Tras el incidente en Empire City y varios cómics de la prestigiosa editorial norteamericana DC -nada de sensiblerías tipo Spidey, aquí sólo entran los superhéroes duros como Lobo, Batman o Cole McGrath, protagonista del juego- La Bestia se ha desatado arrasando con todo lo que se interpone en su camino, pero puede que la única oportunidad para detenerla se encuentre en New Marais, una ciudad sureña a tres mil kilómetros de distancia que pondrá a prueba los poderes y la moral de Cole, en medio de un clima tórrido, neblinosos pantanos y una milicia paramilitar dispuesta a tocarle las narices a todo ser humano susceptible de ser un catalizador de energía.

Así da comienzo la segunda iteración de Sucker Punch Productions y su idea del género de mundo abierto o ‘sandbox’, integrando su propia esencia en las bases establecidas, estrujando un poco más la circuitería de Playstation 3, y proponiendo una aventura fresca, visualmente notable y con un alto componente rejugable, esto último en gran parte gracias a la comunidad de jugadores. Procedemos por tanto, a analizar otro de los numerosos exclusivos de calidad que la sobremesa de Sony lleva recibiendo de forma constante durante todo el año.

¿QUÉ TAL TU KARMA?

Dicen las religiones cuya fe se basa en la reencarnación, que en función de tus actos en vidas anteriores serás mejor o peor en la próxima existencia. Earl J. Hickey en cambio, demostró en su desvergonzada comedia televisiva que el karma puede afectar en tiempo real al comportamiento de uno. Más cerca de ‘Me llamo Earl’ que del hinduismo se encuentra InFAMOUS 2, donde nuestros actos producirán diferentes efectos y consecuencias tales como el comportamiento de los ciudadanos, algo bastante secundario todo hay que decirlo, como de la adquisición de nuevos poderes que, en cada extremo del bien y del mal, resultan tan diferenciados como devastadores.

Nada más superar la introducción jugable y llegar a New Marais, tendremos opción de optar por convertirnos en un auténtico héroe o en vil canalla, siendo muy recomendable desarrollar las dos morales en sendas partidas, pues cambiar de una a otra puede requerir de demasiado esfuerzo por parte del jugador y acabar en la mediocridad de no desatar los máximos poderes del electrizante protagonista. Así pues, dispondremos gracias a nuestras elecciones de misiones exclusivas en función del karma, aunque la mayor parte de ellas serán comunes dejando un tanto coja la potencialidad del título en este aspecto. Sin duda es un paso adelante respecto al primer InFAMOUS, pero quizás algo más de diferenciación se hubiese agradecido.

Contribuyendo a crear una atmósfera consecuente con nuestras acciones, las buenas gentes sureñas huirán de nosotros si somos malos -o si nos trasladamos a otra parte de la ciudad creerán los pobres infelices que pueden vencernos a golpes-, la policía intentará abatirnos a tiros sin dilación, y en cambio se desharán en halagos cuanto más benévolos seamos, llegando incluso a sacarnos fotos o pedirnos perdón cuando arramplemos con ellos en nuestros rápidos trayectos. El karma se personifica durante la aventura en Nix y Kuo, dos mozas de buen ver que representarán cada tendencia, aunque a veces las apariencias engañen.

PASEANDO POR LA CIUDAD

Varios son los puntos a destacar en cuanto al apartado gráfico de InFAMOUS 2, comenzando por una introducción en la que nos enfrentamos a La Bestia, y que pone de manifiesto el colosal trabajo de Sucker Punch tras modificar sensiblemente su motor gráfico, pues asistimos atónitos a un festival de iluminación, humo, partículas por doquier y explosiones en cantidades industriales, junto a unos modelados sobresalientes y máximo detalle en el texturizado. Con entornos parcialmente destructibles, no serán pocas las ocasiones en el juego donde arrasemos con terrazas de madera provocando un caos en forma de millones de astillas y humo.

Una vez llegados a New Marais, comprobaremos cómo ha conseguido el estudio afincado en Washington semejante detalle, que para bien o para mal, pierde en las distancias largas reduciendo el margen de visionado y descuidando algunos aspectos como los modelados de los transeúntes, a los que se les ha dedicado mucho menos esmero que a los protagonistas, produciendo un extraño contraste. Por suerte estas limitaciones más allá de las medias distancias se solucionan gracias a un encomiable apartado artístico, dotando a la iluminación natural de un variado cromatismo que se funde en el horizonte con hipnóticos tonos pastel. New Marais también pierde en verticalidad con Empire City, y apenas serán tres los edificios donde realmente disfrutemos de auténticas vistas de pájaro.

Tampoco existen ciclos de día y noche dinámicos, aquí todo va en función de las exigencias del guión, lo que quiere decir que si nos dedicamos a realizar misiones secundarias en plena noche, seguirá así mientras no avancemos en la historia principal. Podríamos decir que los puntos negativos a nivel técnico son los menos y bastante circunstanciales, pues cuando tenemos delante una calle sembrada de enemigos, coches detenidos y demás objetos susceptibles de desprenderse, podemos lanzar un tornado iónico con el que simplemente alucinar al ver cómo sale todo por los aires en perfecta armonía con una física realista, es realmente bruto lo que llega a mover simultáneamente InFAMOUS 2 sin apenas ralentizaciones.

INFAMOUS 2-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción y apartado técnico.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y Editor de Níveles.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

José Luis Fernández 20 | 06 | 2011