¿Qué pasaría si el mundo que hoy conocemos sucumbiese ante el yugo opresor del régimen estalinista de Corea del Norte? Esa es la interesante propuesta que nos deja encima de la mesa THQ con Homefront, un shooter en primera persona que ha levantado una grandísima expectación, gracias en parte a su visión apocalíptica de un hipotético futuro no muy lejano, y a que se ha servido convenientemente de las exitosas fórmulas de títulos que han dejado huella en millones de jugadores, creando un cóctel más que apetecible para la gran mayoría de adoradores del género FPS.

UNA INMERSIVA TRAMA

Nos encontramos en el 2027, hace aproximadamente dos años EEUU ha sido atacada por el Ejército Popular Coreano (EPC), un régimen estalinista liderado por Kim Jong Un, hijo del actual líder de Corea Kim Jong Il, el eterno presidente de la República Popular de Corea. Una dictadura que ha logrado hacerse con el control de gran parte de Asia (Corea, Indonesia, Flilipinas, Tailandia, Malasia, Camboya, Vietnam y parte de Japón) gracias a factores estratégicos determinantes como la actual crisis mundial o la intimidación a países sin tanta capacidad militar como Japón, beneficiándose así de la situación a la hora de invadir otros países y reclutar soldados gracias a manutenciones por parte del ejército en época de hambruna. El único objetivo del régimen es sencillo, reclutar el máximo número posible de ciudadanos, y con ellos dominar el mundo.
homefront gameplayhomefront ps3
El juego nos mete en la piel del piloto Robert Jacobs, el cual es forzado a ir a los campos de trabajo, donde corea ‘reeduca’ y utiliza a los americanos para después deshacerse de ellos, por suerte, justo en el momento en que somos trasladados, la resistencia sabotea la operación para sacarte de allí y convencerte para que les ayudes en su causa. Lamentablemente, una vez que alguien se mancha las manos con sangre Coreana, no hay vuelta atrás, y tú acabas de hacerlo. Bajo éste elaborado contexto se desarrolla la trama de Homefront, sin duda una de las más trabajadas, coherentes y completas de cuantas podemos encontrar en el sector hoy en día. Nótese que el recurso de mostrarlo todo en primera persona, acentúa la humanidad de Jacobs y empatiza rápidamente con el jugador, mostrando a alguien al que las circunstancias le obligan a sobrevivir lejos de resultar un héroe.

LA ESTÉTICA DE LA GUERRA

El apartado artístico y gráfico del juego es el encargado de plasmar la fabulosa historia de Homefront con un resultado más que notable. Gráficamente el juego posee meritorias cualidades, mostrando un nivel de detalle bastante alto en todos los personajes que aparecen en pantalla (que no son pocos) gracias a unas trabajadas texturas y unos efectos de iluminación que le otorgan cierto grado de fotorrealismo. El diseño del armamento también resulta grandioso y las animaciones mantienen perfectamente el tipo. Por el contrario podemos notar en ocasiones que la extensión de algunos escenarios le juega una mala pasada, debido a que algunas de las explosiones y otros efectos que acontecerán a cierta distancia de nosotros en determinadas situaciones se verán con bastante menos calidad que el resto del conjunto, llegando en ocasiones a destacar en exceso .

Uno de los motivos principales por los que Homefront consigue un elevado nivel de implicación e inmersión por parte del jugador es sin duda el apartado sonoro, el cual está compuesto por un muy buen doblaje, que unido al impresionante guión y los efectos especiales con los que cuenta la obra, hacen que resulte todo un placer participar de forma activa en el desarrollo del título. Se nos antoja imprescindible un buen equipo 5.1 para que la ruja en todo su esplendor. Por el contrario el título posee una banda sonora decente, aunque se antoja algo floja con respecto al resto del conjunto, lo que la hace aparecer únicamente en un mero segundo plano, restando algo de emotividad al acabado del juego y dejando la sensación de que una banda sonora un poco más trabajada habría conseguido que la historia que narra Homefront se nos quedase grabada a fuego en la memoria.

FRENETISMO JUGABLE

En cuanto al apartado jugable, podemos diferenciar claramente dos vertientes totalmente diferentes, el modo campaña y los modos multijugador, aunque en esta ocasión nos centraremos únicamente en la campaña. Homefront es una apuesta en firme por la jugabilidad tradicional de los shooters en primera persona, alejándose de fórmulas más extravagantes, aunque también exitosas como el reciente Bulletstorm, pero sin perder de vista los principales rasgos que consiguen convertir un juego en una experiencia que el jugador recuerde.

Desde un primer momento, los integrantes de Kaos Studios han tenido claros cuáles son los referentes del género actualmente y han sabido extraer correctamente las claves del éxito de sagas tan emblemáticas como Half-Life o Call of Duty, tanto en términos jugables, como narrativos, para adaptarlas justo a sus necesidades con un acabado realmente bueno, aunque eso sí, sabiendo diferenciarse claramente de cada una, creando así un estilo propio muy acertado. Lamentablemente la campaña principal se nos antojará un poco corta debido a que su duración no pasará en ninguno de los casos de las 6 horas, y la intensidad y calidad de la misma nos harán quedarnos con ganas de más, y es que la variedad de situaciones y localizaciones es tal, que cuando acaba la sensación de éxtasis conseguida sólo nos hace reclamar más horas de diversión.
homefront video

HOMEFRONT-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Historia principal y gráficos.

PÁGINA 2 – Multijugador.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Juanjo_Dante 14 | 03 | 2011