Simpáticos, con mala leche, hilarantes y, sobre todo, perfectos para crear un batallón de videojuegos, merchandising, peluches y demás virguerías aptas para todos los públicos. Sin duda alguna, los Rabbids son unos personajillos que, detrás de su despreocupada apariencia, esconden un derroche de creatividad y potencial comercial increíble.

El hallazgo de Ubisoft ha traspasado no solo las fronteras de todo el mundo, si no los límites de lo que hoy conocemos como un videojuego familiar, para inmiscuirse en el sector de los juguetes, en el cinematográfico (Gru y Mi Villano favorito, qué habría sido de esta película sin uno de los plagios más descarados que se recuerdan) y en los salones de millones de personas. Con Rabbids 3D, las simpáticas mascotas creadas por Ubisoft vuelven al mundo del ocio electrónico por medio de un plataformas de avance lateral, después de cinco años desde su nacimiento. Parece mentira que los simpáticos antagonista de Rayman: Raving Rabbids, media década después, se reivindiquen como unos de los personajes más importantes de Ubisoft en la generación actual.

SALTOS EN 3D

Si bien es cierto que la aventura que nos ocupa es de avance lateral, recoge el concepto de videojuegos como Donkey Kong Country Returnos para engalanar el espacio escénico mediante una buena dosis de polígonos, texturas y efectos variados. Si a esto le unimos un sistema 3D estereoscópico bastante llamativo, el resultado es un videojuego apto para todos los públicos que nos deparará más de una sorpresa.

Mediante un hilo argumental anecdótico, Rabbids 3D nos propone una aventura a través del tiempo, con saltos entre épocas, ambientaciones de lo más diversas y un objetivo tan absurdo como gracioso: buscar los flotadores de goma amarillos que tantas alegrías les dan a nuestro pequeños protagonistas. Todo ello apoyado en algunas escenas generadas por ordenador, cuya ejecución es tan notable que nos hace recordar las veces que hemos ido al cine para ver la última película de animación tridimensional en 3D estereoscópico. Por suerte, no necesitaremos gafas para disfrutar de estos cortes en nuestra Nintendo 3DS.

JUGABILIDAD SENCILLA


Rabbids 3D es un juego de plataformas clásico, ya que su avance lateral no admite varias profundidades para desplazarnos, adapta su propuesta a todo tipo de jugadores (quedan lejos esos tiempos donde títulos como The Lion King podrían incluso ser algo desafiantes), y se orienta a los más pequeños de la casa, lo que no quiere decir que estemos ante un juego poco cuidado.

Ubisoft Casablanca ha hecho muy bien los deberes, sin arriesgar con planteamientos novedosos, manteniendo un concepto de juego que se apoya en títulos como el mencionado Donkey Kong Country Returns, los juegos clásicos de la saga Mario, franquicias como LittleBigPlanet, y títulos plataformeros cuyas mecánicas son comunes a este género tan particular. El resultado es bueno, ya que tanto su planteamiento como el manejo de nuestro rabbid se sitúan a un notable nivel.

Tendremos pocas opciones en cuanto al control se refiere, aunque suficientes para pasarlo de miedo durante las aproximadamente 6 horas que dura el título. Podremos saltar, golpear, colgarnos de diferentes superficies, coger y lanzar objetos… Nada nuevo, como podéis comprobar, pero el muy buen diseño de niveles ayuda a que, con cada nuevo mundo que desbloqueamos (correspondiente a un momento de la historia diferente), viajaremos a lugares de ensueño provistos de una buena cantidad de detalle y engalanados con una ambientación muy llamativa.

Junto a ellos, las fases de bonus que desbloquearemos alcanzando buenas puntuaciones en los niveles (recogiendo ítems escondidos, ganando monedas, vidas, ect) otorgarán un punto de frescura en pro de la variedad de un título que, en muchos momentos, peca de repetitivo y continuista. Por suerte, contaremos con la posibilidad de desbloquear trajes, coleccionar figuritas y, una vez superado el título, disfrutar de algunos nuevos retos: el modo contrarreloj, donde lucharemos por conseguir récords inalcanzables y el modo misiones, donde deberemos retomar los niveles bajo unas premisas específicas que nos marcarán nuevos objetivos.

El diseño de niveles hace que nos encontremos con situaciones muy diversas, que aprovechan tanto el plano horizontal como la verticalidad de los mismos, algo que hubiera sido el perfecto complemento para introducir algunos planos más de desplazamiento lateral en algunos escenarios. También echamos en falta un mayor aprovechamiento de la pantalla táctil (tan solo sirve para hacer más llamativos los menús y ofrecernos un gracioso mapa del nivel en el que estemos), y alguna opción imaginativa para aprovechar el online o las opciones de interconectividad que permite el Street Pass.

MERITORIO APARTADO GRÁFICO


Reconocemos abiertamente que, viendo las imágenes del juego y los vídeos oficiales, nuestra opinión sobre el título dista bastante de lo vivido en la realidad. Esto demuestra lo importante que es valorar un título de 3DS una vez se ha jugado con el modo estereoscópico activado. El acabado general del título es muy agradable a la vista, en parte por la acertada selección de paletas cromáticas en cada uno de los diferentes mundos. Los escenarios gozan de mucho detalle, texturas llamativas y animaciones que le aportan sensación de vida. Por otra parte, el modelado de los Rabbids es muy bueno, el de los enemigos no desentona y, de forma general, las animaciones son graciosas y el sistema de físicas, aunque sencillo, resulta eficiente. Con el modo 3D activado, los escenarios muestran una profanidad y un volumen que hace ganar muchos enteros al producto.

Aunque muy sutil en determinados momentos, el hecho de que podamos activar un pequeño zoom en cualquier momento, intensifica el relive de personajes y objetos secundarios del espacio escénico interactivo. Además, hay elementos que sobresalen de la pantalla sin llegar a marear, como sucede en otros títulos de la máquina, lo que resulta muy sorprendente a nivel visual. En problema reside en su tasa de frames por segundo, que en ningún momento llega a la treintena, lo que repercute en una pérdida de dinamismo evidente mientras avanzamos a través de complejos escenarios. En el apartado sonoro nos encontraremos con los clásicos efectos de sonido de la saga, junto a melodías que cumplen su cometido sin llegar a deslumbrar.

RABBIDS 3D: UNLEASHED-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Sergio Melero 22 | 04 | 2011