Goichi Suda o Suda51 para sus fans, es el artífice de esta peculiar obra virtual en la que la originalidad, el erotismo, la sangre y la acción se unen para crear Killer is Dead. Desarrollado por Kadokawa Games y Grasshopper Manufacture, y editado por Deep Silver, este juego de acción demuestra la magia de los juegos de autor como si de una película se tratase.

Killer is Dead

Suda51 es de los pocos directores de videojuegos con reconocimiento, con unos cuantos juegos a sus espaldas entre los que están Killer7, No More Heroes o Shadows of the Damned. Todos y cada uno de ellos emana esa estética peculiar del que Killer is Dead hace referencia con un nivel artístico y técnico muy superior a lo editado hasta la fecha.

La historia es lo que más destaca junto a la estética, que un buen seguidor de las series de anime japonesas sabrá apreciar dado el carisma que desborda de ellas y sus personajes. Mondo Zappa, protagonista y asesino de origen americano de 35 años de edad, trabajará para Bryan Execution Firm, una agencia de asesinatos por encargo que enviará al protagonista a cumplir misiones por todo el mundo.

Mondo dispone de dos armas que le acompañarán a lo largo de la historia, una de ellas es una katana llamada Gekkou y la otra se trata de un brazo cibernético con armas intercambiables, entre las que hay un taladro o una pistola, entre otras. Podremos ir mejorando al personaje otorgándole más movimientos y mejores armas. Como curiosidad, encontramos que el apellido Zappa hace referencia al famoso músico multiestilo “Frank Zappa”.

En Killer is Dead tendremos un estilo de juego de acción muy violento y sangriento que recuerda al mítico Devil May Cry, recorriendo niveles hasta completarlos y asesinando al boss de turno. Aunque en mi opinión y si los comparamos, Killer is Dead flojea en las animaciones cinemáticas.

Mondo es el típico hombre duro con trazas de gigoló y lo demostrará en unos minijuegos en los que intentaremos ligarnos a varias damiselas con regalos y miraditas indecentes sin que te pillen mirándoles sus partes más sexuales para conseguir el objetivo, también tendremos la posibilidad de ponernos unas gafas especiales que nos permitirán mirar la ropa interior de las chicas dándole a Killer is Dead ese toque erótico poco común en esta clase de juegos.

 

ANÁLISIS DE KILLER IS DEAD – ÍNDICE

 

Arturo Olmeda 04 | 06 | 2014