¿WESTERN? NO, “EASTERN”

Si algo destaca a primera vista en Red Steel 2, es el sensacional nivel artístico que luce el título de Ubisoft, fusilando sin reparos el estilo pobremente realista que tenía la primera entrega y optando por una ambientación mucho más acorde con la capacidad técnica de Wii: nos referimos al uso del conocido efecto cell-shading. Esta técnica, por si algún despistado lector aún no conoce, se basa en dotar a modelos tridimensionales de coloridas texturas sencillas a las que se les aplica sombreados y degradados planos, imitando a los clásicos dibujos animados de toda la vida. Este estilo, cuando se realiza bajo una buena dirección artística resulta espectacular y, por suerte, este es el caso del juego que nos ocupa: Red Steel 2 goza de un acabado visual sobresaliente, con un look “cartoon” muy llamativo y vistoso que se mueve suave a la par que sólido como una roca. El choque cultural oriente-occidente encaja tras fusionarse bajo una estética “ciberpunk”, dando sentido al conjunto tras presentar una ciudad futurista decadente, sembrada de elementos retro donde pueden convivir en armonía un “saloon” típicamente americano, con una pagoda o un dojo japonés nada más cruzar la calle.
red steel 2 arte red steel 2 jugabilidad
Los diseños de personajes tampoco se quedan atrás, desde el protagonista que viste sombrero vaquero, gambusinas hebillas cromadas, botas jikatabi y una gabardina cual Neo en Matrix, hasta toda una fauna formada por camorristas salidos de Mad Max, letales ciber ninjas, robots con armamento pesado, y toda una ralea de personajes fusión de forajido del wild west con el más acanallado yakuza tokiota, como colofón merece destacar la figura del Sheriff, que viste una floreada camisa hawaiana color rosa llena de mugre. No nos cortamos un pelo en repetirlo: el estilo creado se vuelve tan original como propio otorgando una singularidad digna de elogio. Por si fuera poco, semejantes cualidades creativas cobran sentido gracias al motor gráfico LyN Engine, una novedosa herramienta propiedad de Ubisoft que permite exprimir la potencia de Wii como pocos juegos han conseguido hasta ahora. Puede que, como comentábamos anteriormente, el tamaño de los escenarios pueda ser reducido e incluso en ocasiones “pasillero”, pero lo mostrado resulta rico y variado, con un especial cuidado por los detalles -salvo algunas partes un tanto simplonas, que se pueden encontrar en contadas ocasiones- y moviéndose en todo momento a unos gloriosos 60 frames por segundo, por lo que la suavidad está garantizada en todo momento, algo que también repercute en la jugabilidad como comentaremos más adelante.

Cerrando el bloque dedicado al aspecto técnico y artístico, nos toca hablar del sonido, que deja una sensación agridulce no porque el resultado sea malo, sino porque da la sensación de que podía haberse trabajado mucho más para situarse a la altura del resto de apartados. Cabe destacar, eso sí, la excelente localización a nuestro idioma, puesto que todos los personajes hablan en perfecto castellano y algunas expresiones llevan a la carcajada instantánea, véase como ejemplo a la hora de describir a uno de los villanos del juego como “un tipo tan agradable como una diarrea”. La banda sonora se basa principalmente en punteos de guitarra o banjo emulando los serenos tonos propios del salvaje oeste, pero por lo general pasará completamente desapercibida, los efectos de disparos y estocadas cumplen sin más.

DESENVAINA TU KATANA, DESENFUNDA TU CAÑÓN

red steel 2 wii ingame
Llegamos al punto más importante del juego, motivo por el cual es obligatorio el uso del Wii Motion Plus y que repercutirá muy positivamente en todo el bloque central de la aventura: el manejo de la espada samurai. Las bondades del Wii Motion Plus y el buen hacer de Ubisoft en este aspecto desembocan en un control que, pese a parecer un tanto ramplón al principio y someramente prescindible al final (luego explicaremos su porqué), muestra todo su potencial durante el grueso de nuestra andadura en búsqueda de respuestas y venganza. En un principio, tras rescatar al típico Sensei calvorota y de mesada barba, se nos ilustrará en el arte del combate durante los primeros compases del juego. Será a partir de que consigamos la desaparecida Sora Katana, que nos arrebatan al principio, cuando la capacidad del juego explote y gocemos de lo lindo combinando balas y acero.

Las técnicas básicas decepcionan en la primera toma de contacto, el control no es 1:1 exacto y sólo reconoce unos pocos ángulos. La sorpresa llega cuando, una vez comprobamos que importa todo el recorrido de nuestro brazo y la fuerza que empleemos, existen diferencias notorias entre dar un fuerte tajo arrastrando el wiimote desde atrás, que realizar un sencillo golpe de muñeca. En opciones de configuración se puede seleccionar un método para vagos para no tener que realizar acciones propias de empuñar verdaderamente una espada, pero no resulta nada recomendable si queremos disfrutar de una experiencia completa. Otro de los aspectos que al comienzo deja un tanto frío es la defensa: con sólo dejar el botón A pulsado nos defendemos de todo tipo de ataques, incluso de los disparos enemigos, lo bueno llega cuando nos enfrentamos a los contendientes más poderosos, que tendremos que situar el mando en perfecta posición vertical u horizontal para detener sus ataques, un mal ángulo en este movimiento conlleva encajar el golpe enemigo con la consecuente pérdida de vida.
red steel 2 wii motion plus red steel 2 gameplay wii
A la defensa por bloqueo se le han de sumar los movimientos de finta y contraataque, que suponen en el último caso mover tanto wiimote como nunchuck poniendo a prueba nuestros reflejos. Pronto iremos aprendiendo diferentes técnicas que permiten desatar el poder oculto del clan Kusagari que, junto al planteamiento de los combates en los que lidiaremos con enemigos de diferente tamaño y condición, nos obligará a plantear estrategias muy satisfactorias en las que verdaderamente sentiremos que manejamos una espada en primera persona. El inconveniente llega en los últimos compases del juego, donde disparar cobra mayor protagonismo, y tras comprar numerosas técnicas y mejoras en el combate cuerpo a cuerpo seremos prácticamente indestructibles. En nuestra opinión se debería haber trabajado algo más el tramo final para que no se descompensara, por fortuna de las 11 horas que nos ha llevado completar la aventura, sólo una cuarta parte no disfrutaremos tan soberanamente bien como el resto del tiempo.

En referencia a la parte shooter, que responde bien y en consecuencia al uso del puntero, además del revólver con el que contamos desde el primer momento, podremos adquirir diferentes armas con el dinero que consigamos a base de misiones, exploración y combate. Por lo general acabaremos usando la escopeta Twin-barrell por su contundencia en las distancias cortas, y la automática Johnnygun para acribillar al personal a media y larga distancia. Le resta brillantez al acabado general la imposibilidad de combinar acero y pólvora de una forma inmediata, ya que cada vez que guardemos la espada y saquemos el arma, tendremos que reubicar el puntero perdiendo unos valiosos segundos que resultan vitales en el modo de dificultad más alto. Si tenemos ocasión de practicar el ataque del águila, en el que de un contundente tajo mandamos al aire al enemigo ralentizando el tiempo, podremos minimizar esta transición para conseguir una mayor eficacia.
wii motion plus red steel 2
RED STEEL 2-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción.

PÁGINA 2 – Arte y jugabilidad.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

José Luis Fernández 29 | 03 | 2010