Los chicos de Bossas Studios, aquellos que nos trajeron Surgeon simulator, nos presentan un nuevo y peculiar simulador, un simulador de pan. Sí, vamos a meternos en la miga de una rebanada de pan de molde para vivir aventuras dentro de una casa, con el objetivo de convertirnos en tostada, sea como sea.

La historia del juego nos habla del propietario de la casa, el cual tiene problemas psicológicos y acude diariamente a su consulta, momento que aprovecharemos para hacer de las nuestras, lo cual, tal y como se muestra en los partes diarios que podremos leer, irá afectando en gran medida al propietario, llegando a creer en el centro al que acude, que su enfermedad se está acrecentando

Una casa con muchas posibilidades

En cada nivel apareceremos dentro de una estancia de la casa, con el objetivo de tostar nuestra rebanada con cualquier objeto que pueda ayudarnos a dicho fin. Nos separaremos del pan de molde y deberemos abrirnos paso hasta nuestro objetivo, intentando no tocar el suelo ni ninguna cosa que nos quite el aspecto apetecible con el que partimos.

http://imag.juegosdb.com/blog/images/2014/50/1.jpg

Llaman la atención desde un primer momento los controles, ya que contaremos con una tecla para manejar cada una de las esquinas de la rebanada, combinándolas con los cursores para avanzar en una u otra dirección, pudiendo hacer uso de varias esquinas simultáneamente para realizar movimientos más precisos. En un principio cuesta un poco hacerse con el control, ya que este se basa en los impulsos que vayamos dando, haciendo que caigamos al suelo o a algún lugar indeseado, bajando la energía de nuestra rebanada, representada en la suciedad que acumulamos al tocar superficies indeseables.

Un pan con una misión especial

Podremos movernos reptando por cualquier superficie o bien levantándonos con las esquinas del pan y dando vueltas. Aparte, al acercarnos a objetos, paredes o estantes, nos podremos enganchar a los mismos para ir subiendo y acceder así a otras zonas, o bien balancearnos en él mientras estamos enganchados en un punto para soltarnos y llegar a otro lugar. Estas acciones la deberemos realizar rápidamente, ya que nuestra adherencia irá disminuyendo, llegando a soltarnos si llega a su final.

Para llegar a nuestro objetivo tendremos total libertad de imaginación, ya que todos los objetos que se encuentran en la estancia pueden ser movidos o rotos por nuestra rebanada, dándole el impulso correcto. Así, podremos por ejemplo, engancharnos a una cacerola y hacerla caer al suelo con nosotros dentro, protegiéndonos del mismo e intentando avanzar un poco más, o bien tumbar una silla para que nos haga de puente entre una zona u otra, etc.

http://imag.juegosdb.com/blog/images/2014/50/2.jpg

En el primer nivel del juego apareceremos en la cocina, pudiendo ver al fondo una tostadora. Al alcanzarla y conseguir meter nuestra rebanada por alguna de sus ranuras, acabaremos tostándola y finalizando el nivel. Pero en las siguientes pantallas deberemos de ingeniárnoslas para terminar tostados, bien con un secador, una plancha para el pelo, etc. La cuestión será coger ese tono dorado que tanto ansiamos.

Mucho pique

El objetivo del juego es terminar cada uno de los niveles en el menor tiempo posible, con el mejor tostado posible y con la menor suciedad en nuestra tostada. Esto hace que al coger un poco la práctica para movernos, vayamos picándonos un poco más, llegando a ser un juego bastante adictivo si no tiramos antes la toalla.

Los gráficos están bien realizados, dando realismo a lo que se nos quiere ofrecer en el juego. Las diferentes estancias que visitaremos gozan de buenos detalles, creando el ambiente propicio según donde nos encontremos. Una rebanada de pan con unos rasgos bien definidos, la cual transmite sus emociones como toda rebanada que se precie. Los efectos de sonido cumplen su cometido y la música se deja escuchar, aunque a veces no nos daremos cuenta de que la tenemos de fondo.

http://imag.juegosdb.com/blog/images/2014/50/3.jpg

Conclusión

Estamos ante un juego atrevido, diferente y, aunque no lo parezca, divertido, ya que su originalidad hace que olvidemos su aspecto surrealista y nos pongamos a trazar planes para conseguir llegar a ser una buena tostada. Si tenéis ganas de probar algo diferente y económico, no dudéis en echarle un ojo a este juego, os ofrecerá bastante miga.

Lo mejor:

  • Su originalidad.
  • Es adictivo si se le da tiempo.
  • Un juego económico con el que pasar un buen rato.

Lo peor:

  • Si no tienes paciencia.
  • No es un juego que vaya a pasar a la historia.
Luis Martinez 10 | 12 | 2014