El estudio español Nexus Game Studio presenta con Randal’s Monday una aventura gráfica de corte clásico bautizada como un ‘point and geek’, en la que las viejas mecánicas del género se mezclan con una historia repleta de referencias a los videojuegos, las películas y las series de televisión de los años 90. El juego ya se encuentra a la venta en formato digital y muy pronto contará con una edición física en las tiendas.

Análisis de Randal's Monday

Randal’s Monday cuenta la historia de Randal, un joven al que conocemos tomando unas cervezas en un bar con dos amigos que van a casarse. Durante el trascurso de la velada, su amigo Matt le enseña el anillo con el que va a prometerse a Sally, una pieza única por la que muestra un apego especial (como si fuera ‘su tesoro’), sin embargo, al final de la noche Randal termina con el anillo de su amigo.

Al día siguiente, el casero exige el cobro de los tres últimos meses de la renta de Randal y para poder cumplir, este no tendrá otro remedio que vender el anillo de Matt. La pérdida del anillo desencadena una racha de acciones malditas que acaban con la muerte de Matt. Por suerte, el lunes de Randal se repite una y otra vez, como en la película Atrapado en el tiempo con Bill Murray, dándole la oportunidad a este cleptómano y oportunista de solucionar el entuerto, recuperar el anillo y devolverlo a su dueño sin que suceda ninguna desgracia.

Aunque estemos estancados en un lunes eterno, la gracia del título está en que cada cambio que hagamos en el día anterior permanecerá en el siguiente: si hemos vendido el anillo en la primera repetición, ya no despertaremos llevándolo en el bolsillo y así con todo lo que modifiquemos.

http://imag.juegosdb.com/blog/images/2014/47/15.jpg

Nuevo point and geek con sabor añejo

La aventura recupera el espíritu de las historias de LucasArts con gráficos 2D, muchísimo texto, opciones disparatadas y graciosas y una dificultad de la que no es fácil encontrar hoy en día. Es precisamente esta dificultad la que hace a veces al juego un tanto frustrante y por lo que seguramente los propios creadores han incluido un sistema de pistas tan detallado. Sin embargo, es la mezcla entre la frustración y la accesibilidad a las pistas, lo que hace que a veces se consulten con demasiada vehemencia, rompiendo la magia del título: que estrujemos nuestro cerebro en busca de la solución a unos puzles que a primeras no parecen tener ni pies ni cabeza.

La jugabilidad y los puzles a la vieja usanza son el pilar del título, pero el guión no se queda atrás. Las líneas de texto nos sacarán más de una carcajada, sobre todo gracias a los montones de referencias geeks, cinéfilas y seriéfilas que encontramos en el juego. Sin exagerar podemos hablar de cientos. Son tantas, que quizá son demasiadas, si es que esto es posible. También destaca el uso de la cuarta pared en varias partes de la aventura, con un Randal consciente de estar en un juego y que habla con el jugador, como cuando le explica que sería fácil hacer una llamada y ‘averiguarlo’, pero que el juego solo permite a Randal recibir llamadas, y no acceder al móvil para llamar.

Ennumerar las referencias ‘frikis’ que aparecen en Randal’s Monday sería una tarea titánica, y es que para apuntar solo las que aparecen en las secuencias del primer día del juego utilizamos tres cuartillas de folio, y seguro que algunas se nos escaparon. Desde el grog de Monkey Island a los Morlocks de La máquina del tiempo, pasando por series como El equipo A, Dragon Ball, The Office, Star Trek o Expediente X, a películas como La niña del exorcista, El señor de los anillos, El planeta de los simios, El gran Lebowski, Good Morning, Vietnam, Revenge of the Nerd 2 o (mucho) Blade Runner y al mundo de los videojuegos con Game Boy, recreativas o Tetris.

El juego es una alusión constante a esta cultura pop de los 90 de la que bebieron sus autores Toni y Juanan Pascual, y esta relación que hemos hecho es solo un ínfimo porcentaje de lo que esconde cada escenario y cada diálogo. Sin duda, es uno de sus grandes atractivos, ir identificando cada referencia analizando los fondos y riendo con cada línea de texto.

En cuanto a los controles del juego, se basan en el clásico sistema de pulsar sobre el escenario sobre los objetos adecuados e interactuar con ellos o llevarlos a nuestro inventario. El juego nos deja elegir entre dos formas de jugar: Old School y New School, siendo la primera con dos clics (uno sobre el objeto y otro sobre la acción a acometer) y el segundo con un clic, directamente a la acción apropiada. El sistema es tan sencillo como eso, y es parte del encanto de este homenaje a las aventuras clásicas que nos dejará tan atascados como quedábamos con aquellas.

http://imag.juegosdb.com/blog/images/2014/47/8.jpg

Sobre los gráficos, como hemos dicho antes encontramos unos dibujos 2D, que nos recuerdan a las series de animación americanas de Seth McFarlane o Matt Groening, y que dejan de lado la estética pixel que el nicho indie ha adoptado en los últimos años. Los escenarios son pequeños y no muy varidos, y para pasar de unos a otros tomaremos el metro, con tiempos de carga correctos. En cuanto a la interfaz, no presenta el sistema más cómodo que hemos visto en el género.

Para terminar haremos mención al sonido, uno de los aspectos en los que más se ha incidido en la promoción de este point and geek, por la calidad de los actores de doblaje nacionales que han participado poniendo las voces a los 51 personajes que aparecen con 11.000 líneas de diálogo. Este doblaje de bandera ha contado con voces tan famosas en la industria como Carlos Ysbert (Homer Simpson), Ramón Langa (Bruce Willis), Mar Bordallo (Penny de The Big Bang Theory), David Robles (Leonardo DiCaprio), Pepe Mediavilla (Morgan Freeman), Fernando Cabrera (Sheldon Cooper), Eduardo Gutiérrez (Stewie de Padre de Familia), David García (Kent Brokman), Antonio Esquivas (Frasier) y Juan Arenas (Shaggy).

Conclusiones

En definitiva, la colaboración de los desarrolladores alicantinos con la editora Daedalic nos trae una buena aventura gráfica con más de quince horas de juego que nos devuelve a la nostalgia de las mejores épocas de LucasArts, con puzles de prueba y error que parecen imposibles, diálogos gamberros y una historia plagada de referencias geeks. Lo peor, su dificultad, se convierte en su valuarte más apreciado, y los que desesperen siempre podrán echar mano a la sección de pistas.

http://imag.juegosdb.com/blog/images/2014/47/16.jpg

 

Lo mejor

  • La vuelta a las orígenes del género de la aventura gráfica
  • El universo geek que presenta lleno de referencias
  • El doblaje triple A

Lo peor

  • Un sistema de pistas muy accesible y tentador por la dificultad
  • Excesiva dificultad en algunos puzles
Rocío González en 17 | 11 | 2014