MIS FELICITACIONES AL CHEF

Los nuevos soldados que necesiten adoctrinamiento deberían pasar directamente al multijugador, un entrenamiento militar casi perfecto que adentra a los novatos en una guerra indomable que los zarandeará de un lado a otro. Pero gracias a las mecánicas remodeladas y a los modos inéditos, los cadetes tienen la oportunidad de controlar parte de su destino con la flexibilidad de las profesiones y gozar de unos minutos de epifanía protagonizando las secuencias de Operations antes de volver a la semi-realidad bélica que Guerrilla ha conseguido mantener a salvo de la arbitrariedad de la competencia situándola en un planeta lejano.
killzone 3 analisis
En este sentido, la campaña debe ser considerada como un divertimento, el preciado día libre después de una larga incursión en territorio enemigo. El experimento propagandístico de la desarrolladora para atraer a más público se ha quedado en tierra de nadie: los fans de la serie echarán en falta la rigurosidad de la entrega anterior mientras que los usuarios provenientes de los campos de entrenamiento de EA y Activision no quedarán satisfecho con el desfile de conceptos, variados pero una esperanza de vida reducida. El resultado no es precisamente malo, pero sí olvidable y poco propenso a la repetición pese a contar con modo cooperativo.

Dicen que el ojo humano es sólo capaz de reconocer un número determinado de elementos a la vez, y que la sobreexposición de ítems requiere una observación lenta por parte de su dueño a riesgo de quedarse visualmente extasiado. Desde sus inicios, Killzone ha apoyado dicha teoría bombardeando al jugador con un pulido barroquismo gráfico que, unido a su ritmo vertiginoso, no da tiempo a la reflexión y deja al personal patidifuso y a merced de la desarrolladora. Killzone 3 no sólo lleva esta doctrina a una resultona pero insustancial tercera dimensión, sino que la adapta a un multijugador incontrolable y a una campaña variada para que ninguno de los cinco sentidos se quede sin disfrutar de tan excelso control de masas.

LO MEJOR

– El completo modo multijugador.
– Su bombardeo visual.
– Las mejoras de la campaña principal.

LO PEOR

– La campaña principal es decente pero olvidable.
– Los controles para Move son cargantes.
– Música más estéril de lo deseado.

KILLZONE 3-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Contexto y jugabilidad.

PÁGINA 2 – Desarrollo y multijugador.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Daniel Cáceres 10 | 03 | 2011