DIVERSIÓN TOTAL

analisis lbp 2
Lo mires por donde lo mires, Little Big Planet 2 es tremendamente divertido. Si nos embarcamos dentro del modo historia, disfrutaremos de lo lindo; si optamos por ver lo que nos depara el tremendamente potenciado editor, nos encontraremos con una desafiante diversión creativa; y si buscamos nuevos y emocionantes niveles en la red, multiplicaremos por infinito la experiencia jugable al darnos cuenta de que, tanto los nuevos escenarios como los pertenecientes a la anterior entrega, son compatibles con el título que nos ocupa. Si quieres un videojuego que amortice de sobra el dinero que desembolsaremos en la tienda, este es Little Big Planet 2.

Pero mucho ojo: para ser disfrutado como se merece, el nuevo videojuego de Media Molecule necesita muchísimas horas de dedicación para llegar a lograr buenos resultados editando niveles y elaborando nuestros propios videojuegos completos. Las horas se pasan volando, algo que puede penalizar seriamente nuestras opciones para mantener el puesto de trabajo que tanto nos ha costado alcanzar, materializar la primera relación seria que parecía tener algo de futuro, o conseguir superar la barrera de los 1000 amigos en Facebook antes del que finalice el mes.

Para los que quedaron algo decepcionados con el modo historia del anterior capítulo de la saga, recibirán con los brazos abiertos una divertida campaña principal potenciada con niveles más imaginativos, nuevos puzzles donde las físicas tienen mucho que aportar, y un plantel de gadgets digno de tener en cuenta (nos encantan los usos del látigo y la eficacia del jetpack entre otros). Además, nos servirá como perfecta fuente de inspiración cuando nos encontremos atascados a la hora de dar una solución lógica al escenario que estamos creando nosotros mismos desde cero.

Básicamente, el control del título exclusivo para PS3 se basa en los mismos cánones que su secuela, tanto en el manejo de los menús (larga vida al sistema Pop-it) como en el de nuestros Sackboys, con la diversión añadida que implica contar con artilugios como el Látigo, los guantes o la Pistola. La imaginación puesta por Media Molecule en esta segunda parte, hace que disfrutar del modo historia sea mucho más gratificante que el Little Big Planet. Agarrarnos de objetos a distancia, lanzarlos con fuerza, utilizar el látigo de forma dinámica o aprovecharnos de las facultades añadidas por el propulsor para llegar a lugares de otra manera inalcanzables, redondean una experiencia de avance lateral, donde podemos movernos a través de varios planos de profundidad para aprovechar todas las ventajas y secretos de los escenarios.
LBP 2 analisislbp 2 analisis
La distribución de los elementos y la utilización del menú emergente se basan en los patrones clásicos, mientras que jugar en modo multijugador (para hasta 4 participantes) resulta más gratificante para conseguir superar los niveles de forma totalmente imprevisible, ya sea cooperando en aras de quitarnos de en medio obstáculos difíciles de sortear, o compitiendo para ver a nuestros compañeros sometidos a la mayor de las torturas interactivas. Eso si, todo desde el buen rollo, excusándonos de lo entrañable que resulta ver a un sackboy envuelto en llamas. Estamos deseando ver implementadas todas estas opciones al control con Playstation Move que, lamentablemente, no acompaña al lanzamiento del juego.

DESARROLLADORES POR UNOS DÍAS…

…semanas, meses o incluso años. Podemos asegurar, sin miedo a equivocarnos, que lo más atractivo de Little Big Planet 2 reside en la posibilidad de crear nuestros propios escenarios e, incluso, videojuegos de diferentes géneros, para compartirlos en la red y ver hasta qué punto nuestra creatividad es del agrado de la comunidad: el jurado lo formarán millones de seguidores del fenómeno Little Big Planet 2.
Gracias a un amplio abanico de tutoriales, ponernos manos a la obra resultará mucho más sencillo de lo que pueda parecer en un momento. Es más que recomendable empezar por unos esquemas esbozados en papel si no queremos ver frustradas nuestras intenciones a las primeras de cambio. Gracias a esto, trabajaremos sobre un concepto específico, y nos será mucho más fácil ajustar ese salto imposible o crear rutinas coherentes con la situación representada.

Es importante jugar el modo historia para ir desbloqueando toda clase de complementos, texturas, superficies y elementos para poder darle más profundidad a nuestros niveles. Gracias a todos estos extras, veremos cómo Little Big Planet 2 se reivindica, conforme sumamos horas de juego, como uno de los videojuegos de plataformas más sobresalientes del mercado.

LBP 2-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Contexto y arte.

PÁGINA 2 – Desarrollo y jugabilidad.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Sergio Melero 11 | 03 | 2011