenaries 3D, que comenzó siendo una demo técnica y se ha convertido en juego propio.

No existe historia para esta entrega de Resident Evil. Simplemente, deberemos realizar una serie de misiones cumpliendo unos objetivos, que van desde hacer explotar barriles, hasta matar a un número determinado de enemigos y aniquilar armas biológicas que todos conocemos de juegos anteriores. Para llevar a cabo estas pequeñas misiones tendremos a nuestra disposición, de inicio, a Chris Redfield, Hunk y Jill Valentine. A lo largo del juego podremos desbloquear a Claire Redfield, Jack Krauser, Rebecca Chambers, Barry Burton y Albert Wesker, así como vestimentas alternativas para todos ellos.

La jugabilidad del título, como ya habréis imaginado, es idéntica a la experimentada en los últimos juegos de la saga Resident Evil, con la cámara tras nuestro personaje, posicionándose en primera persona cuando realizamos algún disparo. Por fin, podremos andar y disparar a la vez, pulsando los dos gatillos traseros, aunque no resulta tan eficaz como esperábamos, posiblemente por el cambio de cámara a primera persona. El inventario se administra mediante la pantalla táctil, ofreciendo un amplio arsenal a nuestra disposición, diferente para cada personaje. Podremos curar nuestra salud con las míticas hierbas narcóticas de la serie, así como echar un vistazo a nuestro alrededor pasando el “stylus” sobre el mapa de la pantalla inferior.

¡DETRÁS DE TI PENDEJO!

A nivel técnico, el título luce realmente bien y The Mercenaries 3D se convierte en uno de los juegos que mejor saben sacar provecho al efecto estereoscópico de la consola portátil de Nintendo. El efecto de profundidad está muy bien creado y, aunque se trata de un juego de acción, al mover un poco la consola no perderemos esa sensación 3D que tan bien le ha sentado a la franquicia. Los escenarios y los enemigos son reutilizados de entregas previas, por lo que no podemos destacar la originalidad en el plano creativo, algo que no influye en la experiencia de juego.

Y es que, por mucho que amemos el “survival horror” puro y duro, The Mercenaries 3D se presenta como una opción muy divertida, ideal para trayectos cortos, que nos mantendrá pegados a Nintendo 3DS durante buenos ratos, siempre buscando superar nuestros propios tiempos o intentando desbloquear ese personaje que se nos resiste. En lo que respecta al apartado sonoro, la obra cumple su función y ofrece una biblioteca de sonidos bastante amplia, algo lógico teniendo en cuenta la cantidad de explosiones y disparos diferentes que tendremos oportunidad de escuchar.

Con todo, The Mercenaries 3D se termina convirtiendo en un juego bastante repetitivo, que puede aburrir si le dedicamos mucho tiempo. Y es que Capcom ha ideado el título pensando en partidas cortas, variadas, que alarguen la experiencia en el tiempo. Por suerte, además de la posibilidad de desbloquear extras y contenidos, este Resident Evil ofrece un modo cooperativo en línea y local que, por méritos propios, se transforma en el mayor aliciente de la aventura. Y es que enfrentarse a todos los enemigos del título con un amigo hace que la propuesta gane un par de puntos de cara al usuario, sobre todo para aquellos que disfrutan jugando online.

No podemos olvidarnos, claro está, de la demo de Resident Evil: Revelations, que viene añadida como extra en el juego. Su duración no es superior a los cinco minutos pero sirve para demostrar que el verdadero Resident Evil de Nintendo 3DS tienen nombre y que The Mercenaries es sólo un aperitivo hecho para divertir y demostrar que Capcom puede hacer juegos de acción pura y dura y ofrecer más tarde títulos de terror al estilo de la vieja escuela, con sus pasillos estrechos y sus monstruos esperando sangre fresca al girar cada nueva esquina.

POLÉMICA INCLUIDA


No podemos dejar de mencionar en este análisis el peculiar y polémico sistema de guardado que presenta Resident Evil: The Mercenaries 3D. Y es que, como ya sabréis si habéis seguido la actualidad del título, no podemos borrar nuestra partida en ningún momento, por lo que las estadísticas y los extras desbloqueados se mantienen para siempre en nuestro cartucho, evitando así que la venta de segunda mano haga su aparición en escena. Existen métodos pocos recomendables para borrar la partida, pero la polémica ya está servida.

Puede que la escasa duración del juego, así como la inexistente historia, jueguen en contra de The Mercenaries 3D, pero imponer el guardado de datos resulta un error de bulto, que evita poder disfrutar del juego desde cero cuando nos venga en gana. Capcom ya ha asegurado que no lo volverá a utilizar, pero el daño hacia este Resident Evil ya está hecho.

Sea como fuere, los jugadores que compren Resident Evil: The Mercenaries 3D saben perfectamente a lo que se van a enfrentar: un título de acción sin más intenciones que entretener y hacer más llevadero el camino hasta un Resident Evil de verdad, que llegará en 2012, si todo marcha bien. A nivel técnico cumple con su función de manera notable y el modo online supone todo un aliciente (y gratis) para todos aquellos usuarios amantes del Modo Mercenarios de la saga, que sabemos que los hay y también tienen derecho a su ración de Resident correspondiente.

RESIDENT EVIL: THE MERCENARIES 3D-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Antonio López 08 | 07 | 2011