DE LA MINA AL HUERTO

monster hunter 3 gameplay monster hunter tri jugabilidad
Monster Hunter Tri no sólo consiste en dar caza a las criaturas más temibles y variopintas: pese a ser el fin último del juego, existe a su alrededor toda una infraestructura de tareas complementarias para conseguir el éxito en las incontables cacerías. Encontraremos dentro de la aldea actividades al más puro estilo Animal Crossing, con un hogar para guardar nuestro equipo al que decorar con diferente mobiliario, atrezos y hasta mascotas, por otra parte dispondremos de un huerto donde cultivar una gran variedad de plantas y tubérculos que valdrán para elaborar toda una suerte de pociones, las cuales van desde la clásica recuperación de vida, hasta provocar numerosos estados alterados a nuestro favor.

No obstante, para conseguir las hierbas más raras y potentes será necesario explorar cada rincón de la isla ya que será imposible cultivarlas en nuestro particular remanso de paz dedicado a la agricultura. Incentivando nuestras labores exploratorias, muchas serán las ocasiones en las que nos adentraremos en profundas cuevas armados con un pico para extraer minerales de las vetas que encontremos. Muy recomendable en esto es llevar una buena antorcha, no sólo para iluminar nuestro paso por las profundidades de la tierra, también para ahuyentar a algunas especies de monstruos acostumbrados a la oscuridad absoluta. Mucho ojo, se puede dar el caso de que la luz de nuestra tea atraiga a otras criaturas interesadas en convertirnos en su almuerzo.
monster hunter tri wii exclusive nintendo wii monster hunter tri
Queda, por tanto, hablar de otra fuente de recursos de suma importancia, que son los propios monstruos: una vez hayan muerto, podremos extraer su carne si tenemos la seguridad de que es comestible para cocinarla en un curioso minijuego del cual dependerá nuestra habilidad para crear un rico asado en su punto, o una carbonilla indigesta. Otros miembros de la fauna de Monster Hunter serán fuente de material para armas y armaduras, por ejemplo, si despachamos a un enorme Popo, no debemos olvidar llevarnos sus gigantescos cuernos para su uso como materia prima en la forja. Esto a fin de cuentas, resume la verdadera esencia de Tri, que viene a ser la pescadilla que se muerde la cola: accedemos a zonas con una serie de recursos y monstruos, cuya recompensa y recolección sirve para crear mejores armas y armaduras, con las cuales accedemos a otras zonas con más monstruos y elementos, y así sucesivamente.

Este concepto no es algo nuevo, no sólo en anteriores MH, viene de los eternos MMPORPG y se conoce como “farmear”, un anglicismo convenientemente adaptado a nuestro idioma por los hardcore del lugar, y que consiste en matar o rastrear una zona en concreto que sabemos otorga un objeto muy valioso tantas veces hasta que lo consigamos, dándose el caso en el juego que nos ocupa, en que ciertas armas y armaduras pueden aumentar la suerte para que los monstruos dejen este tipo de ítems con mayor frecuencia tras abatirlos.

LA MADRE DE TODAS LAS ESPADAS

monster hunter 3 capcom monster hunter tri capcom wii
Monster Hunter Tri nos permitirá usar hasta siete tipos de armas diferentes, entre espada corta con escudo, gran espada, espada larga, lanza, martillo, hacha espada, y la novedad de la ballesta, que permitirá ataques a distancia e incluso apuntar en primera persona. Cada arma tiene sus peculiaridades en cuanto a defensa y finta, ataque y combos, por lo que tendremos que elegir concienzudamente el tipo de arma ideal para un monstruo determinado. Podremos, por ejemplo, optar por espada corta y escudo con el fin de ganar agilidad con ataques débiles pero rápidos, o una lanza para mantener a raya a aquellos enemigos de extremidades cortas, etc. Y es que la física de colisiones juega un papel fundamental en la jugabilidad de MH, por lo que no cuentan sólo los ataques que hagamos y cómo los hagamos, tendremos que saber cómo se mueve un monstruo concreto con el fin de no caer en sus garras. Además de los reflejos necesarios para superar una batalla con éxito (existen monstruos que da igual lo preparado que vayas, con un golpe acabarán con tu vida) debemos prepararnos bien antes del enfrentamiento, indagar sobre los puntos débiles, sus patrones de ataque o sus reacciones ante determinadas situaciones con la suficiente perseverancia o estaremos perdidos.

Cabe destacar que en este juego no se sube de nivel al personaje, y será nuestro equipamiento el que nos depare mejores habilidades o aumente nuestra vida y resistencia, de ahí la importancia del farmeo ya que si queremos vencer a un monstruo que suelta chorros de veneno por doquier, probablemente queramos disponer de una armadura extremadamente eficaz contra el envenenamiento. Como habréis podido comprobar, la profundidad jugable del título así activa como pasiva es descomunal, tanto por las miles de opciones de configuración según el equipamiento como por las tareas explorativas y de recolección, pero es en el momento del combate cuando el juego se pone realmente interesante: cada arma dispone de unas condiciones de ataque y defensa únicas, por lo que la perseverancia ya mencionada se ha de aplicar a su uso adaptándose a los patrones de ataque de los enemigos. Es posible que los expertos de la saga tengan cierta sensación de `deja vu´ por la enorme cantidad de monstruos que ya aparecían en otras ediciones, pero no hay de qué preocuparse, pues estas especies al estar aisladas en la isla en la que tiene lugar la aventura, han evolucionado con patrones de ataque y comportamientos diferentes.
monster hunter tri
Dichos comportamientos son una de las claves de la tercera entrega de la saga, ya que se ha conseguido una inteligencia artificial como nunca jamás había soportado Wii. Podremos ver cómo interactúan con el entorno y se relacionan con otras especies, bien para llamarlas en defensa cuando están en peligro, bien cazándolas por puro instinto depredador. Y es en el combate cuando realmente notaremos sus peculiaridades, inherentes a cada especie; los habrá que huyan despavoridos a otras zonas cuando se encuentren en peligro y así recuperarse -será buena idea lanzarles un bolazo de pintura para marcarlos y así ver a qué zona del mapa se van-, podrán enfurecerse y atacar más agresivamente, y denotarán su fatiga si les castigamos con armas contundentes. Cabe destacar que las criaturas no muestran una barra de vida para que sepamos cuanto les queda para capitular, pero sus cuerpos irán mostrando heridas durante el combate, sin ir más lejos al temible Lagiacrus, bicharraco que luce la portada del título, se le podrán ver los cortes que le hacemos cuando le trabajamos el lomo, e incluso podrá perder la cola si le achuchamos lo suficiente por detrás. Será cuando empiecen a cojear moribundos cuando sepamos que les quedan dos telediarios, mucho ojo a este estado porque hay misiones en las que nos pedirán que los capturemos vivos, y será en ese estado cuando debamos conducirlos a una trampa preparada para la ocasión.

MONSTER HUNTER TRI-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción y Mecánica.

PÁGINA 2 – Jugabilidad.

PÁGINA 3 – Online y Gráficos.

PÁGINA 4 – Conclusiones.

José Luis Fernández 19 | 04 | 2010