UN BUEN COMIENZO

mario y sonic londres 2012

El nuevo videojuego de Sega para 3DS supera muchos de sus objetivos pese a que otros queden a medio camino. Por una parte, es un juego bastante recomendable para disfrutar de partidas rápidas, tanto solo como en compañía de varios amigos. En este caso, encontraremos un gran número de opciones y una cantidad ingente de disciplinas que, no obstante, arrojan resultados algo desiguales en cuanto a diversión y jugabilidad.

Esa simplificación conceptual de la que hablamos nos permite, en muchos deportes, divertirnos desde el primer momento. Lamentablemente, cansarnos a la mitad de cambio mientras jugamos a determinados minijuegos se convierte en un caso demasiado habitual. Ni la inclusión de algunos extras desbloqueables cuando cogemos experiencia mientras acumulamos horas de juego resulta un aliciente definitivo.

En la parte técnica, el juego aprueba con muy buena nota, pues nos ofrece una buena muestra de lo que puede lograr 3DS en este tipo de juegos. Esto es una buena representación del entorno con un colorismo y un detalle dignos de mención, un modelado de personajes que nada tiene que envidiar a su homónimo en Wii, y un 3D estereoscópico que suma atractivo al conjunto general del juego.

Si en próximas ediciones Sega hace los deberes, aportando complejidad (en su justa medida) a los deportes incluidos en el juego, sin olvidar que para disfrutar de un título de competición es muy necesario el modo online (que se lo pregunten a Mario Kart 7), conseguirán un gran título deportivo partiendo de una base correctamente definida ya hace unos años.

LO MEJOR

– Técnicamente es muy atractivo.
– El número de modos y disciplinas disponibles.
– Ofrece diversión directa, especialmente indicada para partidas cortas.
– Los más pequeños de la casa serán los que más disfruten del título.

LO PEOR

– La ausencia de modo online.
– La excesiva simplificación de muchos deportes.
– El juego se vuelve monótono demasiado pronto.

MARIO Y SONIC EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS LONDON 2012 – ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Sergio Melero 20 | 02 | 2012