A estas alturas, Juego de Tronos se ha convertido en un éxito a nivel mundial, primero por sus novelas, escritas por George R.R. Martín desde 1996, y luego por su adaptación a la pequeña pantalla en forma de serie por parte de HBO. Mucha es la gente que ha vibrado con las intrigas que transcurren en los siete reinos, con unos personajes muy bien definidos que nos hacen ver desde su punto de vista como va transcurriendo la acción, dentro de una trama en la cual cada uno intenta luchar por sus intereses. Acción, intriga y fantasía son los ingredientes para una historia que atrapa a todo aquel que se acerca a la misma, por su buen hacer en cada uno de los detalles que se relatan.

EL JUEGO DE JUEGO DE TRONOS

Y bien, teniendo tantos buenos ingredientes y tan buena aceptación por parte del público en general, no podía faltar un videojuego que nos metiera de lleno en este fantástico mundo, ¿verdad? Pues aquí lo tenéis y aquí os desvelamos los detalles sobre el mismo. Ya en 2009, Cyanide firmó un acuerdo con George R.R. Martín para realizar videojuegos basándose en esta franquicia, siendo Juego de Tronos: Génesis el primero de la misma, tratado desde el punto de estrategia en tiempo real y no teniendo mucho éxito en su conjunto.

El videojuego de Juego de Tronos ha sido desarrollado contando con George R.R. Martín para la realización de su trama, consiguiendo de este modo crear una historia paralela a la acaecida en las novelas, para, de este modo, sorprendernos con un nuevo argumento rubricado por el autor de esta saga. Para empezar, el juego nos sitúa dentro de dos historias paralelas. Por un lado la de Mors Westford, veterano de la guardia de la noche, el cual fue antiguo guerrero y héroe de la rebelión de Robert Baratheon y por otro la de Alester Sarwyck, sacerdote del fuego que regresa a su ciudad natal tras la muerte de su padre en circunstancias extrañas.

UN PERSONAJE A NUESTRO GUSTO

Empezando la partida, la historia comenzará con Mors Westford, el cual reside en el Muro, una inmensa pared de hielo situada en una zona de los siete reinos en la cual siempre está nevado, con mucho frío sea verano o invierno, estación en la cual el frío ataca con mayor virulencia. Antes de comenzar a jugar, se nos dará la opción entre ser un caballero hacendado, caballero errante o magnar (señor), cada uno de los cuales con unas características diferenciadas en cuanto ataque y defensa se refiere.

Tras esta elección, accederemos a una pantalla, en la cual dispondremos de varios puntos para distribuir entre Fuerza, Agilidad, Suerte, Resistencia e Inteligencia, accediendo después a otra pantalla, en la cual dispondremos también de puntos para repartir en habilidades tácticas. Pasaremos después al reparto de puntos de habilidad, pudiendo adquirir una mayor experiencia en armas cortantes, armas contundentes, armas punzantes y armadura.

Finalmente, accederemos a una pantalla, en la cual deberemos elegir un máximo de tres puntos fuertes de nuestro personaje, tales como líder nato, chupasangre o superdotado entre otros, para luego equilibrar la balanza seleccionando nuestros puntos débiles, consiguiendo de este modo un personaje con unas cualidades especificas, acordes a nuestra selección. Una vez finalizada la creación de nuestro personaje, entraremos de lleno en la trama del juego.

NO ROMPAS EL JURAMENTO

La interfaz de juego nos muestra una vista en tercera persona de nuestro personaje, dándonos la opción de movernos guiados por un mini-mapa del que dispondremos en la parte superior derecha de la pantalla, donde podremos observar el lugar de nuestro objetivo principal y otras zonas donde realizar otras acciones como comprar objetos, armas y otros utensilios.

En la parte superior izquierda de la pantalla aparecerá la energía de nuestro personaje, así como la de nuestro acompañante o acompañantes. Tomando el rol de Mors, tendremos siempre la compañía de un cambiapieles, una especie de perro de presa, el cual podremos utilizar para que nos ayude en combates o bien tomar el control del mismo para buscar el rastro de algún enemigo y dar con el mismo.

game of thrones ps3

La mecánica del juego toma las bases de los juegos de rol, aunque se centra mucho más en la historia que en lo que realmente es la acción en sí, ya que todo se basa en ir hacia un punto concreto del mapa, seguir una escena cinemática como si estuviéramos visionando un capítulo de la serie y luego dirigirnos a otro nuevo objetivo del mapa y luchar con enemigos antes de llegar a una nueva escena cinemática.

Explicado así puede parecer lo normal en un juego de este tipo, pero es que realmente no se ha explotado el potencial que nos podría haber dado este mundo, limitando en gran medida nuestra movilidad, basada en una historia guiada de principio a fin.

JUEGO DE TRONOS-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis, historia y personajes.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y Apartado Gráfico.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Luis Martinez 26 | 07 | 2012