Las adaptaciones del cine al videojuego y viceversa son famosas por ser de baja calidad en general. En Rambo The Videogame, esta máxima popular se cumple a rajatabla, sin embargo, bajo unos gráficos arcaicos y ciertos problemas de control, podemos rascar algunas características positivas como su fidelidad a la historia de Rambo, un clásico de acción de los ochenta.

Rambo: The Videogame

Reef Entertainment se hizo en 2011 con la licencia de una de las sagas de acción más conocidas de la historia del cine, y sin duda, junto al de Rocky, el papel más icónico de la carrera de Sylvester Stallone. El estudio polaco Teyon es el artífice de este homenaje a Acorralado (First Blood), Acorrolado parte II (Rambo: First Blood II) y Rambo III que está disponible para PC, PS3 y Xbox 360.

El juego adapta a las tres primeras películas de Rambo sin presentar cortes en la historia cuando pasamos de una a otra. Rambo The Videogame cuenta la vida del boina verde a través del relato que narran los militares reunidos en su funeral. Así, entre capítulo y capítulo se introduce su periplo por el pueblo de Hope con su aventura en la montaña y la destrucción de la comisaría, su travesía en Tailandia para ganar el perdón presidencial o su misión en Afganistán en la que rescata al mismísimo coronel Sam Trautman.

Juegos como Time Crisis, Ghost Squad o The House of Dead sin duda han sido una gran influencia para Teyon, pues Rambo The Videogame presenta una jugabilidad en primera persona y sobre raíles muy arcade. Lo peor de todo es que parece sacado de los buenos tiempos de estos.

El juego de John Rambo se divide en capítulos, bastante cortos, y en general, el modo historia no dura más que un puñado de horas. Por suerte, no tendremos ningún problema en seguirla porque, aunque no está doblado al castellano, sí está completamente subtitulado.

ANÁLISIS DE RAMBO: THE VIDEOGAME – ÍNDICE

Rocío González en 03 | 03 | 2014