Un clásico reinventado de forma arriesgada por Masahiro Sakurai, una propuesta que intenta aprovechar las opciones exclusivas de la consola portátil de Nintendo y un festival pirotécnico que brilla gracias a un acabado estético muy atractivo. Nuestro querido Ángel Pit salta desde Smash Bros. Brawl para protagonizar su primer videojuego en Nintendo 3DS.

Pero la propuesta no es nueva ni mucho menos. Las andanzas del joven Pit comenzaron durante los años 80 tanto para NDisk System (sistema inédito fuera de Japón) y NES, con una continuación para la primera consola portátil de la compañía japonesa (la archiconocida Game Boy). En esta ocasión la saga retoma esta última faceta mediante un juego de acción, donde apenas tendremos un pequeño respiro para la exploración.

POR TIERRA Y AIRE

kid icarus uprising

La nueva aventura de Pit se desarrolla a través de fases de acción terrestre y fragmentos de vuelo frenético. Aunque sus conceptos no son los equivalente a sagas como God of War o Panzer Dragoon, si que guarda muchas similitudes con ellos. El argumento del título no tiene muchos secretos, aunque el desarrollo dramático de la aventura ofrece una buena base para la acción jugable, sobre todo por el humor que desprenden las conversaciones entre los protagonistas.

Kid Icarus: Uprising es un videojuego ambientado en la mitología griega clásica, muy adecuado en estos tiempos donde resurgen con fuerza películas como el remake de Furia de Titanes. Nosotros controlaremos a Pit, encargado de acabar por enésima vez con los planes de la resurgida diosa Medusa, mientras la diosa de la Luz Palutena nos asiste durante nuestro complicado camino.

Y resaltamos lo de complicado, pues a lo largo de nuestro periplo nos enfrentaremos con todo tipo de desafíos, cuya dificultad ajustable en todo momento nos premia si deseamos arriesgar nuestro pellejo un poco más en cada fase. Para ello, tendremos que “apostar” los corazones que vayamos recopilando durante las distintas fases con la ventaja de que si conseguimos salir airosos de una complicadísima situación, el premio resultante será mayor.

COMPLICADA JUGABILIDAD

kid icarus 3ds

El control de nuestro personaje y, sobre todo, el dominio de las fases de vuelo y las secuencias de acción terrestre, no será sencillo ni mucho menos. Para facilitarnos las cosas, Nintendo ha dispuesto varios sistemas de control para que elijamos utilizar la cruceta, o la combinación de la pantalla táctil con el botón deslizante de nuestra máquina. Desafortunadamente, no se ha incluido la opción de utilizar el segundo stick analógico del último complemento para Nintendo 3DS, lo que facilitaría el control de la cámara durante las secciones de tierra (que tendremos que manejar haciendo barridos sobre la pantalla táctil de nuestra consola mientras seguimos moviéndonos por los escenarios, algo complicado de sincronizar a las primeras de cambio).

Las fases de vuelo, aunque cortas, resultan muy divertidas. Como todo buen juego de disparos de estas características, controlaremos a nuestro personaje mientras salen a nuestro paso multitud de enemigos de coreografiada presencia, atacándonos desde todos los frentes y preparando la aparición de enemigos de diversa envergadura. Podremos utilizar un disparo continuo que no requiere la pulsación repetida del comando específico, y combinarlo con la recarga de un ataque más potente. Además, si se nos acerca demasiado un rival, podremos realizar ataques cuerpo a cuerpo mientras seguimos volando.

Ya en tierra, nos enfrentaremos a enemigos de distinta envergadura de una forma similar, solo que en esta ocasión el cuerpo a cuerpo tiene más protagonismo, así como los ataques en carrera, cuya potencia será crucial para acabar con determinados contendientes. Por otra parte, nos veremos en la tesitura de movernos si no queremos se alcanzados por los proyectiles de nuestros rivales, mientras manejamos la cámara con el lápiz sobre la pantalla e intentamos acertar a los blancos lejanos. Para dominar la mecánica harán falta horas de práctica, pues tan intensa actividad forzará que perdamos la perspectiva del combate, nos obligará a usar la peana o desconectar el efecto 3D para no acabar mareados. El control resulta demasiado impreciso en determinados fragmentos de la aventura, lo que es sin duda el punto menos controlado por los desarrolladores de Project Sora en esta más que notable producción.

KID ICARUS: UPRISING-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y Apartado Gráfico.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Sergio Melero 17 | 04 | 2012