CONCLUSIONES


Team Bondi y Rockstar nos ofrecen una propuesta jugable original en su planteamiento principal y muy atractiva a nivel visual. El sistema de interrogatorios y de búsqueda de pistas, así como el impresionante trabajo de captura de movimientos faciales, consiguen sorprender y concluir en una obra casi redonda, que lleva al sector del ocio interactivo hasta un nuevo nivel de madurez. L.A. Noire demuestra que los videojuegos no son cosa de niños con una historia dura, realista, sin concesiones para la galería, que los usuarios más añejos sabrán disfrutar como nadie.

La ambientación es otra de sus grandes bazas. La gran urbe californiana queda representada de manera excepcional, así como algunos crímenes inspirados en casos reales, demostrando el tremendo trabajo de investigación que han llevado a cabo los responsables del título. La banda sonora también ayuda en esta recreación histórica que supone la obra ya que, gracias a sus ritmos melódicos, el jazz se convierte en una pieza fundamental de la narración. Una narración que sigue el patrón clásico del cine de Hollywood de los años 40, al que se pretende homenajear en su vertiente “noir”.

Pero, aún con todo esto, ¿ofrece L.A. Noire algún punto negativo? Ninguno que afecte a la experiencia de juego, pero no podemos dejar de repetir que para los jugadores con menos nivel de inglés, prestar atención a las interpretaciones de los personajes y leer los subtítulos va a resultar un pequeño problema. Esto no quiere decir, ni mucho menos, que pidamos doblajes a Rockstar (sería un sacrilegio eliminar la excelente interpretación vocal de los actores), pero un título que requiere de tanta atención en las expresiones puede hacer que los menos puestos con el inglés terminen tirando la toalla al perderse parte de los diálogos. Además, la investigación en si puede volverse algo repetitiva (buscar pistas, interrogar, buscar pistas, interrogar y final explosivo), aunque por suerte los casos son bastante variados y no hay ninguno parecido en su planteamiento principal.

No obstante, dejando estas pequeñas minucias a un lado, L.A. Noire es un imprescindible para cualquier amante de los videojuegos. Su importancia dentro del sector queda demostrada y su originalidad en diferentes puntos, tanto jugables como visuales, convierten al título en firme candidato a GOTY 2011. Rockstar vuelve a crear, en colaboración con Team Bondi, una propuesta rotunda, sin concesiones, que apuesta por hacer madurar el medio y llevarlo hasta donde debería estar. Los videojuegos no son obras de arte menores y títulos como L.A. Noire consiguen delinear el camino a seguir, un camino que Rockstar conoce a la perfección y por el que lleva conduciendo plácidamente desde hace mucho tiempo.

LO MEJOR

– El MotionScan.
– Los interrogatorios.
– La historia y sus guiños cinéfilos.
– El tremendo espacio escénico interactivo.
– Que una lo mejor de cine y videojuegos para presentar su propuesta.
– La opción de Blanco y Negro. Gracias, Rockstar.
– No es GTA. No es Red Dead Redemption.

LO PEOR

– Que las investigaciones pueden ser repetitivas (en apariencia).
– Los menos acostumbrados a leer subtítulos tendrán problemas en los interrogatorios.
– Los combates cuerpo a cuerpo, algo flojos.

L.A. NOIRE-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Jugabilidad.

PÁGINA 3 – Apartado Gráfico.

PÁGINA 4 – Otros Aspectos.

PÁGINA 5 – Conclusiones.

Antonio López 16 | 05 | 2011