El rey de la simulación de baile ha publicado nueva entrega. Como es habitual, cada año cual FIFA o Call of Duty, Just Dance también actualiza su franquicia con un nuevo título y este otoño ha llegado a nuestras manos Just Dance 2015, con vocación de exprimir el online y el juego en grupo.

Just Dance 2015

Los estudios de Ubisoft Reflections, Milán, París y Pune son los responsables del desarrollo de esta nueva entrega, sexta en la franquicia (al menos de la rama principal). En Just Dance 2014, el primero en lanzarse en las next-gen, también participaron todos estos estudios, además de unos cuantas más internos de Ubisoft, como el de Barcelona o el Bucarest, es por ello que no nos extraña que los cambios estéticos en la interfaz y los menús no sean muy grandes.

Lo más importante de la nueva entrega es la rapidez con la que podemos ponernos a bailar. Una vez que carga el juego, directamente pasamos a la selección de canciones, de ahí a elegir los jugadores y tras confirmar ya estamos bailando. En otras versiones teníamos un menú intermedio para elegir entre el catálogo de canciones o modos o sesiones.

En una misma pantalla podemos pasear entre las canciones y escuchar fragmentos de las mismas al posarnos sobre ellas, acceder a nuestra dance card y consultar las estadísticas de baile conseguidas, acceder a nuestro wall para buscar retos diarios o semanales de UPlay y visitar la tienda online para adquirir nuevas canciones. También tendremos acceso al modo World Dance Floor, que nos permitirá en menos de un minuto comenzar una sesión de baile online y competir con otros jugadores.

Música para todos los gustos

Just  Dance 2015 cuenta con 40 canciones de reconocidos artistas que renuevan un año más el catálogo de temas del juego. Lo cierto es que el juego se basa en los grandes éxitos de la música americana y en este sentido Just Dance 2015 no es ninguna excepción. Sin embargo, y con bastante acierto, desde siempre Ubisoft ha introducido en sus repertorios clásicos o canciones graciosas (quién no recuerda a Robin Sparkles con ‘Let’s Go to the Mall’ en Just Dance 4, ¡épico!). En esta ocasión, a canciones conocidas de Miley Cyrus, Lady Gaga, Rihanna o Katy Perry, se le unen otras más variopintas como el ‘Tetris’ de los Dancing Bros. (con una coreografía no menos graciosa), ‘La Macarena’ de Los del Río o ‘Ain’t No Mountain High Enough’ de Marvin Gaye y Tammi Terrell.

Puedes consultar el listado completo de canciones aquí.

Bailar, mejor acompañados

Just Dance 2015 multijugador Local

Ubisoft ha apostado por el juego multijugador tanto local como online. En local, las canciones con más de un bailarín y de dos son más frecuentes que en el pasado, y ya no se reducen a un puñado, pequeñito, de canciones de grupo. En la vertiente online, Just Dance 2015 presenta el modo World Dance Floor, a un clic del menú principal y con tiempos de carga ínfimos: encontrar una partida y unirse a una ‘”fiesta” es cuestión de un minuto. En ellas se forman grupos y se les asignan bailarines a cada jugador: los que mejor sigan el ritmo de los pictogramas que van desplazándose por la pantalla, van poniéndose por delante del resto en la clasificación en tiempo real.

Sin duda, después de desbloquear el trofeo “Forever Alone”, muchos buscarán resarcirse probando este modo online, pero cuidado que engancha. Porque si bailar es divertido, ganar lo es más.

Jugar al online es fácil… pero al multijugador local, para los que no tienen Kinect o PS Camera, puede suponer un inconveniente de medios. Si una de las características que más han potenciado es el juego social, lo lógico es que se den facilidades con los mandos, y así es.

Just Dance 2015: con qué quieres jugar

En la versión con la hemos tenido ocasión de saltar a la pista de baile, la de PlayStation 4, se puede elegir entre PS Move, PS Camera o nuestro smartphone. Se acaba la esclavitud de los periféricos, tiránicos a la hora de plantear una partida para tres, cuatro o más personas, con el teléfono (Android 4+, iOS 6+).

El juego online es fluido, tanto como una partida en local, sin embargo, sí hemos experimentado algunos tirones en local y online al utilizar PS Camera como periférico para captar nuestros movimientos. En muchas ocasiones coincide con el momento en que se unos graba para presentarnos en un pequeño remix con nuestros mejores movimientos al terminar la canción (que podremos compartir). Con PS Move no se ha repetido el problema.

El modo Just Sweat de Just Dance 2014 desaparece como tal en la versión de 2015 y con él las sesiones de Electro Body Combat, aerobic, etc. En su lugar, al final de la lista de canciones, junto al acceso a la tienda, encontramos las playlist: sesiones de 10, 20 o 40 minutos con canciones al azar o elegidas por nosotros, además del típico modo Shuffle non-stop, sin límite de tiempo. En estos modos podemos controlar las calorías que quemamos, como en Just Sweat.

Playlist Just Dance 2015

El sistema de recompensa por “Mojo” continúa vigente en esta entrega para desbloquear versiones de canciones, avatares, etc. Además, a través del Wall, podemos acceder a retos de Uplay, conseguir puntos y canjearlos por extras del juego o mojo.

Estéticamente sigue los cánones de la franquicia, aunque se apuesta por imágenes más realistas en algunas coreografías. Se ha vuelto a introducir el karaoke como medio para ganar más mojo en cada canción y tenemos disponible la posibilidad de eliminar los pictogramas que se muestran, para los más chulos.

Conclusiones

Just Dance 2015 menú principal

Just Dance 2015 irrumpe en la escena de la simulación de baile con un juego de clara inclinación social. Aunque se echa de menos esos entrenadores personales del Just Sweat del título anterior, la mejora notable en el online (más accesible, más competitivo) ofrecen algo con lo que olvidarnos de ello.

Es tan divertido como los anteriores, las coreografías están muy bien ejecutadas (algo en lo que ha sido sobresaliente desde el primer día) y quitando algún tironcito en la imagen, el juego es fluido, sin cargas.

En general, el juego no arriesga, y es fiel a la fórmula con la que lleva triunfado durante años (desde Just Dance en 2009), sin embargo, añadidos como los modos online, los remix de la comunidad o el karaoke en su momento, van ampliando la saga con pequeños detalles que van puliendo el concepto y que lo hacen juego a juego, igual pero mejor y más completo.

 

LO MEJOR

  • Su apuesta por el juego en grupo y la competitividad online
  • Juego tan fluido en local como en online

 

LO PEOR

  • Pocos riesgos, misma fórmula
  • Algunos tirones en la imagen (que trastorna el juego durante unos segundos)
  • ¿Cómo desactivo que me grabe y me lo muestre?

 

Rocío González en 31 | 10 | 2014