LA HISTORIA DE UNA FÁBRICA CÁRNICA

Oddworld: Abe’s Oddysee era una arriesgada propuesta en PSX. Su estructura y su desarrollo retaban al imperante gráfico de aquellos días. Sus desarrolladores contaron la historia de un Mudokon, esclavo en una fábrica de productos cárnicos que decide huir y comenzar una revolución interna entre sus ablandados compañeros al enterarse que ellos mismos se convertirían en la materia prima de la comida procesada. Esta oda contra la fabricación industrial y contra la opresión de las empresas con sus empleados en forma de contratos cada vez más menguantes se caracterizaba por mostrarnos una estética cercana y adorable de un mundo despiadado. El pobre Abe, un esclavo más, tiene cosidos los labios y se comunica con unas palabras sueltas. Su aspecto bondadoso, al igual que el resto de elementos, que tomaban referencias estéticas del cine de animación, era contrario a la dificultad del juego, un tiránico desarrollo rompemandos del que muchos desistieron.

Oddworld: Abe's New N' Tasty

Su secuela Exoddus confirmó el cierto grado de aceptación de una franquicia que originó también grandes títulos como Heart of Darkness. El resto de las secuelas, más cercanas en el tiempo, llegaron a Game Boy y Game Boy Color (la subsaga Adventures), Xbox (el fallido Munch’s Oddysee) o Stranger’s Wrath en Xbox, PC y recientemente PS3. Una serie de juegos con recorrido de la que, generalmente, han pasado como títulos a recordar las dos primera entregas. Con New N’ Tasty Just Add Water quiere confirmar que sigue habiendo nicho para una propuesta de estas características para acometer la segunda revisión, justamente Exoddus.

 

UN DESARROLLO DE SABOR AÑEJO

Los creadores de New N’ Tasty han decidido de manera acertada dejar intactos todos los elementos diferenciadores de Oddysee. Desde los lentos pasos del personaje, que avanzaba en forma de cuadrículas imaginarias para realizar las acciones y rompecabezas (al estilo de los cinco primeros Tomb Raider), hasta la forma de comunicación de Abe, su historia y su calidad estética, sobresaliente en todas sus vertientes.

Han introducido, eso sí, el consabido scroll lateral, quizás la novedad más importante y necesaria del desarrollo. Por otra parte, la dificultad ha sido rebajada de manera notable. Salta a la vista la reducción general en los retos que plantea el juego aunque no por facilitar el transcurso de la aventura, que se sigue manteniendo, en estándares actuales, entre los títulos que más desafían al jugador. Es la inclusión del guardado en cualquier momento de la aventura lo que facilita la repetición de áreas difíciles. De esta manera el camino por las fases se vuelve más fluido, sí, pero también más sencillo.

 

CONCLUSIONES

Oddworld: Abe's Oddysee New N' Tasty
La vuelta de Abe es una noticia formidable, tanto para los que lo vivimos en un año de novedades mágicas (entre 1995 y 1997 se conformó la constelación de pesos pesados de la industria que perduran incluso hoy), como para los que nunca tuvieron la oportunidad de ponerle las manos encima. Es una adaptación recreada con mimo y desde cero, alejada de las remasterizaciones tan de moda hoy. Vivir la aventura de Abe es, eliminando tintes añejos propios del desarrollo, un placer de sigilo, ensayo y error, diversión y placentero devenir. Cuidado estéticamente y técnicamente tan sólo vemos como taras la disminuida dificultad, la poca rejugabilidad del título -además de un modo cooperativo que no es tal, ya que cambiamos de mando al morir, lo que se ha hecho toda la vida en los juegos sin opción multijugador- y la ausencia de doblaje al castellano. Por lo demás, una bendita joya.

 

LO MEJOR

  • La ternura de Abe, un perdedor para el recuerdo.
  • Los escenarios son, por su sola presencia, motivo de alboroto.
  • Revivir una aventura ya clásica.

 

LO PEOR

  • Una dificultad menor a lo acostumbrado en la saga.
  • Su desarrollo pausado puede no gustar a todo el mundo.
  • Que necesite más de medio millón de descargas para asegurar el la revisión de la segunda parte.
  • Sin doblaje al castellano. Subtítulos y nada más.

 

ANÁLISIS DE ODDWORLD: ABE’S  ODDYSEE NEW N’ TASTY – ÍNDICE

Adrián Hernán 29 | 07 | 2014