Los divertidos Patapon vuelven a PSP listos para darnos una buena dosis de entretenimiento y aventura… ¡pero con mucho ritmo! Y, como no podía ser menos, nuestros coloridos amigos también vienen acompañados de unas cuantas novedades para que tanto “tamborileo” no nos recuerde en exceso a sus entregas anteriores. ¿Te apuntas a salvar tribus con tu sentido del ritmo?

LOS PATAPON NECESITAN TU AYUDA

En Patapon 2 terminamos nuestra aventura tras ayudarles a cruzar el Puente Arcoiris. Ahora, nuestros inocentes pero siempre fieles súbditos se encuentran en un problema bastante grande. Y es que al abrir un cofre que no debían tocar han liberado a los siete espíritus del mal que se encontraban en su interior. Y su primer acto de maldad ha sido convertir en piedra a casi la totalidad de nuestro ejército.

Y es aquí donde entramos nosotros en juego. Gracias a que el portador de la bandera pudo escapar, llega nuestra oportunidad para dejar fluir el ritmo por nuestro pulgar y liberar a nuestra tribu de la maldición derrotando a los espíritus a base de ritmo y con las novedades que cargan este nuevo Patapon. Porque ahora seremos nosotros los que repartamos “leña” rítmicamente en forma de héroes.

PERO… ¿CÓMO SE JUEGA?


El concepto es exactamente el mismo que el visto en las dos anteriores entregas de PSP: seguir el ritmo con los cuatro botones (triángulo, círculo, equis y cuadrado) combinándolos para dar una serie de órdenes a nuestros seguidores. Suena sencillo y, si además nunca has probado este juego, pensarás que hasta simple y aburrido. Pues nada más alejado de la realidad: la mezcla del ritmo base de cuatro tiempos en el que damos/pulsamos las órdenes y las melodías que nos acompañan consiguen que la diversión (y simpatía) del juego se disparen.

Las ordenes que damos son bastante sencillas pero efectivas: avanzar, retroceder, atacar, defender, saltar… todo ello conseguido al combinar los cuatro golpes de tambor que podemos dar con los botones mencionados anteriormente: Pata, Pon, Chaka y Don. Y no sólo consiste en dar la orden adecuada manteniendo el ritmo, sino que además podemos hacer “combos” si enlazamos varias órdenes correctas sucesivamente. Con los combos, nuestros guerreros ganarán más poder (a modo de “euforia”) y la conservarán siempre y cuando no cometamos ningún error que interrumpa la racha de combos.

¿Y LOS CAMBIOS?


Pues sí, hay cambios. Lo que te hemos contado es simplemente la base del buen y divertido control del que ha presumido Patapon en sus dos primeras entregas. Y, por suerte, no sólo lo conserva, sino que además lo mejora acompañándolo con una serie de novedades. El primero, y más drástico, es que ahora tenemos tres guerreros diferentes a elegir que nos propone una forma diferente de afrontar cada nivel, los cuales explicaremos con más detenimiento un poco más adelante.

Además de la opción de poder escoger un héroe, si ya hemos jugado a Patapon anteriormente notaremos que la maldición ha reducido notablemente nuestra “compañía” en la partida, y es que ahora tendremos menos “efectivos” con los que atacar, pero nuestro héroe no sólo eso, sino que además también se ha incorporado un nuevo modo multijugador que nos permite avanzar en la historia cooperando junto a otros de nuestros amigos o enfrentarnos a ellos en niveles especialmente competitivos.

LOS TRES HÉROES


La primera y más notable novedad es la incorporación de los tres héroes, la figura destacada dentro del ahora reducido batallón de nuestros Patapon. Tenemos tres tipos totalmente diferentes de guerrero: el arquero, llamado Yumiyacha, especializado en el combate a distancia con sus flechas pero que poco puede ofrecer cerca del enemigo; el héroe de la jabalina, llamado Yarida, que necesita acercarse al enemigo lo máximo posible para poder atacar, pero que a cambio ofrece un ataque más que poderoso; y por último el héroe del escudo, llamado Taterazay, que nos permite optar por una estrategia más defensiva.

La posibilidad de optar por uno de estos tres héroes le da un aire totalmente nuevo a la jugabilidad de Patapon, con todo lo bueno y malo que ello implica. La primera consecuencia de este cambio es que desaparece gran parte del toque estratégico que abundaba en sus dos anteriores entregas, que nos obligaba a andarnos con cuidado y medir nuestros movimientos ante la aparición de un enemigo. En Patapon 3, si bien la estrategia no ha desaparecido en absoluto, sí es cierto que podemos lanzarnos al ataque del enemigo sin pensárnoslo demasiado y, en la gran mayoría de los casos, seremos capaces de salir victoriosos del enfrentamiento sin demasiados apuros.

PATAPON 3-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Ernesto J. Perez-Durias 09 | 05 | 2011