LA UNIÓN HACE LA FUERZA

L.A. Noire destaca en muchos otros aspectos importantes, aunque la jugabilidad y el MotionScan se van a llevar todos los elogios. No podemos dejar de destacar la impresionante banda sonora compuesta por Andrew Hale (The Getaway o Scott Pilgrim contra el Mundo). Mediante impresionantes melodías, el músico crea una partitura rica en matices, que alcanza su cenit en las piezas de jazz que inundan las radios de los vehículos y algunas de las persecuciones más impresionantes. Rockstar y Team Bondi saben la importancia que tiene una buena banda sonora para conseguir transmitir aún más sentimientos al jugador y con la propuesta musical de L.A. Noire han acertado plenamente, haciendo que en más de una ocasión creamos estar viendo una película de cine negro de los años 40.

El sonido tampoco se queda atrás y la biblioteca de efectos aporta el realismo necesario que requieren los frenazos, los acelerones, los disparos y todos los sonidos que inundan una obra de estas características. Los responsables del título apuestan por efectos secos y sin artificios, demostrando que el apartado sonoro es un punto realmente importante para el resultado final de un buen título interactivo. Sin una buena galería de sonidos no tendría sentido recrear tan perfectamente los detalles de Los Ángeles de 1947, por lo que solo podemos premiar a este apartado con una matrícula de honor.

La propuesta que nos ocupa, al igual que todas las de Rockstar, llega en versión original subtitulada, lo que puede suponer un pequeño problema para todos aquellos que no tengan ni idea de inglés. Al ser una obra donde las animaciones faciales tienen mucha importancia, algunos usuarios pueden tener inconvenientes para prestar atención a los detalles gestuales aunque esto es algo que los usuarios habituales de Rockstar ya saben, por lo que nadie debería sorprenderse. Las interpretaciones vocales, por otra parte, resultan impresionantes, algo que solo se puede explicar gracias al equipo de profesionales que ha trabajado poniendo voz a los personajes.

Un equipo donde destacan actores y actrices profesionales, algunos de cierto renombre, salidos de series de la televisión norteamericana, como Mad Men o Fringe. Esto hace que debamos destacar su labor interpretativa, además de la vocal, ya que sin ellos no se podría haber conseguido el impresionante conjunto de animaciones faciales que puebla L.A. Noire. Con todo, tampoco podemos olvidar la destacable colección de temas musicales reales de la época representada, lo que termina haciendo de la obra una de las más redondas a nivel artístico, punto imprescindible para seguir demostrando la madurez del medio.

SELLO DE CALIDAD R*

No podemos llegar al final del análisis sin destacar la importancia que Rockstar ha conseguido por y para el medio interactivo. La compañía (que, no lo olvidemos, esta vez ha contado con la inestimable ayuda de Team Bondi) convierte sus títulos en obras maestras adoradas por los periodistas especializados e, incluso, los medios generalistas comienzan a prestar más atención al sector de los videojuegos gracias a propuestas como Red Dead Redemption o este L.A. Noire. Muy posiblemente, el título aquí analizado no consiga ser el más vendido de la desarrolladora, debido a su temática y planteamiento, pero resulta muy placentero ver como la madurez narrativa de los videojuegos ya está entre nosotros.

Por supuesto, esta madurez no es algo que solo haya conseguido Rockstar (ahí están BioWare, Valve, Irrational Games o Remedy, por citar algunos ejemplos), pero es innegable que la compañía presidida actualmente por los hermanos Houser es la que más fuerte apuesta por hacer producciones exclusivas para un público adulto, nunca cediendo a la facilidad de los géneros más exitosos, posiblemente ayudados por su triunfo con sagas ya asentadas. Dentro de unos años miraremos hacia atrás y al seleccionar una serie de juegos clásicos que ayudaron a convertir este medio de expresión artístico en importante, sin duda, encontraremos L.A. Noire.

Y es que, para que nos entendamos, Rockstar es al mundo de los videojuegos lo que HBO al mundo de la series de televisión o un director europeo al cine. Su sólo nombre ya nos indica calidad y prestigio, algo que no todos los títulos que se lanzan actualmente ofrecen. Tampoco queremos pecar de ilusos y destacar el tremendo presupuesto que hay detrás de L.A. Noire, pero gastar el dinero de una forma eficiente no es algo que consigan todas las compañías, que en muchos casos prefieren apostar por géneros ya establecidos. Y eso que cuando se anuncie GTA V (o el “spin off” de turno) pensaremos que será lo mismo de siempre, pero en el fondo estaremos esperando algo similar a GTA IV, que supuso un importante cambio dramático para la serie.

L.A. Noire es un título imprescindible, que trasciende la palabra videojuego para ofrecernos una producción de elevados estándares de calidad pocas veces vistos. Por supuesto, el título no gustará en determinados sectores de la audiencia, pero los usuarios que sepan lo que tienen delante valorarán el tremendo esfuerzo de Rockstar y Team Bondi. La obra tiene una duración perfecta (más de 30 horas en nuestro caso) para lo que propone y la certeza de saber que no estamos ante un clon “noir” de GTA nos dibuja una sonrisa en el rostro, a pesar de adorar la franquicia de los ladrones de coches. Pero cuando una compañía que tiene detrás una saga tan grande consigue sorprender dos años seguidos con nuevas ideas, no podemos evitar pensar una cosa: lo mejor, aún está por llegar.

L.A. NOIRE-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Jugabilidad.

PÁGINA 3 – Apartado Gráfico.

PÁGINA 4 – Otros Aspectos.

PÁGINA 5 – Conclusiones.

Antonio López 16 | 05 | 2011