Vuelve Lightning. Con ese título la mayor de las sorpresas que nos podía deparar Final Fantasy está desvelada. Lightning estará de nuevo en la saga para ser protagonista de esta entrega a la que ya conocimos en el primer Final Fantasy. Pero ya habrá tiempo de hablar sobre ella.

Cómo y dónde podemos situar a este juego es una de las preguntas que se harán muchos conocedores, pero no fanáticos de la saga Final Fantasy, debido a la innumerable cantidad de juegos que componen la franquicia. Pues bien, podemos decir que Lightning Returns: Final Fantasy XIII es parte de la serie Fabula Nova Crystallis. Es una secuela de Final Fanasy XIII y Final Fantasy XIII-2. Será la entrega que pondrá fin a estos dos juegos y que desvelará y responderá todas las dudas que podemos tener.

null

Este juego supondrá, salvo posibles remakes o adaptaciones, la despedida de toda la franquicia de la actual generación de consolas, PlayStation 3 y Xbox 360. Y es algo seguro puesto que Final Fantasy XV ya está en desarrollo y por el momento solo está confirmada su presencia en PlayStation 4. Despedida de la saga, despedida de las consolas… podemos esperar mucho de Lightning y el resto de personajes que vuelven a cobrar protagonismo años después: Snow, Serah, Hope…

La historia comienza varios cientos de años después del final de Final Fantasy XIII-2. En el mundo Novus Partus, compuesto por cuatro islas rodeadas del Océano del Caos, despierta Lightning. Debe moverse por ellas salvando almas para conseguir su objetivo final: salvar el mundo. El mayor problema de todo esto es que cuenta con un tiempo limitado, lo cual provoca prisas y cierto nerviosismo en el ambiente que no será fácil eliminar. Lightning dispondrá de, únicamente, 13 días para salvar el mayor número de almas posible, lo que parece ser una quimera.

En esta ocasión Lightning será el único personaje jugable por el usuario. Una chica a la que muchos adoran pero otros tantos odian. Se trata de una persona a la que a veces parece faltarle algo de personalidad y a la que entran ganas de pegar un empujón para que muestre la parte más salvaje de sí misma. Como decíamos, ya no habrá grupos de héroes, sino que es esta muchacha a la que controlaremos hasta el final de la saga.

El título comienza algo renqueante. Los vídeos y las largas conversaciones se hacen un poco pesados y tediosos. Aunque es cierto que se pueden pasar, también lo es que son de absoluta importancia para seguir la historia del título y no perder ningún detalle sobre la trama argumental.

Cuando ya podemos ponernos manos a la obra de verdad nos damos cuenta que verdaderamente vamos a contrarreloj. Tic, tac, tic, tac, tic, tac… el reloj se ha puesto en marcha y solo se va a detener en tres casos: Cuando estés en pausa, cuando te pases el juego o cuando vayas al arca… Lo cual no nos tranquiliza. No se para ni durante los combates por lo que debemos ser rápidos si queremos tener algo de margen y ganar tiempo al tiempo.

El Arca es una de las novedades de este título. Es donde se encuentra Hope para guiar nuestros pasos. Lightning puede acudir allí para descansar puesto que el tiempo no pasa en este lugar (lo cual puede considerarse un fallo garrafal… Si cuando están en el Arca el tiempo no pasa, ¿cómo es posible que Hope guíe los pasos de Lightning cuando ella no está?) Corramos un tupido velo ante el paréntesis y vamos a ver qué nos espera de la jugabilidad y el apartado gráfico.

ANÁLISIS DE LIGHTNING RETURNS: FINAL FANTASY XIII

Página 1 – Introducción.

Página 2 – Jugabilidad y gráficos.

Página 3 – Conclusiones.

Nacho Ros 11 | 02 | 2014