Rayman Origins cierra su ciclo de lanzamientos con la versión para Nintendo 3DS. Después de un exitoso paso por plataformas como PS3, Wii, Xbox 360 o PS Vita, la portátil de Nintendo no quiere quedarse con el título que, a nivel general, se ha convertido en uno de los videojuego de plataformas más aclamados de la generación. Si eres fan de las plataformas y hechas de menos la magia de los gráficos 2D, échale un vistazo a este análisis.

VUELTA A LOS ORÍGENES

Para los que os sorprenda ver a Rayman engalanado con este espectacular aspecto de dibujo animado, tan sólo tendréis que investigar un poco para recordar cómo fue el comienzo de la franquicia, antes de que los Rabbids le usurparan gran parte de su protagonismo.

La Atari Jaguar, por aquel entonces una consola reservada tan sólo para unos pocos afortunados que contaban con el dinero y la valentía de elegirla como sistema de juego, demostró al mundo lo que podía dar de si un plataformas bidimensional. Gráficos coloristas, sprites de gran tamaño, animaciones dinámicas y un planteamiento lleno de carisma.

Tal fue el éxito del título que pronto el personaje vio su alargada sombra proyectada a través de diferentes sistemas de juego, dando el salto a las 3D en el sobresaliente Rayman 2: The Great Scape, que brillaba con luz propia en el hardware de la mítica Dreamcast. Ahora, en la actualidad, podemos disfrutar de un retorno a los orígenes que ha triunfado entre crítica y público, aunque los seguidores de Nintendo 3DS han tenido que esperar demasiado para tenerlo entre sus manos. ¿Habrá valido la pena?

2D EN 3D ESTEREOSCÓPICO

rayman origins ingame

Si, aunque parezca una contradicción en sí misma, Rayman Origins es un videojuego bidimensional de avance lateral, cuyos planos de scroll se muestran en profundidad gracias a las particularidades de Nintendo 3DS. La jugabilidad inicial sigue siendo el punto clave del título y, pese a que no permite multijugador cooperativo en ninguna de sus modalidades (un fallo que arrastra junto con la versión de PS Vita), la diversión está asegurada.

El planteamiento es sencillo: el Claro de los Sueños ha sido invadido por el mundo de las pesadillas y los malvados secuaces del mal vagan por doquier arrasando valles, colinas y todo tipo de terraformaciones. A partir de aquí se articula una aventura de plataformas con scroll lateral donde acompañaremos a Rayman, Globox y los Diminutos a través de un periplo plagado de amenazas de distinto calibre.

A medida que avancemos a través de los distintos mundos (hielo, lava, acuáticos, etc) iremos acumulando nuevas habilidades y personajes jugables, que nos permitirán superar nuevos obstáculos de variadas formas. Resulta realmente apasionante comprobar la cantidad de situaciones diferentes con las que nos encontraremos: plataformas móviles, fases al más puro estilo shoot’em’up a lomos de un mosquito, momentos acuáticos de una belleza estética y una representación jugable sin competencia…

En definitiva, Rayman Origins nos propone un planteamiento jugable accesible, no exento de retos, y que resulta casi imposible de superar al 100%. Para ello, tendremos que acumular un gran número de Electoons en cada nivel, superar el modo Contrareloj y adquirir ítems especiales. Sin duda alguna, videojuego tendremos para rato, aunque hemos de admitir que su jugabilidad se ve mermada en algunos casos por algunos problemas técnicos de relieve que pasamos a analizar.

AGRIDULCE APARTADO TÉCNICO

rayman origins nintendo 3ds

El motivo por el cuál la versión de Nintendo 3DS es la única que no llega al sobresaliente es bien sencilla: la conversión ha dejado a su paso algunos problemas bastante notorios en cuanto a visualización espacial de la acción y fluidez en el scroll de pantalla. Hemos de decir, no obstante, que a nivel artístico el título encantará a cualquier usuario de la consola de Nintendo. Desafortunadamente, quien haya superado alguna de las otras versiones notará a las primeras de cambio las carencias que hemos mencionado en el párrafo superior.

Rayman Origins posee un estilo de “animación tradicional” muy conseguido, gracias al cual podremos visitar grandes escenarios plagados de detalle y movimiento. El diseño de los personajes es una delicia, mientras que las animaciones de las que hacen gala y las reacciones de los enemigos ante nuestros ataque nos harán soltar alguna que otra carcajada en el momento menos esperado.

Por otra parte, a nivel de animación, nos encontramos ante un título muy sólido, que demuestra la versatilidad del motor utilizado por Ubisoft para conseguir tan excelso resultado: el famoso UbiArt. Con todo, resulta una pena la baja resolución de algunos elementos de los escenarios y, sobre todo, el inestable framerate que se manifiesta cuando se acumulan enemigos en pantalla y se activa el 3D. Jugar en estereoscópico resulta muy llamativo, sobre todo por la cantidad de planos que mueve el juego, aunque muchas veces preferiremos desactivarlo para ganar en fluidez y velocidad.

A nivel sonoro, el gran trabajo realizado por Ubisoft en este sentido se ve empañado por una calidad acústica desigual: algunas veces bajaremos el volumen de nuestra consola debido a que los sonidos se muestran distorsionados. Por lo demás, buen trabajo en lo referente a la librería de sonidos y un gran ambientación acústica en cada uno de los escenarios.

RAYMAN ORIGINS 3DS-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Sergio Melero 20 | 06 | 2012