cabecera ion assault
El Bazar de Xbox Live no para de crecer y todas las semanas llegan a él nuevos títulos que buscan hacerse un hueco en el complicado mundo de la distribución digital. Evidentemente, estos títulos mejoran con el paso del tiempo y a día de hoy se pueden encontrar varios juegos que no tienen nada que envidiar a los que se venden en formato físico. Con todo, este tipo de títulos elaborados y complejos siguen siendo algunas excepciones, por lo que la mayoría de obras interactivas alojadas en Live son arcades o remakes de viejas glorias que intentan recuperar parte de su público perdido con un importante lavado de cara.

La propuesta que han presentado los chicos de Coreplay podría entrar en el segundo grupo, aunque salvando las distancias. Ion Assault es un típico “matamarcianos” con toques clásicos pero, a la vez, los suficientes alicientes como para conquistar a un determinado grupo de usuarios. Es un título que hemos visto en anteriores ocasiones con diferentes nombres, con algunas novedades incorporadas en el sistema de disparos para que los jugadores más clásicos y tradicionales encuentren alguna razón de peso para darle una oportunidad.

Ion Assault no es un título especialmente llamativo y seguramente haya pasado inadvertido para la gran masa de suscriptores que tiene Xbox Live. Con todo, es el título ideal para aquellos jugadores que buscan revivir tiempos pasados en los salones recreativos, donde la paga semanal se esfumaba tras unas horas de juego con los amigotes. Pero, mejor analizamos Ion Assault paso por paso para entenderlo mejor.

ATRACTIVO APARTADO VISUAL

Sin duda alguna, el punto fuerte del título desarrollado por Coreplay es su apartado visual. Sin ser ninguna maravilla técnica, tiene algunos detalles que hacen de su apariencia un elemento atractivo y, como decimos, bastante destacable. Sus creadores han optado por una vista clásica de juego “matamarcianos”, con un plano cenital del espacio donde vamos a combatir, con nuestra nave moviéndose en círculos y disparando a todo objeto o ente enemigo que se ponga por delante.
ion assault xbox 360 ion assault xbox live
Lo curioso de Ion Assault es que no utilizaremos munición propiamente dicha, si no que tendremos que ir recogiendo las partículas espaciales que pueblan la galaxia para cargar nuestras armas. Esta acción creará unos efectos lumínicos muy interesantes, donde se aprecia el trabajado realizado para crear una ambientación original y atrayente. Veremos como el espacio se mueve a nuestro alrededor, mientras las naves enemigas vienen a por nosotros.

Los efectos lumínicos y artificiales crearán en más de una ocasión coloridos destellos, convirtiendo nuestra pantalla en un mar de partículas anaranjadas digno de admiración. El punto negativo de tal despliegue visual viene dado por las otras características del juego, que no alcanzan el nivel presentado aquí.

JUGABILIDAD Y CONTROL

Dejando de lado el apartado visual, lo primero que llama la atención del título es la jugabilidad y maniobrabilidad de la nave. A diferencia de un gran porcentaje de juegos de disparos en Xbox 360, en Ion Assault utilizaremos el botón LT para abrir fuego, por lo que nos llevará algunos minutos hacernos con el control total de la nave. Como ya hemos dicho anteriormente, para disparar tendremos que cargar nuestras armas con los iones del espacio, por lo que deberemos dejar pulsado el citado botón para soltarlo cada vez que queramos enfrentarnos a algún objeto o enemigo.

Moveremos nuestra nave por el delimitado espacio de cada escenario mientras realizamos a la vez movimientos circulares para apuntar nuestros cañones allí donde lo deseemos. Al principio, sobre todo para los inexpertos en estas áreas, resultará un verdadero caos desplazarse y disparar pero, como todo, con el paso del tiempo iremos cogiendo práctica y resolviendo los diferentes desafíos del título sin demasiados problemas.
ion assault trailer ion assault video
Nuestro objetivo principal en cada pantalla será eliminar todos los asteroides esparcidos en el espacio, sin importar cuantas naves alienígenas dificultan nuestra labor o lo infatigable de su persecución. Una vez destruidas las rocas galácticas deberemos volar hasta un punto que nos trasladará al siguiente nivel, no siendo necesario acabar con todas las naves enemigas.

CAMPAÑA DE CORTA DURACIÓN

Uno de los aspectos más negativos de Ion Assault es la escasa duración de la “historia principal” del modo campaña. Los jugadores más experimentados no tendrán problema en superar los diferentes escenarios en más de tres horas, mientras que los usuarios inexpertos posiblemente necesiten de unas cuatro o cinco.

El título está dividido en cuatro fases principales, dentro de las cuales encontramos cinco misiones diferentes, con sus jefes finales correspondientes en el último escenario. En total tenemos 20 pantallas que superar, algunas de las cuales nos exigirán al máximo de nuestras posibilidades, mientras que otras resultarán mucho más sencillas y llevaderas.

El gran aliciente para aquellos que busquen alargar la vida del título se encuentra en los 12 logros que contiene el juego. Algunos de ellos suponen retos de gran nivel, sólo asequibles para cazadores de logros y amantes del género “matamarcianos”. El resto de jugadores encontrarán bastante corto en cuanto a duración el conjunto del juego.

MULTIJUGADOR Y BATALLA

analisis ion assault
Por suerte, no sólo del modo campaña vive Ion Assault. El título trae además dos interesantes modos multijugador, que pueden disfrutarse en la misma consola o a distancia gracias a las ventajas de Xbox Live. Gracias a estos dos modos el juego alarga su vida y ofrece la posibilidad de pasar un rato divertido con los amigos, lo que siempre es de agradecer.

La primera opción nos permite jugar la campaña principal acompañados por hasta tres usuarios más, lo que hace mucho más ameno e interesante el juego. Como sucede en estos casos, la diversión se multiplica cuando vamos destrozando naves y enemigos acompañados, en lo que puede llegar a convertirse en locura si atendemos a la cantidad de disparos y efectos lumínicos que vamos a generar en pantalla.

Por otra parte tenemos el modo batalla, en el que hasta cuatro jugadores deberán enfrentarse unos a otros teniendo una clara premisa: defender la nave nodriza. Deberemos infligir daños en las naves rivales y destrozar su centro de operaciones. La gran diferencia con respeto al modo principal viene a la hora de efectuar los disparos. Aquí no tendremos que preocuparnos por absorber iones y luego lanzarlos contra nuestros enemigos. Simplemente abriremos fuego buscando hacer el mayor daño posible.

La única pega de este modo batalla es que no resulta tan interesante como la campaña en cooperativo, por lo que posiblemente no se le termine dedicando tantas horas de juego. Sea como fuere, Coreplay ha sido lo suficientemente lista como para no dejar huérfano de multijugador a un título que, de otra forma, hubiera terminado siendo bastante aburrido. La opción multijugador es, junto con el apartado visual, el otro gran aliciente de Ion Assault.

PRECIO Y SONIDO

Por suerte, el título tiene un precio muy asequible e interesante para los amantes de los juegos arcade: 800 Puntos Microsoft –unos 10 euros–. El coste resulta bastante aceptable teniendo en cuenta las horas de juego que ofrece y el tipo de título que es. No es ningún alarde técnico, por lo que un mayor precio final hubiera frenado a muchos posibles compradores.
ion assault gameplay ion assault arcade
Respecto al apartado sonoro de Ion Assault destacamos las melodías electrónicas típicas de este género, en lo que resulta un acompañamiento musical decente y siempre de agradecer. Los efectos sonoros también terminan siendo aprobados, aunque en ningún momento llegan a la espectacularidad del apartado visual. Además el juego esta traducido al español –aunque las voces se encuentran en inglés–, por lo que no perderemos detalle de las instrucciones.

CONCLUSIÓN

Ion Assault gustará a todos los amantes del género “matamarcianos”. Su particular apartado visual bien podría valerle una oportunidad en el saturado mercado de Xbox Live Arcade. Su precio y las opciones multijugador podrían terminar animando a bastantes usuarios, que sin duda quedarían encantados con la propuesta. Su duración, como hemos comentado, es bastante limitada, aunque gracias a las opciones cooperativas alargaremos la vida jugable del título, especialmente si contamos con una buena lista de amigos y contactos en nuestra cuenta de Xbox.

La gran dificultad y el principal escollo que debe salvar Ion Assault es encontrar un hueco en el Bazar de Live, algo que parece estar restringido a juegos con más nombre y publicidad. Quizás no sea el mejor título disponible, pero como ya hemos dicho, si sois fans de los “matamarcianos” de toda la vida, el título de Coreplay es vuestra mejor opción. Una opción muy válida para los incondicionales de los juegos clásicos con sabor actual.

LO MEJOR

– Precio asequible.
– Multijugador divertido.
– Apartado visual original y atractivo.

LO PEOR

– Corta duración.
– Hacerse con el control de la nave.
– Que deba luchar con los grandes de Xbox Live Arcade.

Antonio López 03 | 11 | 2009