Uno de los aspectos que ha caracterizado a Nintendo en el mundo de las consolas portátiles, es la tendencia de renovar sus sistemas de entretenimiento añadiendo diversas cualidades a cada versión. Pasó con GameBoy (con las ediciones Pocket y Color), se potenció durante la época de Game Boy Advance (con la flamante SP) y culminó con Nintendo DS (con Lite y DSi a sus espaldas).

En esta ocasión es la exitosa Nintendo 3DS la que se somete a una revisión para acercarla a un mayor cúmulo de jugadores, que encontraban en la primera versión de la máquina una consola que no colmaba todas sus necesidades. De esta forma nace Nintendo 3DS XL con varias características muy interesantes.

PANTALLAS

Sin duda alguna, el protagonismo de la nueva versión de la portátil de Nintendo recae, casi en su totalidad, en las nuevas pantallas. De esta forma, Nintendo 3DS XL cuenta con dos pantallas sustancialmente más grandes que la versión anterior , aunque la resolución total sigue siendo la misma, con el consiguiente aumento en el tamaño de píxeles.

La pantalla superior es de 4,88 pulgadas (46.08 x 61.44) con más de 16 millones de colores con tecnología Parallax Barrier (la más habitual para crear el efecto 3D sin gafas). Es decir, un 93% más grande. La inferior llega a la friolera de 4,18 pulgadas, facilitando la navegación táctil y el manejo del Stylus.

Después de probar la consola a fondo, podemos decir que las pantallas nos han dejado una grata impresión. Si bien es cierto que el aumento de tamaño supone una pérdida de nitidez general, al contar con un ratio píxel por pulgada inferior al modelo estándar, el 3D resulta más llamativo y sencillo de visualizar. Esto es una buena noticia para todos aquellos que no podía disfrutar con el 3D activado al máximo, aunque es posible que ciertos usuarios prefieran mayor nitidez general al disfrutar de sus videojuegos.

A nivel general, la sensibilidad de la pantalla táctil parece haber aumentado, y en cuanto a la pantalla superior, ofrece buenos valores de contraste y luminosidad. No obstante, parece que los colores han perdido algo de intensidad, seguramente para evitar en la medida de lo posible problemas de vista cansada.

DISEÑO GENERAL

Obviamente no solo iban a ser las pantallas las únicas expuestas a un rediseño integral. El aspecto general de Nintendo 3DS XL ha cambiado sustancialmente. El aumento de tamaño influye directamente en la jugabilidad: la consola que nos ocupa posee bordes más redondeados, una mejor disposición de los botones y, además, resulta más cómoda de agarrar debido al aumento de tamaño.

Como siempre, y dependiendo de las preferencias del usuario, este aumento integral en el tamaño de la consola repercute en la portabilidad, pues ya no nos cabrá en cualquier bolsillo. No obstante, si lo que buscas es una mayor comodidad a la hora de disfrutar de tus títulos favoritos, Nintendo 3DS XL aprueba con nota en este sentido.

nintendo 3ds xl roja

El tacto del botón deslizante ha cambiado, haciéndolo más cómodo y eficiente al tacto, mientras que los situados debajo de la pantalla poseen un nuevo diseño, además de ser más accesibles y fáciles de utilizar. Por otra parte, la cámara en 3D sigue los cánones del anterior modelo, mientras que los altavoces principales han ganado en nitidez sonora, a pesar de haber perdido parte de su potencia.

Por otra parte, a nivel de autonomía la mejorada batería de Nintendo 3DS XL hace que podamos disfrutar de nuestros videojuegos entre 3,5 y 6,5 horas según el uso que le demos a la consola. Para finalizar, es preciso destacar dos cuestiones importantes. La buena: el pack incluye una tarjeta SD de 4GB (el doble de capacidad que la que incluye Nintendo 3DS); y la mala es que no viene con adaptador de corriente, con lo que para cargarla deberemos comprar uno aparte y, en caso de que tengamos alguno por casa de Nintendo 3DS o Nintendo DSi, utilizarlo sin miedo.

CONCLUSIONES

Nintendo 3DS XL es, a grandes rasgos, un buen producto de la compañía nipona. Por los 199,95 euros que cuesta, nos llevamos a casa una versión amplificada de la exitosa consola portátil de Nintendo, con pantallas mucho más grandes y un diseño más cómodo a la hora de jugar.

Está disponible, por el momento, en tres colores básicos (rojo, azul y plateado), combinados todos ellos con el negro. Los acabados brillantes del anterior modelo pasan a ser mate, lo que da una sensación muy diferente a nivel visual y más comodidad a nivel ergonómico.

nintendo 3ds xl azul

Los puntos flacos de la máquina son varios: el aumento del tamaño de las pantallas hace que también lo hagan los píxeles, repercutiendo en un ratio Píxel por Pulgada inferior. Por otra parte, la ausencia de adaptador de corriente en el pack y de un segundo stick analógico, son dos aspectos bastante polémicos que no dejan de ser complicados de abordar: el primero por la intención de Nintendo de abaratar costes, y el segundo por el cambio de concepto que eso implicaría.

No obstante, y en términos generales, nos encontramos ante un gran producto de Nintendo y una perfecta oportunidad para los que todavía no cuentan con la última consola portátil de la compañía nipona.

Puntuación: 4/5.

Sergio Melero 01 | 08 | 2012