El ninja de Konoha más popular de todos los tiempos vuelve a nuestras consolas con una nueva entrega para la consola portátil de Sony. Esta vez, Naruto regresa con Kizuna Drive, una nueva aventura que no tendrá nada que ver con ninguna de las que el ninja de la Villa Oculta de la Hoja ha vivido hasta entonces. Los fans de Naruto no van a revivir de manera jugable episodios ya conocidos, sino que se nos presenta una nueva historia de manera que seremos los protagonistas de las típicas aventuras de relleno (“rellenuto”) tan famosas en este tipo de seriales.

El título, que viene a engrosar el monto de juegos protagonizados por nuestro héroe en PSP, nos traslada a la Villa Oculta del Sueño, una nueva aldea por ahora desconocida y que, tras ser atacada por un misterioso enemigo, entra en conflicto con la Villa Oculta de la Hoja, a la cual culpa del ataque. Tras este punto de inflexión, nuestros protagonistas entran en acción y se inicia una aventura por descubrir la verdad y demostrar su inocencia.

Naruto Shippuden: Kizuna Drive, es un juego de acción en tercera persona muy en la línea de los beat em up clásicos, en el cual deberemos ir completando misiones para ir avanzando en la historia e ir descubriendo nuevas habilidades, objetos, personajes… en definitiva, nada nuevo. Su punto fuerte lo encontramos en el modo multijugador, pensado para ser jugado de manera cooperativa con tres amigos más vía Ad-Hoc, aunque si no disponemos de esta posibilidad, será la IA del juego quien se encargue de manejar al resto de los personajes que encontraremos en pantalla, aunque todo sea dicho, jugar de este modo hace perder toda la emoción que el título puede presentar.

JUTSUS EN COMPAÑÍA

Entrando en materia, el título nos propone dos modos de juego a elegir. En el primero de ellos, “Misión escenario”, deberemos ir completando los 60 capítulos de los que se compone el juego, mientras combatimos contra todos los enemigos que irán apareciendo a nuestro paso. El desarrollo de las misiones será fluido y dinámico, y estarán divididas en varias fases en las que deberemos ir enfrentándonos a grupos de enemigos, hasta llegar a la parte final, dónde tendremos que derrotar al jefe final de fase los cuales serán principalmente Bijuus o demonios con cola, tan conocidos en la serie.

Cada una de las misiones vendrá introducida por una secuencia, la cual nos situará en contexto, y tras ella, tomaremos el control de nuestros protagonistas, aunque sólo controlaremos a uno de los cuatro personajes que aparecerán en pantalla, siendo la IA del juego la responsable del control del resto. Tras superar cada misión obtendremos una puntuación con la que obtendremos pergaminos, los cuales nos otorgarán ventajas en los posteriores combates, como nuevos objetos, nuevos personajes, nuevas misiones para el modo libre y habilidades únicas.

Por su parte, en el modo “Misión Libre” reviviremos las misiones que hayamos completado durante el modo “Misión Escenario” de manera que podremos conseguir nuevos pergaminos que potenciarán nuestras habilidades y así poder personalizar a nuestros personajes con objetos y habilidades que de otra manera no podríamos conseguir. A su vez, dispondremos de un tutorial en el cual se nos enseñará a manejarnos en el nuevo mundo que nos propone Kizuna Drive.

En cuanto a las misiones se refiere, pecan de repetitivas y su dificultad no es especialmente alta. La verdadera gracia del juego, reside en el hecho de poder afrontarlas combinando las habilidades de nuestros protagonistas. Podemos combinar nuestros ataques con los del resto de compañeros y así causar efectos demoledores sobre nuestros enemigos, aunque a veces, la IA del juego nos juega una mala pasada resultando un poco frustrante en ocasiones. En determinados momentos, cuando aturdimos a los enemigos, podremos realizar ataques combinados que consistirán en una especie de minijuego parecido al Simon, en el cual deberemos pulsar el botón en el momento adecuado hasta realizar un golpe definitivo que acabará con el enemigo.

APRENDE A MOVERTE COMO UN NINJA

En lo que a control se refiere, encontramos una línea bastante simplista basada en aporrear botones para realizar los ataques básicos, los cuales resultan un poco toscos y limitados. Con un par de botones realizaremos todas las acciones de nuestros protagonistas, mientras que las acciones de equipo requerirán el uso combinado de varios botones a la vez. La cámara nos jugará más de una mala pasada a lo largo del juego y llegará a desconcertarnos en algunos momentos, sobre todo cuando el número de enemigos que aparezca en pantalla sea elevado.

Los movimientos de los protagonistas resultan demasiado predefinidos y limitados, y tras varios combates acaban por desquiciar al más paciente de los jugadores. La IA del juego tampoco ayuda mucho ya que en ocasiones veremos cómo ni pulsando todos los botones nuestro personaje responderá con acierto. Con tan solo pulsar un botón, realizaremos los jutsus más populares de nuestros héroes con su correspondiente consumo de energía. Cuando nuestra barra de chakra llegue a cero, deberemos de mantener las distancias con el campo de batalla para poder recargarnos de energía, puesto que nuestro protagonista quedará “anclado” mientras realiza esta acción y seremos blanco fácil de los enemigos.

En cuanto al apartado técnico se refiere, nos encontramos con unos gráficos vistosos y decentes, con cierto nivel de detalle, pero que no llega a sorprender del todo. El estilo visual será “cell-shading” manteniendo la línea del anime, con un modelado de personajes correcto pero sin pasarse. Las secuencias animadas que encontraremos a lo largo del juego tampoco llegan a alcanzar una calidad excelente, (recuerdan más siluetas animadas que vídeos) pero resultan realmente atractivas y su realización está muy conseguida.

El apartado sonoro resulta aceptable, con una gran variedad de temas musicales diferentes que van desde el rock más cañero a las melodías más suaves. En cuanto a los efectos sonoros se refiere, son los que cabe esperar en este tipo de títulos, cumpliendo su función pero sin pasarse de espectaculares, con efectos de golpes, explosiones y pasos. Por su parte en el doblaje, encontramos las voces en inglés con la opción de cambiarlo al japonés con sus correspondientes textos en español.

NARUTO SHIPPUDEN: KIZUNA DRIVE-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Victor Monfort 11 | 04 | 2011