MÚSICA, EFECTOS DE SONIDO Y VOCES

En el apartado sonoro, Mass Effect 2 destaca por su increíble reparto de voces, un verdadero lujo formado por actores y actrices de renombre, muy respetados y, en la mayoría de los casos, relacionados directamente con el mundo de la ciencia ficción. Así, tenemos a Tricia Helfer, Michael Hogan, Adam Baldwin o Carrie-Anne Moss. Todos ellos han participado en series de televisión o filmes de género como Battlestar Galactica, Firefly y Matrix. Pero, sin ningún tipo de duda, el hombre que se merece todos los elogios es Martin Sheen, al que todos recordaréis por protagonizar Apocalypse Now o, más recientemente, The Departed. Aunque muchos pensábamos que su edad podía ser un impedimento para poner voz al Hombre Ilusorio, mucho más joven que él en apariencia –aunque sea digital–, lo cierto es que ha demostrado que la veteranía es un grado y ofrece una interpretación vocal magistral, a la altura de las mejores del sector.
me2 ilusive man me2 garrus
Como ya sabréis, el juego está completamente en inglés, aunque cuenta con unos subtítulos perfectos al castellano. Mass Effect 2 es, al igual que su primera parte o la saga GTA, uno de esos juegos que es preferible experimentar en su versión original. Con todo, y estos es una opinión totalmente personal, sigo pensando que es un error hacer hablar inglés a todos los habitantes de la galaxia. ¿Acaso las otras razas no tienen un idioma propio? ¿Por qué utilizan la lengua de la última raza en sumarse a la Alianza? Vale que pueda resultar lógico el uso de inglés pero, ¿qué pasó con el chino y el español? Hubiera sido un verdadero acierto que ya en la primera parte se hubieran ofrecido varias lenguas inventadas, lo que hubiera aportado realismo y más inmersión narrativa a la historia, tal y como sucede en el filme Distrito 9.

Dejando de lado desvaríos personales, centrémonos ahora en la banda sonora y los efectos de sonido del título. Como no podía ser de otro modo, todo lo sonoro cobra una importancia especial en el género de la ciencia ficción: desde el sonido de un disparo, hasta las voces de los aliens, pasando por ruidos de las aeronaves y de las explosiones generadas por armas imposibles. Tanto el montaje de los efectos como su elección son de lo más acertado, con momentos audibles remarcables, que acentúan la sensación de espectacularidad y épica que se redondea con una banda sonora de notable calidad.

Jack Wall, compositor muy experimentado en el mundo de los videojuegos, vuelve a crear una partitura con vida propia, ideal para los amantes de la música épica con toques de clasicismo. Todo momento importante está condimentado con una música acorde, muy bien montada e instrumentada, dejando claro que un correcto uso de la banda sonora puede ayudar a crear una obra maestra. Wall sabe cómo funciona el negocio interactivo y nos deleita con muy buenas piezas, consiguiendo que el conjunto del apartado sonoro sea sobresaliente.

JUGABILIDAD

mass effect 2 jugabilidad
Es en el aspecto jugable donde Mass Effect 2 ha experimentado más cambios, aunque las mecánicas de control sean muy similares a las de la primera entrega. Bioware ha optado por ofrecer más acción y menos exploración, ha suprimido el Mako y el aterrizaje a planetas inexplorados e implementado una opción de escaneo que nos permite extraer los recursos de los diferentes mundos sin necesidad de volvernos locos intentando subir montañas imposibles con el vehículo. Por supuesto, esta nueva oferta de acción hace que el mundo, aún siendo mayor, sea menos explorable, lo que algunos usuarios no verán con buenos ojos, aunque hay que reconocer el acierto de la desarrolladora a la hora de aportar más vida y dinamismo a la historia. Y, que nadie se equivoque, habrá infinitos diálogos, con sus opciones de virtud y rebeldía mejor usadas que nunca.

Como ya se dejaba entrever en los numerosos trailers y vídeos promocionales de Mass Effect 2, la acción es el componente básico de esta aventura, por lo que se han eliminado de un plumazo ciertas características que los verdaderos amantes de la primera entrega podrían echar en falta. Pero, como decimos, esto no significa que no tengamos la oportunidad de explorar los escenarios si no, más bien que, ahora, tras la exploración inicial, nos liaremos a tiros con todo ser viviente que se ponga por delante con ganas de aguarnos la fiesta.

El juego se articula mediante una serie de misiones principales y secundarias mucho más variadas y ricas que las del juego original. Se ha puesto más cuidado a la hora de seleccionar los objetivos, aunque es bien cierto que todas, en especial las esenciales para el transcurso de la historia, serán bastante parecidas. Primero eliminaremos a un grupo de enemigos de pacotilla, luego vendrán otros más fuertes y, finalmente, un bichardo con la fuerza y resistencia de Hulk al que deberemos vencer con armas pesadas, casi de destrucción masiva. Dicho así puede parecer algo repetitivo, pero lo cierto es que la variedad de situaciones y la diversión de los tiroteos bien valen algo de monotonía.
mass effect 2 geth mass effect 2 bso
La jugabilidad se ha visto mejorada en ciertos aspectos, especialmente en los relacionados con los sistemas de coberturas. Mientras que en Mass Effect nos exponíamos muy a menudo a fuego enemigo, aquí podremos quedarnos bien escondidos tras una esquina, asomando la cabecita sólo cuando podamos efectuar un disparo mortal, sin temer por nuestra salud más de la cuenta. Siempre iremos acompañados por dos compañeros de pelotón, con los que deberemos combinar los diferentes tipos de habilidades –bióticas, robóticas, de disparo, etc.– y a los que podremos ordenar llevar a cabo determinadas acciones como la utilización de una munición especial o de sus habilidades innatas. Se ha eliminado la opción de sobrecalentamiento de las armas, aunque ahora deberemos buscar munición por el escenario y, como punto interesante, podremos recuperar nuestra salud al más puro estilo shooter: resguardándonos del fuego rival y esperando que el indicador de pantalla desaparezca.

En esta segunda entrega, la IA de los compañeros de aventuras han sido pulidas notablemente, aunque siguen abalanzándose cual soldado kamizake japonés contra Pearl Harbor en algunos momentos, que suelen ser los más decisivos, por lo que maldeciremos en más de una ocasión ante ese espíritu heroico a la par que estúpido. Lógicamente, estos pequeños fallos en la IA también se dan en los enemigos, por lo que en más de una ocasión nos encontraremos con un pobre soldado justo delante de nuestras narices, siendo victima de la ira de nuestra escopeta. Podremos ordenar a nuestros aliados que ataquen a un mismo objetivo, que se mantengan cerca nuestra –esto es relativo– o que fijen la posición que les ordenemos, tal y como hacíamos en la primera parte. También dependerá de nosotros el mantenerlos con vida si reciben muchos impactos de bala con el ya mítico Medigel.

Antes de terminar este apartado, no podemos dejar de recordar al vehículo Mako, con el que explorábamos los planetas en la primera parte. Ahora no podremos aterrizar en ellos, si no que lanzaremos una sonda espacial, previa búsqueda de minerales, para conseguir los recursos necesarios para nuestras investigaciones. Ocasionalmente, algunos planetas presentarán anomalías, que son misiones secundarias encubiertas, que nos permitirán aterrizar en el planeta, pero sin la posibilidad de explorarlo a fondo. La relación que establecíamos con el Mako en la primera parte puede definirse como de amor/odio, por lo que algunos lo echarán de menos mientras que otros aplaudirán su desaparición. En Juegos DB experimentamos cierta sensación de paz al no tener que ver nuestro vehículo arder ni trepar por paredes verticales imposibles, aunque su ausencia nos produce un efecto nostálgico bastante curioso.

MASS EFFECT 2-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e Historia.

PÁGINA 2 – Influencias y Apartado Gráfico.

PÁGINA 3 – Sonido y Jugabilidad.

PÁGINA 4 – Editor de personajes, armas y Bioware.

PÁGINA 5 – Conclusiones.

Antonio López 17 | 02 | 2010