CONCLUSIONES

naughty bear review
NaughtyBear, a grosso modo, produce sensaciones bastante contradictorias: por un lado muestra un enorme potencial a base de buenas ideas, y le concede al jugador mucho margen de maniobra para que él mismo decida como afrontar los retos, pero también depende del jugador implicarse en el juego para exprimirlo al máximo, ya que se apoya demasiado en la mecánica de reintentar las diferentes misiones una y otra vez.

Esto es algo que el consumidor debe sopesar a la hora de hacerse con este peculiar título, ya que no es una mecánica que se estile en exceso en los tiempos que corren, y que de incluirse se suele hacer como algo secundario, para que aquel que lo desee pueda exprimir cuanto quiera el juego de turno. Si lo que queremos es pasarnos el juego sin más, en menos de tres horas nos lo habremos ventilado, pero sin apenas desbloquear contenido que busca la rejugabilidad a base de superarnos a nosotros mismos.

Se incluyen a su vez opciones multijugador, mediante unos cuantos modos competitivos con mecánicas igualmente clásicas, como pueda ser el capturar la bandera pero cambiando la susodicha por un pastel, divertido pero no excesivamente profundo. El mayor lastre de Naugty Bear es que muestra prácticamente todo lo que puede hacer apenas comienza la esquizofrénica y tronchante aventura, por lo que a las pocas horas acabaremos repitiendo las mismas mecánicas una y otra vez, y tendremos que tirar de los desafíos para obligarnos a cambiar la estrategia.

A pesar de todo, el juego es un oasis en medio de tanto shooter, aventuras de acción, acción con shooter, y shooter con aventuras, y hace gala de un sadismo tan explícito, que el hecho de ser tiernos ositos de peluche los protagonistas de tan macabras acciones no hace sino desencajarnos las mandíbulas de la risa, por las situaciones consecuentes de tanta mala leche concentrada. Si queréis probar un concepto refrescante y pasar un rato divertido a base de producir desgracias en tiernos ositos, no dudéis en darle una oportunidad a Naughty Bear, que pese a sus fallos tiene momentos antológicos para goce y disfrute del jugador.

LO MEJOR

-Un juego único y peculiar, necesario en un mercado cada vez más saturado con los géneros de siempre.
-Inteligencia artificial bien trabajada y determinante en la jugabilidad, con docenas de formas de superar los retos.
-El excelente doblaje del narrador: coprotagonista y causante de que acabes por los suelos de la risa.

LO PEOR

-Pese a su potencial, la jugabilidad es algo tosca y no siempre ocurren las cosas como debieran.
-Poca variedad en niveles y escenarios, se apoya demasiado en las tablas de puntuación y desbloqueo de ítems para tentar al jugador.
-Un poco más de mano en el apartado gráfico se hubiera agradecido bastante.

NAUGHTY BEAR-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

José Luis Fernández 13 | 07 | 2010