Piensa en un juego adictivo para tener de plan B en tu PlayStation Vita: ese es OlliOlli. El nuevo juego de skate para Vita del estudio Roll7, bautizado por algunos medios como el Meat Boy del skate por la dificultad y la precisión que requiere, pone a prueba nuestros reflejos y nuestras habilidades a los mandos de la Vita y nos reta en todo momento al resto de jugadores.

OlliOlli

OlliOlli carece de historia, introducción y objetivo, pero es un gran reto cuya dificultad va aumentado pantalla a pantalla y al que no podremos dejar de jugar. Roll7 ha creado un arcade de habilidad en torno al skate que estaba destinado para iOS, sin embargo, el cambio de plataforma y los controles físicos de la PS Vita han permitido al estudio presentar un juego más completo con muchas más opciones.

El juego se ha lanzado en digital y es exclusivo para Vita. Lo encontramos desde el pasado día 22 de enero en la Store de PlayStation a un precio de 9,99 euros, con descuento para jugadores que estén inscritos en PlayStation Plus (7,99 euros).

OlliOlli es para un jugador y las únicas funciones online que presenta son las del modo Grind Diario, y aún así, sigue siendo para un jugador.

Cuatro modos de juego

El juego se compone de tres modos diferentes: Niveles, Spots, y el Grind Diario, además de un cuarto oculto, RAD mode, solo apto para los valientes que superen los 50 niveles y los 250 retos de los modos anteriores.

OlliOlli

El modo por niveles es lo que podríamos considerar el modo historia o carrera. En él encontramos cinco mundos diferentes que van cambiando el escenario de fondo (Urbano, Chatarrería, Puerto, Base, Neón), así como van subiendo el nivel de dificultad. Cada mundo se compone a su vez de cinco pantallas (25 en total por tanto).

Cada nivel es muy corto, de menos de un minuto y en cada uno de ellos tendremos que cumplir cinco objetivos: si logramos hacerlo se desbloqueará el nivel Pro de esa pantalla, que a su vez cuenta con otros cinco objetivos que dan paso a un modo oculto, el radical. Los objetivos a cumplir aparecen especificados al principio de cada partida y son cosas como realizar algún truco específico, conseguir determinados puntos, recoger todos los botes de graffiti del suelo…

Para conseguir puntos tan importante es la ejecución de los diferentes trucos (y caer sobre los obstáculos de manera adecuada) como aterrizar en el momento preciso, de eso dependerá la puntuación de nuestra actuación sobre la tabla y la calificación que recibamos (flojo, OK, regular, perfecto…).

El modo Spot consiste en 25 pantallas aún más cortas que las de Niveles en las que saltamos de obstáculo en obstáculo (barandillas, camiones, tejados, etc.) sin tocar el suelo hasta el final, acumulando puntos combo tras combo hasta el aterrizaje en el suelo. Este modo es un buen lugar para practicar de cara al Grind Diario, aunque para preparar la prueba del día nada como hacerlo sobre la pantalla en la que debemos hacer nuestra mejor actuación.

Desde el principio del juego todos los movimientos posibles sobre nuestra tabla de skate estarán disponibles y podremos consultar en cualquier momento el libro de trucos para aprender cómo se realiza cada truco y cada grind. Superar las pantallas con nota solo desbloquea nuevas dificultades, pero no conseguiremos nuevos movimientos. De esta manera, podemos ir aumentando la dificultad en nuestras actuaciones a medida que nos sintamos preparados para ello.

ANÁLISIS DE OLLIOLLI – ÍNDICE

Rocío González en 24 | 01 | 2014