SOSPECHOSOS HABITUALES

El planteamiento jugable de L.A. Noire es, junto con la historia, la ambientación y las animaciones faciales, uno de los pilares básicos en los que se sustenta la obra. Como ya habíamos podido ver en variados trailers y vídeos promocionales, el título de Team Bondi y Rockstar nos propone un juego de investigación, que ayuda a sumergirnos en una historia cargada de crímenes. Como ya hemos comentado con anterioridad, pasaremos por varias áreas del departamento de policía de la ciudad, por lo que deberemos investigar todo tipo de casos.

Por supuesto, existe un hilo conductor para la trama, aunque no será hasta pasadas unas horas de juego que lo descubriremos. Sea como fuere, los casos comparten un mismo patrón jugable, aunque no por ello podemos tachar al título de repetitivo, ya que aunque se produzcan situaciones similares en materia de jugabilidad, las historias cambian lo suficiente como para interesarnos por ellas. L.A. Noire se divide en capítulos marcados por casos, por lo que sigue una narrativa lineal que ofrece pequeños saltos temporales que justifican nuestro constante cambio de compañero y de capitán. Será este último quien nos asigne los diferentes casos.

Una vez conocemos el crimen cometido, debemos acudir hasta el escenario de los hechos para investigar lo sucedido. Allí tendremos la opción de hablar con posibles testigos, así como con el médico forense y algún miembro de la policía. Mientras inspeccionamos el escenario del crimen deberemos fijarnos en todas las pruebas que nuestros compañeros ya han marcado, aunque también deberemos prestar atención a pequeños detalles, como cubos de basura cercanos o cualquier objeto que llame nuestra atención. Visualmente, los objetos interactivos no aparecen resaltados sobre los demás, aunque cuando estemos cerca de una pista nuestro mando vibrará, haciendo más asequible la localización de objetos. Además, cuando hayamos encontrado todas las pistas importantes para el caso, la música cambiará o, directamente, terminará (todas estas opciones de ayuda pueden desactivarse y activarse en cualquier momento). Al principio las investigaciones serán sencillas, pero la dificultad del título irá aumentando en cada caso.

No todas las pistas que encontremos estarán relacionadas con el caso, por lo que el propio Cole nos indicará que se trata de una casualidad. La consecución de pistas será esencial para llevar a buen puerto nuestras investigaciones y, sobre todo, nuestros interrogatorios, pues acusar a un sospechoso sin pruebas puede tener consecuencias fatales para nuestra investigación. Además de las pistas, podremos inspeccionar los cadáveres de las víctimas (si los hubiera), que aparecen representados con realismo y naturalidad, aportando mayor crudeza al relato y destacando la madurez de la obra. Una vez analizado el lugar del crimen, deberemos visitar a los principales sospechosos para hablar con ellos y, dependiendo de nuestro trabajo de investigación, podremos cerrar los casos de diferentes maneras. En este apartado es donde los interrogatorios cobran vital importancia.

MENTIROSOS Y TRAMPOSOS

Junto con el sistema de localización de pistas encontramos los interrogatorios como elemento más destacable de la jugabilidad de L.A. Noire. Una vez tengamos localizados a los supuestos responsables del crimen (que no siempre estarán dispuestos a colaborar) deberemos interrogarlos para intentar conseguir la verdad. Aquí entran en juego las pistas encontradas, ya que lanzar acusaciones a todo el mundo no será buena idea. Si nos equivocamos a la hora de escoger nuestras pruebas incriminatorias, el interrogado podría cerrarse en banda y negarse a responder, por lo que deberíamos buscar una forma alternativa de terminar con el caso. Todos los casos, por supuesto, se terminarán cerrando, aunque hay múltiples formas de finalización.

Durante los interrogatorios tendremos tres opciones. Podremos creer las palabras de nuestro sospechoso (no siempre mienten, claro está), podremos dudar o, directamente, acusarlo de mentirnos. En el primer caso, la conversación seguirá más o menos un cauce de tranquilidad. En el segundo, Cole se pondrá algo más intimidatorio, lo que puede resultar beneficioso para la investigación. Cuando acusemos a un testigo de mentir deberemos aportar la prueba concluyente que lo incrimine. Deberemos prestar mucha atención para saber cuando un personaje dice la verdad o miente, pues las expresiones faciales son vitales para nuestra investigación (hablaremos de ellas en la página siguiente).

Todas las pistas, lugares y sospechosos serán anotadas por Cole en su libreta de investigaciones, la interfaz más visible del juego junto con el mapa. Y es que L.A. Noire no tiene medidor de salud ni de balas, algo que ayuda a sumergirnos en la historia. Como ya hemos comentado, el título no responde a los patrones habituales del “sandbox”, lo que termina resultando gozoso. Cole no podrá sacar su arma cuando nosotros queramos, será la situación dramática del contexto la que dictamine cuando debemos liarnos a tiros. Y es que cada caso puede terminar de varias formas diferentes: persiguiendo al sospechoso principal por los tejados, con una persecución a toda velocidad por carretera, con un tiroteo multitudinario o, si hemos hecho bien nuestro trabajo, cómodamente sentados en la sala de interrogatorios, con nuestro sospechoso principal incapaz de escapar a nuestras acusaciones.

Lo mejor de todo esto es que L.A. Noire no presenta un sistema de guardado que nos permita salvar nuestra partida cuando nos venga en gana. El título hace autoguardados cuando debe hacerlos, ofreciendo una experiencia única, ya que así nuestros aciertos y equivocaciones serán irreversibles, haciendo que el título sea muy rejugable y siempre diferente. Podremos cargar la partida, si, pero esto hace que el título pierda parte de su magia, por lo que no recomendamos hacerlo bajo ninguna circunstancia. En lo que respecta a la conducción de vehículos (arcade, nada de simulación), habrá un amplio abanico de posibilidades, con coches reales de la época, así como un extenso (enorme) mapa para movernos. El realismo del escenario será otro de los puntos fuertes de la obra, ya que Team Bondi y Rockstar han trabajado muy duro en la investigación y desarrollo de una excelente ambientación.

L.A. NOIRE-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Jugabilidad.

PÁGINA 3 – Apartado Gráfico.

PÁGINA 4 – Otros Aspectos.

PÁGINA 5 – Conclusiones.

Antonio López 16 | 05 | 2011