EL PERFECTO ASISTENTE


Por una parte, Marvel vs. Capcom 3 es lo que los fans estaban esperando: un sucesor tardío que en lugar de redimir los 10 años de espera con una reverencia solemne, irrumpe con exclamaciones y explosiones para no perder más tiempo. Las primeras partidas son un permisivo festival de aleatoriedad botonil, hasta que el neófito descubre las mecánicas complejas del título -intercambios, asistencias, Factor-X, Híper Combos…- ya sea por prueba y error, con la ayuda de un veterano o simplemente porque se ha topado con Galactus, jefe final injusto que responde a la anarquía del usuario aniquilando el planeta -“¡Tierra destruida!”-, mensaje desmotivador donde los haya.

Mas el usuario, en su ruta por la magnífica curva de aprendizaje, se topará con múltiples baches imprevisibles, consecuencia de haber priorizado la complacencia de los fans en detrimento del equilibrio de los luchadores. Que el proceso de adaptación del jugador pueda acabar en la cuneta o en abandono es un error grave, pero admitirlo y dejarlo todo en manos del azar es un encogimiento de hombros punible, especialmente si ocurre lo esperado y las partidas online se encuentran dominadas por Arthur, Dante y otros Organismos Virtuales Diseñados Únicamente para Fastidiar.

La intensidad y fastuosidad de los combates evitarán más de una rabieta provocada por usuarios desalmados, pero no hubiese estado de más contar con apoyo secundario. La ficha que anota la evolución del usuario en el online evidencia que en algún punto hubo planes de crear extras profundos, pero los anuncios de DLC de personajes meses antes de su lanzamiento recuerdan que, al fin y al cabo, el objetivo de un “crossover” no es aunar mundos paralelos, sino sacar tajada de ello.

Marvel vs Capcom 3: Fate of Two Worlds es el título de lucha más divertido e hiperbólico del mercado, una orgía cromática y epiléptica al alcance de cualquiera gracias a su aprendizaje equilibrado y a la inclusión de personajes variados y empáticos. Cuando la rigurosidad o la esencia demasiado técnica de otros títulos de Capcom como Super Street Fighter IV amenazan con aguar una tarde distendida en sociedad, MvC3 aparece en forma de asistente perfecto, de compañero que deslumbra, maravilla e incita a la proliferación de emesis televisiva.

LO MEJOR

– Reparto variado de luchadores.
– Sabía combinación de “machacabotoneo” con complejidad táctica.
– Un espectáculo por todo lo alto.

LO PEOR

– Personajes desequilibrantes.
– Poco contenido.

MARVEL VS CAPCOM 3: FATE OF TWO WORLDS-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción, modos, jugabilidad y combos.

PÁGINA 2 – Personajes y extras.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Daniel Cáceres 14 | 02 | 2011