SIENTE LA EXPERIENCIA DE METRO: LASTA LIGHT

Al igual que sucedía con su antecesor, si hay un apartado que destaque enormemente por encima del resto en Metro: Last Light, es sin duda la profunda jugabilidad que nos brinda el título, capaz de trasladar nuestra mente a la lucha por la supervivencia en un futuro post-apocalíptico.

Olvidémonos de los típicos indicadores de salud, objetos y mapeado tan recurridos de los géneros FPS. El título se centra en las características propias de una sociedad a punto de la extinción para proporcionarnos una experiencia única de juego.

Metro Last Light ps3

Nuestra propia supervivencia dependerá en gran medida, de nuestra propia capacidad de saber afrontar los diversos desafíos que encontraremos a lo largo del juego, en los que estaremos obligados a racionar al extremo la munición disponible, sin dejar nunca de prestar atención a otros elementos decisivos para nuestra vida: como la suciedad que empaña nuestra máscara de gases, el tiempo que tarda un filtro de aire en gastarse antes de dejarnos indefensos ante los nocivos gases del exterior, o la necesidad de cargar las baterías de nuestro equipo de manera periódica, antes de que nos envuelva la total oscuridad que predomina en los túneles.

El instinto de sobrevivir tampoco puede abandonarnos en los momentos más conflictivos del juego, donde la opción de desafiar a los enemigos del escenario es sencillamente inabarcable, obligándonos a elegir una estrategia basada en el sigilo y el movimiento silencioso entre las numerosas sombras localizadas en el entorno.

A este profundo sistema de juego, impulsado por las maravillas de un doblaje completo al castellano, se le une una detallada ambientación y escenografía basada en la obra de Dmitry Glukhovsky, que consigue potenciar la experiencia de juego, con cada nuevo diálogo inesperado entre los habitantes del metro, o la desolación de un mundo exterior diezmado por la crudeza de la guerra.

LA DECADENCIA EN SU MÁXIMO EXPLENDOR

El apartado gráfico que nos muestra Metro: Last Light, consigue uno de los mejores resultados de la historia en los juegos para ordenador. La capacidad de exprimir toda la potencia de nuestros adaptadores gráficos, nos permite obtener un nivel de detalle y apreciación, capaces de dejarnos sin aliento.

Aunque en un principio, un juego basado en las oscuras profundidades del metro, no contendría los elementos necesarios para un despliegue de gráficos en el entorno, el excelente trabajo desarrollado por 4A Games, detalla un soberbio escenario, donde cada detalle esta cuidado al extremo y la oscuridad potencia la grandeza del juego de luces.

Metro Last Light xbox 360

Pero los verdaderos momentos impactantes en el juego, corresponden a los contadas situaciones en las que nos aventuraremos a la superficie, donde seremos testigos de unos gigantescos y detallados escenarios, donde alicientes como la lluvia, el viento y el polvo, consiguen un nivel de detalle sin precedentes, que incluso puede representarse en visión 3D para su máximo disfrute.

Lamentablemente, lo malo de estas grandes obras para PC, es su elevado índice de requisitos que necesita para poder mostrar todos sus elementos al máximo. No obstante, si no poseemos un ordenador último modelo para vivir la experiencia Metro en su máximo esplendor, el juego permite un gran nivel de adaptación para su disfrute en niveles inferiores de rendimiento, sin que por ello la experiencia de juego se vea descompensada.

METRO: LAST LIGHT – ÍNDICE

PÁGINA 1 – ANÁLISIS

PÁGINA 2 – JUGABILIDAD Y GRÁFICOS

PÁGINA 3 – CONCLUSIONES

Marcos Pelillo 20 | 05 | 2013