Los simpáticos Sackboys se pasan al terreno de la conducción arcade por medio de LittleBigPlanet Karting. El tono desenfadado y teatral de la franquicia creada por Media Molecule se torna perfecta para la distribución de videojuegos para todos los públicos, hecho aprovechado por PlayStation con el videojuego que nos ocupa.

Estamos seguros de que la franquicia, si este primer intento tiene el éxito esperado, contará con un nutrido número de spin-offs adaptados a todo tipo de géneros familiares, en aras de ampliar el público interesado en las aventuras de estos pequeñajos. En el género de las plataformas son un referente contemporáneo, culpables en gran medida del fenómeno “crear y compartir” en el sector interactivo y, además, poseedores de los mayores galardones del medio.

La franquicia LittleBigPlanet se ha caracterizado por la ilimitada capacidad de diversión que proporciona en cada una de sus entregas, maximizada por las amplias posibilidades de personalización de los Sackboys y catapultada hasta el olimpo de los videojuegos gracias a su editor de escenarios. Hace poco hemos podido recuperar todas estas virtudes en su última entrega para PS Vita y ahora, con unos años a sus espaldas, vuelven a la plataforma que les vio nacer para intentar demostrar que también dominan el mundo de la velocidad. ¿Qué tal les ha salido la jugada?

CONDUCCIÓN Y DIVERSIÓN SIN LÍMITES

littlebigplanet karting ps3

Little Big Platet Karting presenta un sencillo planteamiento basado en los pilares básicos de la franquicia. Hablando en plata, es un LittleBigPlanet al uso pero con Karts. Esto se pone de relieve en su historia principal, donde deberemos poner fin a la amenaza de los Acaparadores en su treta para dominar Mundo Artesano. Pero esta vez no deberemos avanzar por complicados escenarios mientras saltamos y acabamos con los más variopintos enemigos, sino que deberemos superarlos en el circuito (cosa que parece molestar mucho a estos simpáticos a la par que malvados personajillos).

Bajo esta propuesta se articula un modo carrera que nos sirve para empezar a dominar las bases de este nuevo videojuego de karts. A medida que avanzamos por el circuito, deberemos tomar ventaja por medio de distintas armas (inspiradas en franquicias como Mario Kart) sin olvidarnos de coleccionar las clásicas burbujas de la saga (para aumentar las opciones de personalización). Este modo está dividido en varios mundos, que nos llevarán a lo largo y ancho de circuitos de diversa índole mientras lanzamos misiles, esquivamos bombas y aprovechamos los objetos que vamos recopilando por el escenario para neutralizar a nuestros adversarios.

Su simpatía se traslada al plano técnico, con un apartado gráfico bastante trabajado (tanto artística como tecnológicamente) y un planteamiento sonoro muy acorde con la estética de la saga. No obstante, la tasa de fotogramas por segundo se mantiene en una media de 30 frames, hecho que repercute de forma sensible en la jugabilidad al perder un alto índice de dinamismo y suavidad de movimientos.

CONTROL

La jugabilidad está directamente basada en Mario Kart; es decir, un control sencillo donde el movimiento de salto con derrape nos proporcionará pequeños impulsos extra. Para conseguir terminar en las mejores posiciones deberemos aprovechar objetos como los misiles teledirigidos o la cámara rápida (que nos afectará solo a nosotros) para escalar posiciones, o echar mano de ítems clásicos de la saga LittleBigPlanet (como el versátil gancho), para llegar a zonas de otro modo inaccesibles.

En pantalla, todo se desarrolla con gran frenetismo, lo que genera situaciones caóticas que pueden ser bastante divertidas y, en muchos casos, demasiado descontroladas (hecho que se intensifica si optamos por usar Move). El sistema de control funciona bastante bien, los circuitos son variados y la posibilidad de poder diseñarlos nosotros mismos resulta una gran oportunidad creativa. Pero el título no llega a la excelencia de sus hermanos mayores porque ninguno de sus aspectos despunta de forma sobresaliente.

littlebigplanet karting editor

No obstante, tendremos diversión asegurada tanto en su modos cooperativos como en la opción multijugador competitiva (mediante la cual podremos competir con otros 15 jugadores). La posibilidad de disfrutar con diferentes propuestas, entre las que destacan los modos batalla todos contra todos o el Fútbol-Karting, a pantalla partida añaden un plus de diversión a la vieja usanza. Esto, unido al completo Modo Edición, donde dispondremos de todo tipo de herramientas para hacer valer nuestra imaginación en el diseño de espectaculares circuitos, son sin ninguna duda los aspectos más atractivos de este videojuego de conducción arcade.

No obstante, en el terreno jugable, la falta de personalidad propia y la escasez de elementos sorprendentes dentro del conjunto interactivo, impiden que el LittleBigPlanet Karting obtener una calificación sobresaliente. No obstante, hemos de resaltar la importancia implícita en el editor del videojuego que nos ocupa, pues a día de hoy, ningún videojuego puede competir con el título de United Front Games en este aspecto.

LITTLEBIGPLANET KARTING-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Sergio Melero 12 | 11 | 2012