La saga Need for Speed sigue creciendo con una nueva entrega que ofrece espectáculo y velocidad, con mucha acción y un modo campaña que busca ofrecer algo diferente en la saga, sin olvidarse de los ingredientes principales que han hecho de esta franquicia de Electronic Arts una de las más rentables de la compañía: jugabilida directa y chicas explosivas.

Black Box, que ya había desarrollado otros títulos de la franquicia, como Need for Speed: Most Wanted o Need for Speed: Underground nos ofrece una propuesta notable, que divierte y que tiene los suficientes modos multijugador como para garantizar diversión durante horas, permitiendo a los fans de la saga disfrutar con un apartado visual muy reseñable y un jugabilida arcade que nos hará recordar los mejores Need for Speed de todos los tiempos.

DE COSTA A COSTA

La campaña en solitario nos mete en la piel de un joven conductor que termina participando en la carrera más importante de su vida: recorrer los EEUU de costa a costa, desde San Francisco a Nueva York, con el objetivo de ser el primero en cruzar la meta y conseguir el sustancioso premio final. Para ello, como podréis imaginar, tendrá a su disposición una amplia gama de vehículos, todos ellos reales, sacados de las marcas más conocidas del mundo del automóvil, como Ford o BMW. La acción será muy directa y estaremos casi siempre al volante de nuestros coches, de los que saldremos para disfrutar de la vertiente más innovadora de la propuesta.

Y es que, además de conducir flamantes bólidos, tendremos que superar una serie de quick time events en las escenas de acción, que nos llevarán a escapar de un coche apunto de ser prensado o huir de la policía por los tejados de varios edificios. Gracias a la unión de velocidad arcade y acción cinemática, tenemos una campaña en solitario de lo más divertida, que se centra en la conducción de vehículos, pero que lucha por ofrecer algo más y por contar una historia repleta de espectáculo. Elemento este que se ve aún más potenciado con la presencia de varias bellezas del mundo del cine y la farándula, como Irina Shayk, Christina Hendricks o Chrissy Teigen, algo que la sección masculina de JuegosdB aplaude con entusiasmo.

El título tiene un toque a película de acción que le confiere un punto extra en su conjunto, recordando por momentos a películas como The Fast & The Furious o a persecuciones rodadas por Michael Bay, lo cual no quiere decir que sea una gran trama, pero al menos entretiene. A lo largo de la campaña podremos cambiar de vehículo y realizarle algunos ajustes, lo que nos permitirá afrontar mejor las diferentes fases. Unas fases que tendrán objetivos sencillos y en los que deberemos evitar ser pillados por la policía y por lo que parece ser un grupo mafioso, del que no diremos mucho más para evitar dar detalles de la trama central. La duración de este modo no es excesivamente amplia, aunque para animar a la rejugabilidad, la obra cuenta con varios niveles de dificultad y, como era de esperar, con un multijugador de gran nivel, posiblemente el apartado más interesante del título.

Need for Speed: The Run para PS3

AUTOLOG Y MULTIJUGADOR

La vertiente multijugador de The Run es, posiblemente, el apartado que más alarga la vida jugable del título. Encontramos variados modos de juego, que nos permitirán realizar carreras con gente de todo el mundo desde PSN o Xbox Live. Además de las sencillas carreras online, podremos realizar carreras con varias pruebas diferentes, en las que saldrá victorioso el jugador que más puntos haya conseguido en todas ellas. Además de los modos multijugador clásicos encontraremos suficientes modos como para conseguir una experiencia en línea divertida y amena.

Destaca aquí la presencia del Autolog, que ya había aparecido en otros títulos de la saga. Este Autolog potencia la vertiente social de la saga Need for Speed y anima a los usuarios a participar y comunicarse entre ellos, con un muro al estilo Facebook en el que podremos invitar a otros jugadores, picarlos con nuestros tiempos records o, simplemente, charlar sobre la saga y otras cuestiones del juego. Esta opción hace que sea más fácil organizar pruebas y campeonatos entre jugadores de todo el mundo.

CUESTIONES TÉCNICAS

Need for Speed: The Run para Xbox 360

Need for Speed: The Run ha sido desarrollado con el motor gráfico Frostbite 2.0, el mismo que DICE ha utilizado para crear Battlefield 3. Esto hace que el apartado técnico del título sea destacable, con mención especial para todas las escenas cinemáticas, donde podemos reconocer con facilidad el rostro de los actores y actrices que dan vida a los caracteres principales. Las animaciones de los personajes, así como su modelado, resultan notables, al igual que todas las escenas que no transcurren dentro de los vehículos, algo imprescindible para dotar al título de una sensación cinematográfica única. Los efectos de iluminación están muy conseguidos, con escenas nocturnas muy espectaculares y otras diurnas que no les andan a la zaga. La imagen se mantiene estable en todo momento y no hace más que confirmar el buen estado por el que pasa el motor creado por DICE.

Por supuesto, Black Box sigue siendo la responsable del título, por lo que todos los méritos de la propuesta conviene reconocérselos a ellos. En lo jugable, el título aboga por ofrecer velocidad arcade directa, donde podremos pasarnos fases sin quitar el dedo del gatillo del acelerador, con pequeños toques para el freno si somos algo más precavidos. Los quick time events están bien implementados y no fastidian en ningún momento la experiencia de juego, aunque pueden aburrir al usuario menos acostumbrado a ellos. La conducción de los vehículos resulta cómoda y cobra especial protagonismo en el multijugador de la obra. Sólo las pantallas de carga pueden resultar algo molestas, aunque para eso tenemos la opción de instalar el título en nuestro disco duro. Los diferentes ajustes que podemos realizar en los vehículos no hacen más que mejorar el apartado jugable, que nos recuerda a los más populares títulos de la saga Need for Speed.

La versión del título con la que hemos tenido ocasión de trabajar para el análisis no contaba con voces en castellano o con subtítulos, pero desde EA nos confirman que la versión final del juego si vendrá en español, por lo que este apartado tampoco supone ningún problema para aquellos que necesiten el idioma de Cervantes. En la versión original resulta una gozada escuchar a los actores que han dado vida a los personajes, en especial a la brutalmente espectacular Christina Hendricks. La banda sonora acompaña lo justo y necesario, mientras que los efectos de audio para los derrapes y chirriar de frenos han sido bien implementados, consiguiendo un conjunto técnico que sobresale de entre otros títulos de la saga, haciendo que este The Run sea uno de los mejores Need for Speed que hemos visto en mucho tiempo, en su conjunto, con permiso de Hot Pursuit.

NEED FOR SPEED: THE RUN-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Antonio López 15 | 11 | 2011