Revelations 2 es un Frankenstein de cuerpos añejos formado por una pequeña pizca de los juegos prerenderizados, un puñado de agobios made in Resident Evil 4, una parte de Revelations (sin la vergonzosa mitad protagonizada por el bueno de Chris Redfield) y un par de chistes autorreferenciales de Barry Burton. Revelations 2 calla bocas y apunta a juego para recordar.

Podemos cambiar de jugadores al instante

Las ganas de los usuarios de jugar a un Resident Evil como los de antes se desvanece, en parte, con Revelations 2. Juego vendido a partes, cuatro capítulos, historia con varios personajes y un cliffhanger por cada episodio. Las iras de los fanáticos y los youtubers con ganas de gresca aumentan por momentos pero no, al final Capcom nos ha regalado un videojuego (una cuarta parte de un videojuego) que cumple con las expectativas de manera sobrada. Duración, narrativa y agobio con un par de sustos, como en los viejos Resident Evil. Eso sí, olvidaos de sensaciones similares a los títulos prerenderizados, aquí sentimos la base del primer Revelations, que a su vez sigue basando su jugabilidad en productos post RE4. Lo mejor de todo es que es el juego de Leon S. Kennedy el que más recordamos, obviando parte de la acción desmesurada de su sexta parte y de una mitad de Revelations más que cochambrosa e inútil, la del protagonista de la saga, Chris Redfield, y eso es muy bueno.

REVELATIONS 2 NO ES CORTO, LEÑE

Aquí no vamos a hablar de su puesta en venta por capítulos, muchos juegos ya lo hacen y no han sentido las hachas en la espalda como Revelations 2. Es una nueva forma de negocio que si se plantea desde el sentido común no debe molestar a nadie. En un mes tendremos el juego entero en tiendas, físicamente y los capítulos se estrenan cada semana. La espera no es larga y siempre podemos dejar pasar el tiempo y hacernos con la versión física. Además, el precio es ajustado y Capcom no miente ni engaña a nadie con esta forma de venta.

Un juego bueno cuando se juntan los cuatro capítulos

Al margen de ello, el siguiente problema más comentado es el de la duración, molesta descargarse una parte de un juego y no llegar a llenar una tarde, pues bien, un servidor ha llegado a las 4 horas de juego en el capítulo de la Colonia Penitenciaria, y sin contar el modo asalto. ¿Habrá gente que lo acabe en dos horas? Puede. Aunque podemos asegurar que nuestra partida ha sido relajada, sin prisas y buscando secretos. A falta de saber la duración de otros capítulos, la suma nos puede llevar fácilmente a las 15 horas de juego en total, algo reseñable visto el precio del título.

Como todos sabemos, la presencia de Claire Redfield, hermanísima del protagonista que desde Code:Verónica no protagonizaba una nueva historia y Barry Burton, secundario en el primer juego de la saga es la que ha mantenido el interés en esta nueva producción. Tras rotaciones entre los que se han asentado como mayores protagonistas de la saga (Chris, Leon y Jill) se echaba de menos algún viejo conocido. Es algo que los fans recibimos con los brazos abiertos, pues se trata de un personaje que se echaba de menos y otro del que poco sabíamos desde su única aparición en la cronología jugable de Resident Evil. Y es que Barry sirve como conexión del exterior con los hechos narrados en el título y, además, se convierte en el acicate humorístico de los propios programadores, que no dudan en hacer bromas autorreferenciales respecto a los loquísimos diálogos del primer Resident Evil (ya sabéis, “Jill sandwich” y “la reina de las ganzúas”). Un acierto.

NARRATIVA DE SERIE QUE CALZA PERFECTAMENTE

La sucesión de los hechos cambia de forma y se adapta a un producto episódico. Los clásicos de Telltalle Games o Alan Wake sirven como base y Revelations 2 se adapta a las necesidades jugables con constantes cambios de ritmo y acción, paralelos al “inicio, nudo y desenlace”. El cliffhanger final (no únicamente del capítulo de la prisión, también de cada uno de los episodios que lo forman) da forma a la narración de un título donde la historia juega un papel superior que en el primer Revelations.

Unas sensaciones muy parecidas a las anteriores entregas

UN FRANKENSTEIN VICTORIOSO

La jugabilidad de Revelations 2, como hemos mencionado, bebe de las fuentes de Resident Evil 4. Que vendan el título como una vuelta a los orígenes es de una falta de respeto a sus seguidores que roza lo cómico. Resident Evil no ha vuelto nunca a los orígenes, pero sí ha sabido mutar con nuevos videojuegos notables y también extraordinarios. Resident Evil 4 es un ejemplo de ello. Entonces nadie se quejó de su nueva apuesta, pues el encasillamiento de los anteriores a un modelo caduco era obvio. No obstante, Revelations 2 toma prestadas algunas de las sensaciones de los primeros títulos pero, no lo olvidemos, la base sigue siendo el combate contra enemigos (aunque con munición controlada) y la exploración superflua, nada que ver con los de PSX.

Pese a ello, nos alegramos que se haya dejado de lado la barbarie que fue Resident Evil 6 y se tenga el tacto de centrarse en los exponentes más loables de la mutación de la serie, el 4 y el 5. Del 4 recoge el agobio de numerosas situaciones, la tensión que provocan los enemigos. De Resident Evil 5 recoge el modo cooperativo y lo mejora gracias a las peculiaridades de Moira y Natalia y la posibilidad de cambiar de personaje al instante si jugamos en solitario, como Resident Evil 0 (es más, aprovecha algunos momentos del título de Game Cube para separar, de nuevo, a nuestros personajes). Lamentamos profundamente la ausencia total de rompecabezas al estilo clásico de la serie, pero tenemos esperanza de verlos en un capítulo futuro.

CONCLUSIONES

La rejugabilidad de Revelations 2 se convierte en una de sus mejores armas, su duración depende de jugadores, pero creemos que sí puede llegar a las cuatro horas fácilmente. El modo asalto se convierte en el acompañante perfecto de la historia principal y los numerosos extras y coleccionables (para nada fáciles de encontrar) no hacen otra cosa que dotar de sentido a una cuarta parte de un juego que se sostiene con una jugabilidad a prueba de bombas y no, no es un Resident clásico, pero sí lo más cercano en la propuesta de una narrativa de tensión y agobio.

Revelations 2 recoge similitudes con todas las anteriores

Su apartado técnico es propio de la anterior generación, pero todavía resiste con encanto y mejora lo ofrecido en el primer Revelations, algo lógico debido a su naturaleza portátil. Esperando expectantes las tres partes restantes.

LO MEJOR:

  • La narrativa se aprovecha magistralmente de su naturaleza episódica.
  • Claire Redfield y Barry Burton.
  • Su duración es mucho mayor a lo que estamos acostumbrados.
  • Rejugabilidad, secretos y modo asalto.
  • Tensión y acción como en Resident Evil 4.

LO PEOR:

  • El doblaje al castellano de algunos personajes.
  • Lo sabíamos, pero allá va: Gráficos de anterior generación.
  • Ni rastro de rompecabezas.

Continúa en la siguiente página >>>

 

Resident Evil Revelations 2 – ÍNDICE

Adrián Hernán 05 | 03 | 2015